PRINCIPALES NECESIDADES BÁSICAS DE LOS NIÑOS

¿Cuáles son la necesidades básicas de los niños? Esta es una de las preguntas que muchos padres se cuestionan. En este artículo te hablaremos sobre cuáles son las necesidades básicas de los niños las cuales son fundamentales para el correcto crecimiento y desarrollo, además le permitirán adaptar habilidades intelectuales, sociales y emocionales.

Necesidades básicas de los niños

 

Necesidades básicas

Existe una serie de necesidades fundamentales que garantizan nuestra correcta supervivencia. Estas no suelen varias por ambientes distintos, pero si cambia la manera en la que son satisfechas. Las necesidades fundamentales se pueden clasificar según su prioridad e importancia, estas son:

Necesidades primarias

Estas representan las necesidades esenciales. Cuando la persona satisface estas necesidades se está garantizando una correcta supervivencia. Entre ellas están la alimentación, el sueño, la respiración, entre otros. Estas forman parte del mantenimiento del organismo y su correcto funcionamiento.

Necesidades Secundarias

Estas necesidades no son tan esenciales como las primarias, pero contribuyen al bienestar de la persona. Estas pueden ser materiales, y pueden variar según los intereses e las personas. Están no son necesarias para nuestra supervivencia, pro pueden proporcionar cierta estimulación o motivación.

 

¿Cuáles son las necesidades básicas de los niños?

Para garantizar un correcto y sano crecimiento de los niños, se deben satisfacer ciertas necesidades que van a garantizar su supervivencia y bienestar. Durante la niñez se necesitan satisfacer las necesidades fundamentales para el desarrollo mental, físico y emocional de los niños, entre estas tenemos:

Un hogar

Debe existir un ambiente en el que el niño se sienta cómodo, seguro, tranquilo, se sienta valorado, amado, comprendido y en total confianza a lo largo de su crecimiento y desarrollo.

Afecto

Es importante que a lo largo del crecimiento de los niños, los padres expresen lo mucho que los aman, desde el momento de la concepción hasta la adultez y más allá. Demostrar ese amor que les tienen, lo orgullosos que están de ellos y lo mucho que significan en su vida.

Esto va a favorecer en una autoestima sana y fuerte, y va a permitir que el niño desarrolle pensamientos positivos y además se sentirá valorado por su familia.

Es de vital importante que los niños se sientan queridos, protegido y aceptados de manera constante. Una de las características que define a los humanos es que somos emocionales y muy sentimentales.

¿Por qué esta importante? Al no sentirnos amados ni valorados en nuestra familia, cuando crecemos no podemos experimentar emociones y sentimientos que no conocemos o que nunca fueron experimentados. Cuando el niño crece siendo amado, valorado y respetado por sus padres, será un adulto capaz de amar, valorar y respetar a otro.

Desarrollo Emocional

Desde pequeños los niños necesitan identificar y manejar correctamente sus emociones, esto se logra con ayuda de los padres. Esto va a favorecer en su desarrollo a futuro, ya que mantener las emociones controladas es una base imprescindible para ello. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el desarrollo emocional de los niños y sus etapas.

Esta característica predomina en la niñez y adolescencia, gracias a las emociones y sentimientos los niños aprenden el razonamiento y la resolución de conflictos, por lo que, la necesidad de afecto es una de las necesidades básicas de los niños.

Tiempo de calidad y en cantidad

Los niños requieren de mucho tiempo de atención por parte de los padres, no solo basta con unos simples minutos. Esta debe ser una dedicación de total calidad, en la que compartan juegos, tareas, responsabilidades, intereses, entre otros. Actualmente los padres, tanto la madre como el padre trabajan durante largos periodos para sustentar económica a la familia y es muy común que los niños no pasen muchas horas al día con la compañía de sus padres.

Por ello es de vital importancia que durante los momentos que estén los padres en casa sea aprovechado al máximo para poder suplir ese tiempo de ausencia que puede afectar a los niños a corto, medio o largo plazo. Los padres deben cerciorarse que este tiempo sea de calidad para así poder satisfacer esta necesidad.

Protección

La seguridad es la base fundamental para crear y fortalecer el apego seguro con los hijos. Esta necesidad se satisface cuando el niño siente temor, miedo, tristeza, rabia, entre otras emociones.

Es importante que los padres hagan sentir a sus hijos seguridad cuando experimentan emociones o sentimientos desagradables o negativos que aún no sabe cómo manejar y controlar.

Todos los niños ven a sus padres como grandes héroes, por eso al sentirse vulnerables acuden inmediatamente a ellos para encontrar resguardo y sentirse protegidos. Psicológicamente, los niños ven la figura materna como la confianza y a la figura paterna como la guardia.

Al fomentar en los hijos los valores de la confianza, al llegar a la adolescencia y se enfrenten a un conflicto o les toque pasar por  un mal momento acudiran al mejor lugar para encontrar la protección y la confianza que necesitan.

Paternidad y maternidad responsable

Al ejercer la paternidad y la maternidad se debe tener como objetivo una crianza óptima para garantizar el buen desarrollo de su hijo. Se necesita de mucha responsabilidad y así favorecer el futuro del niño. Para saber más del tema, te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre la maternidad responsable.

Implementar límites

Es importante que durante la paternidad los padres establezcan ciertos límites y normas. Esto ayudará a los niños a saber hasta dónde pueden llegar con su conducta y comportamiento y cuáles son sus límites de seguridad.

Autonomía

Durante la niñez es importante que los niños se sientan protegidos por sus padres. Esta seguridad y protección debe favorecer o estimular la autonomía. La autonomía se basa en, la libertad que tiene el niño en explorar nuevas cosas y expresarse a su manera. Esto aumenta sus ganas por aprender lo cual favorece a su crecimiento y desarrollo.

Pertenencia

A lo largo del crecimiento del niño, es importante que este se sienta parte de su familia. Cuando existe el rechazo en la familia, se pueden producir ciertas situaciones negativas, como una baja autoestima, sentimientos de culpa, y estos pueden afectar en el desarrollo social y académico del niño

Llegando a producir un bajo rendimiento académico, el aislamiento social, entre otros. Te invito a leer nuestro artículo que habla sobre el bajo rendimiento escolar.

Capacidad reflexiva

Es importante que el niño desarrolle la capacidad para reflexionar. Que el niño pueda pensar de manera individual lo que le está pasando, cómo se siente, piensa sobre sus emociones y cómo expresarlas o manejarlas, y esto se puede lograr con la ayuda de los padres.

Identidad

A medida que el niño crece, durante los primero años los niños comienzan a diferenciarse de otro. Esto le va a permitir valorarse y respetarse así mismo. Es importante resaltar que, cuando los niños alcanzan la edad acordada según las autoridades del país para sacar la cédula o tarjeta de identidad, o algún otro documento legal que certifique su persona, ayudará a fortalecer el autoestima y seguridad del niño haciéndolo sentir único e importante.

Actividad física y recreación

Desde muy pequeños es importante que los niños tengan su tiempo y espacio para realizar alguna actividad física y recreativa, en la que puedan experimentar cosas nuevas. El tiempo de ocio cumple un papel fundamental en el desarrollo de los niños, ya que puede aumentar o fortalecer conocimiento, la creatividad, la imaginación, entre otros.  Puedes visitar nuestro artículo dedicado a los mejores juegos recreativos para niños.

Durante la niñez, los padres deben evitar la vida sedentaria en los niños, se deben implementar actividades o juegos en las que el niño se divierta y desarrolle la capacidad para relacionarse con otras personas. Ambas necesidades, forman parte de una salud mental fuerte y saludable.

Seres individuales

Cuando comienza la educación de los niños, es importante que los padres la lleven a cabo viendo a su hijo como un ser individual, único entre los demás niños. Su carácter, temperamento, gustos, intereses y personalidad, deben ser respetados, si esto no ocurre, el niño desarrolla problemas en el aprendizaje y conductas conflictivas.

También, los padres deben evitar la comparación de sus hijos con otros, los niños tienen características diferentes que los hacen seres únicos, y es esencial que sus padres lo acepte tal y como son.

Necesidades básicas de los niños de 0 a 6 años

A partir del nacimiento hasta los 6 años de edad, los niños son los guías de su desarrollo y aprendizaje motor e intelectual. Las actividades realizadas forman parte de su interés personal, su creatividad, espontaneidad e imaginación.

Colocando en práctica la curiosidad lo que facilita el aprendizaje motor e intelectual. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el desarrollo motor de los niños.

Durante estos primero años de vida, las necesidades fundamentales de todo niño giran en torno contacto físico y emocional con su madre, padre o ambos. Entre ellos destacan los abrazos, el tiempo dedicado, el contacto, el respeto, el apoyo, la comunicación, la comprensión, entre otros. Esta necesidad debe satisfacerse de manera continua.

Cuando los padres no son capaces de satisfacer esta necesidad, comienza la frustración, sentimientos de culpa, baja autoestima, inseguridad cuando ya el niño se vuelve adulto, entonces esto puede indicar que los padres no vivieron esa experiencia del contacto físico y apoyo emocional durante su niñez.

Por lo que es muy complicado que los padres den lo que nunca recibieron. Todo esto va a depender del estilo de vida que el padre decida tomar, puede continuar con lo vivido o cambiarlo. Entre las necesidades básicas de los niños de 0 a 6 años de edad, tenemos:

Cuidado

Los niños necesitan de atención constante, esto les va a garantizar bienestar y los hará sentir confortables en su familia. Aquí también se incluyen las necesidades de alimentos, de sueño, de higiene y otras necesidades básicas más.

Físicas

Durante los primeros años de vida comienzan a desarrollarse la motricidad fina y gruesa, por lo que necesitaran de libertad para su recreación. Desarrollaran la necesidad de correr, saltar, moverse al aire libre, manipular objetos, entre otros. Puedes visitar el siguiente artículo que habla sobre la motricidad fina y gruesa.

Socialización

Es importante que los niños interactúen con otros niños de su misma edad, esto va a favorecer en su desarrollo escolar y social, desarrollando su identidad, su imagen, y se llevan a cabo las primeras amistades.

Es esencial que los niños formen parte de un centro educativo, no solo por la educación,  esta puede promoverse desde casa, sino por la habilidad que desarrollan los niños de socializar con otros, compartir y poder desarrollar emociones como la empatía y el respeto hacia los demás.

Sueño y descanso

Cubrir esta necesidad es muy importante, ya que el sueño y el descanso son los responsables de recuperar la energía perdida durante el día, y además, participa en el desarrollo de los distintos sistemas que conforman al organismo.

Este no debe ser interrumpido ya que, el sistema neurológico tiene la capacidad de informarle al cuerpo cuando está listo para el despertar. Para algunos niños esto suele ser un poco complicado por la cantidad de energía que tienen.

Esto se puede lograr a través de rutinas que resulten interesantes para el niño, como ducharse, leer un cuento y  a dormir. Se debe crear un ambiente tranquilo y relajado que contribuya al sueño.

Está necesidad muchas veces no se satisface debido a la maduración temprana. Muchos niños se ven obligados por sus padres desde muy pequeños a realizar y cumplir con grandes cargas y responsabilidades que no pertenecen a su etapa de la niñez y no les corresponde en lo absoluto.

Higiene

En los primeros años los niños mantener una buena higiene es fundamental. No solo en el niño, sino que también en el entorno donde se desarrolle. Una buena higiene favorece en muchos aspectos la vida del niño, como el ducharse facilita la conciliación del sueño, el cambio del pañal favorece a su comodidad, entre otros.

A medida que se realizan las actividades que garantizan una buena higiene, el niño las va a adaptando y las pone en práctica por su cuenta a medida que crece. Cuando esto comienza a ocurrir los padres deben recordar que cada niño tiene un ritmo de aprendizaje único y distinto al resto. Lo más importante es motivar y enseñar al niño cómo hacerlo mejor.

Necesidades básicas de los niños de 6 a 12 años

A partir de los 6 años hasta los 12 años de edad, comienza la etapa escolar en los niños. Durante esta etapa el crecimiento y desarrollo físico, mental y social continúa avanzando. A partir de aquí, los niños requieren de ciertas necesidades, las cuales deben ser satisfechas para lograr el bienestar de los niños.

 

 

Libertad

A medida que los niños crecen desarrollan curiosidad por su entorno, esto los motiva a aprender desde su perspectiva y a su ritmo. Cuando los padres ofrecen libertad en el aprendizaje, se está contribuyente enormemente el desarrollo del niño, ya que este realiza distintas actividades a su manera.

Autenticidad

Existen múltiples tipos de aprendizaje, al igual que múltiples personalidades, cada niño nace con ciertas características únicas que lo definen. A medida que crece, descubre distintas formas o medios que facilitan su aprendizaje, estas pueden ser a través de los sentidos, y producen una sensación de satisfacción en el niño.

Respeto

Al igual que los adultos, a todos los niños les gusta exista respeto hacia su autonomía e identidad. Cuando se toma en cuenta al niño, este se siente valorado y continúa desarrollando pensamientos positivos sobre sí mismo.

Empatía

Cuando el niño desarrolla empatía, tienen la capacidad y habilidad para entender a otras personas. Esto, es importante para garantizar una sociedad saludable. Se vuelven niños solidarios, que respetan y ayudan a otras personas, y es lo que nos caracteriza como personas.

Sentirse importante

Esta es una necesidad muy importante. Si el niño crece sintiéndose poco valorado por sus padres, cuando sea un adulto le resultara imposible convivir consigo mismo, ya que ha desarrollado pensamientos negativos sobre sí mismo, recordando continuamente el poco valor que tiene.

Es muy sencillo hacer que un niño se sienta importante, este se puede lograr con pequeñas acciones que resultan ser muy significativas para él, como colaborar con algunas tareas en el hogar, respetando sus opiniones e ideas, dejar que el niño se exprese por sí mismo, entre otras.

 

Es importante que al momento de satisfacer esta necesidad, no estemos desarrollando el síndrome del emperador en los niños. Este síndrome consiste en el intercambio de roles entre los padres y los hijos, en el cual los hijos terminan por dominar a los padres, pudiendo llegar a casos extremos de agredirlos físicamente.

Los niños con este síndrome se caracterizan por ser agresivos, sin empatía y manipuladores. Desde el primer momento en el que los padres ceden o permiten el mando del niño, este puede convertirse fácilmente en un tirano o un emperador.

Estas actitudes por lo general no suelen ser corregida, ya que pueden parecer inofensivas, pero con el paso de los años pueden agravarse trayendo consigo la violencia física y psicológica hacia los padres.

Este síndrome suele desarrollarse cuando los padres no establecen ciertos límites en el comportamiento de los niños. Como el acceder a todos los deseos y caprichos que el niño tenga y cuando no lo hacen el niño responde con berrinches o pataletas.

Uno de los errores que cometen los padres, es que, debido a la falta de tiempo que le dedican a sus hijos tienden a darle todo lo que este pida para recompensar esa ausencia. Este síndrome aparece alrededor de los 5 años y afecta un poco más a los hijos únicos, también en aquellos niños que han sido víctimas de malos tratos.

Ser aceptados

Es importante que, desde el primer día de vida los padres acepten a su hijo tal y como es, reconocerlo como un ser único y siempre recordarles lo mucho que lo ama.

Cuando esta necesidad no se satisface, puede deberse a críticas constantes, comprar negativamente al niño con otros, etiquetando al niño, la sobreprotección, entre otros, todas las necesidades básicas de los niños, son importantes para su crecimiento emocional, que le ayudará a gozar de buena salud mental y crecerá siendo un adulto responsable y sereno.

Es fundamental mantener una relación estable entre padres e hijos, que se base en la honestidad. El niño debe ser tomado en cuenta escuchando sus opiniones e ideas, permitiéndole desarrollarse a su manera, todo esto va a contribuir en la formación de adultos sanos y felices.

Disciplina

Mantener disciplina es de gran importancia en el desarrollo del niño, esto va a contribuir en el desarrollo de ciertas actividades de su vida. Al momento de enseñarla, los padres deben tomar en cuenta ciertos detalles, en vez de reclamar  animarlo y motivalo.

Importante, se deben evitar actitudes de burla y humillación hacia el niño, deben existir límites en la conducta y aplicar las acciones disciplinarias cuando el padre se encuentre calmado y relajado. Una manera efectiva de lograr comportamientos y conductas positivos es a través de la satisfacción de las necesidades de afecto.

Para finalizar, debemos resaltar que la niñez es una de las etapas más importante del desarrollo, es aquí donde se comienza el aprendizaje determinante para el desarrollo del niño. Al satisfacer estas necesidades básicas de los niños estamos contribuyendo positivamente en su crecimiento como personas de bien.

 

(Visited 2.385 times, 4 visits today)
Categorías Niños

Deja un comentario