EDAD RECOMENDADA PARA LA ORTODONCIA INFANTIL

Muy pocas personas nacen con el privilegio de desarrollar un natural y perfecto alineamiento de la dentadura y que además carecen de algún problema en la estructura o el funcionamiento de la misma. Debido a esto, un gran porcentaje en la población requiere de la ortodoncia infantil. En este artículo te explicaremos la importancia de las visitas al odontólogo, que es la ortodoncia, tipos y cuidados.

ortodoncia infantil

¿Qué es la ortodoncia infantil?

Cuando hablamos de ortodoncia infantil, hacemos referencia a un tratamiento bucal, el cual debe ser habitual. Este va dirigido a los niños, con el objetivo de corregir los problemas o defectos en la cavidad bucal. Estos pueden ser funcionales o estéticos, los cuales puede afectar al infante cuando este llegue a la adultez.

Alrededor de los 7 años de edad, el niño ya tendrá sus primeros molares y los incisivos ya se habrán desarrollado. Debido a esto, es recomendable que, antes de que el infante cumpla los 7 años de edad, se le realice su primera revisión odontológica.

Esto tiene como propósito, evaluar si el infante presenta algún problema o defecto. Algunos de ellos podrían ser la falta de espacio para el crecimiento adecuado del resto de la dentadura, paladar estrecho, los incisivos prominentes, entre otros.

Gracias a esta revisión, se podrá actuar a tiempo aplicando el tratamiento adecuado, y así reducir las posibles consecuencias que se pueden presentar  largo plazo.

Lo esencial sería, llevar a cabo un diagnóstico temprano, y así, lograr una mejor evolución de la dentadura. evitando el desarrollo de posibles enfermedad y defectos a largo plazo.

Tipos de ortodoncia infantil

Para llevar a cabo este procedimiento odontológico, se pueden implementar aparatos dentales fijos o removibles. Estos van a depender de los objetivos del tratamiento en específico.

Ortodoncia interceptiva

Primero tenemos a aquellos aparatos dentales que son removibles. Estos se pueden colocar y retirar. Por lo general, estos aparatos son fabricados con materiales acrílicos, los cuales son sujetados con ayuda de ganchos metálicos a los molares.

Estos son implementados para corregir alguna alteración en la dentadura. Y su eficacia será alcanzada por medio de su uso continuo.

Es decir, mientras más tiempo el infante utilice este aparato, mejor será el resultado final. Por lo general, estos se utilizan en aquellos niños más pequeños, los cuales aún cuentan con una dentadura temporal.

Algunos de sus propósitos son el corregir la mordida posterior, la expansión de la arcada dentaria, provocar  el desplazamiento de los dientes, entre otros. Esta debe permanecer en la cavidad bucal durante varias horas al día, dependiendo de la gravedad del defecto.

Es fundamental que cuando el niño utilice este aparato dental, los padres deben supervisar de manera constante su uso adecuado.

Ortodoncia fija

Y de segundo tenemos el aparato odontológico fijo. Estos son colocados de manera fija en los dientes. Coloquialmente son conocidos como Brackets.

Estos son fijados una vez que los dientes temporales del niño fueron sustituidos, este proceso culmina aproximadamente a los doce años de edad. Este tiene como objetivo corregir los malos hábitos  y monitorear el crecimiento óseo de los dientes.

Existen diversos tipos de aparatos de ortodoncia fija. Estos se caracterizan por poseer diversos materiales para su fabricación. Algunos de ellos son:

  • Brackets elaborados con metal: Estos aparatos son los más económicos y su apariencia es la más visible.
  • Elaborados con cristal de zafiro: Estos aparatos son mucho más estéticos que los anteriores. Son transparentes y tiene la capacidad de camuflarse con el color del esmalte dental. Debido a nivel de estética, este aparato de ortodoncia es mucho más costoso que el anterior.
  • Brackets elaborados con porcelana o cerámica: Estos son elaborados de igual manera con un nivel estético alto. Pero, no son de gran calidad como los de cristal. Estos suelen teñirse al paso del tiempo.
  • Brackets linguales incógnitos: Estos brackets son diseñados para ocultar su presencia en la parte de atrás de los dientes. Estos son completamente invisibles a la vista de las personas. Estos son más frecuentes en adulto ya que son el tratamiento odontológico más costoso de todos.

El tratamiento dirigido a la ortodoncia infantil va a depender de ciertos factores como la edad del niño, la alteración dental o la gravedad del problema encontrado.

Estos tratamientos por lo general tienden a durar un aproximado de 12 a 18 meses. Al culminar con este procedimiento, el niño debe seguir asistiendo a revisiones dentales frecuentes, para monitorear el crecimiento óseo adecuado, hasta lograr que el niño complete la sustitución total de su dentadura.

La infancia es etapa ideal para iniciar con este tratamiento odontológico. Ya que, en esta etapa de la niñez los huesos dentales del niños son mucho más moldeables y se mueven con mayor facilidad.

¿Cuándo se puede comenzar con la ortodoncia infantil?

Es recomendable que lo padres monitoreen y vigilen de manera constante la salud de sus niños, su crecimiento y su desarrollo. Las visitas constantes al odontólogo, contribuirá a la salud dental de los niños. Se evaluará la posición y la oclusión de sus dientes y el desarrollo adecuado de sus maxilares.

A partir de los cuatro años de edad. Ya se pueden observar la presencia de algunos problemas dentales, como el mal alineamiento de los dientes.

El cual puede ser producidos por razones genéticas o por la presencia de malos hábitos dentales en la infancia temprana. Estos malos hábitos podrían ser el uso continuo del chupete, la succión del dedo, la respiración por la boca, entre otros.

Los profesionales en esta área son conocidos como ortodoncistas, los cuales recomiendan que, los niños deben asistir a revisiones dentales de manera anual, a partir de los 6 u 8 años de edad.

Ya que, a partir de esta edad, los incisivos superiores e inferiores ya se encuentran definidos. Por lo que, su revisión y monitoreo será mucho más sencillo. Y esto, también facilita el diagnóstico temprano de posibles alteraciones o defectos presente que puedan afectar el crecimiento óseo.

Cuando se realiza este procedimiento a tiempo, se evitan tratamientos dentales mucho más complejos en el futuro. Por esto, durante la infancia es el momento ideal para llevar a cabo estos procedimientos y así prevenir problemas a futuro.

Algunas sociedades odontológicas, también recomiendan que el niño visite al dentista a partir de la salida de su primer diente y durante el primer año de vida.

Esto se realiza con el objetivo de prevenir el desarrollo de caries y otras posibles enfermedades que afectan habitualmente la cavidad oral. Y además, de la supervisión del crecimiento de los mismo.

Crecimiento óseo

Además del crecimiento de los incisivos superiores e inferiores, a partir de los 6 años de edad, se va a producir el desarrollo de los huesos de los maxilares del niño.

Debido al crecimiento de esta estructura, será mucho más sencillo la modificación y el molde del mismo. Con el fin de permitir que este se desarrolle de la manera adecuada.

Cuidados para la ortodoncia infantil

Una vez que se ha iniciado con el tratamiento de ortodoncia infantil se debe llevar a cabo ciertos cuidados específicos y se de atravesar un periodo de adaptación.

Durante los primeros días es normal que el niño sienta leves molestias al llevar cualquiera de los aparatos mencionados anteriormente. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, este ira acostumbrando, y dichas molestias comenzarán a desaparecer.

Es importante destacar que, cuando se cuenta con un tratamiento de ortodoncia, es fundamental llevar una limpieza extrema en el aparato colocado y en la cavidad bucal. Además, los padres deberán enseñar al niño a mantener buenos hábitos de higiene bucal.

Por ejemplo, cuando se lleva a cabo el tratamiento con la ortodoncia fija es normal que queden restos de comida entre el aparato.

Debido a esto, es necesario que después de cada comida, el niño realice el cepillado dental de manera minuciosa. Esto tiene como objetivo evitar la aparición de caries en los dientes.

Cuando se realiza el tratamiento con la ortodoncia removible es indispensable que además de realizar el cepillado después de cada comida es fundamental que este realice una limpieza en el aparato cada vez que el niño se lo retire.

Debido a estos requerimientos, los padres deben supervisar de manera frecuente la limpieza empleada por los niños desde el primer momento en que se inicia con el tratamiento de ortodoncia infantil.

Esta supervisión debe permanecer hasta que el niño haya adquirido la destreza y la habilidad necesaria para realizar la limpieza de manera adecuada sin afectar la estructura del mismo.

Durante las consultas dentales, los especialistas les indicarán a los padres toda la información y la manipulación necesaria, higiene, cuidados y la alimentación que estos consideren necesaria para el tratamiento específico.

Para finalizar, podemos concluir que, la ortodoncia infantil es un tratamiento de alta eficiencia para prevenir posibles complicaciones que se pueden presentar en la etapa de la adultez.

Este proceso será mucho más sencillo y práctico, se obtendrán mejores resultados, bajo presupuesto económico, entre otros beneficios más.

Debido a esto, se requiere de una visita al dentista durante la niñez, y de esta manera detectar posibles enfermedades, defectos o malformaciones en la cavidad oral de manera temprana. Te invito a visitar el siguiente artículo que habla sobre la importancia de hábitos de higiene personal.

(Visited 172 times, 1 visits today)
Categorías Higiene

Deja un comentario