¿CUÁLES SON LAS NORMAS DE CONVIVENCIA EN EL HOGAR?

Descubre en este artículo todo sobre las normas de convivencia en el hogar, la importancia que están tiene para crear un ambiente armonioso y equilibrado para el buen desarrollo social de los niños y todos los miembros en casa. Aquí sabrás en qué consisten y sus características.

normas de convivencia en el hogar

¿Qué son normas de convivencia?

Las normas de convivencia en el hogar establecen la estructura legal que canaliza las actividades para promover la conjunción, la consideración común, la resistencia y el ejercicio viable de los derechos y obligaciones. Factores guiados por el entorno, de hecho le sugerimos leer un poco sobre las funciones de la familia.

Completar la medida escolar del emprendimiento instructivo. Son pautas obligatorias para todos los suplentes y en una amplia gama de movimientos. Tanto dentro del recinto escolar como en lugares contiguos, siempre que influyan en la red instructiva.

Principales normas de convivencia en el hogar

Ahora que has comprendido parte de las características y la importancia de las normas de convivencia en el hogar. Procederemos a mostrarte cuales son las que deben ser más destacas en casa.

  • Practique las pautas de cortesía; bienvenido día a día o responda la bienvenida, solicite autorización, agradecimiento, etc.
  • Hablar generoso
  • No gritar
  • Solicite y permita la evaluación de todos los familiares en temas de intriga normal
  • Tome un interés efectivo en los recados de la unidad familiar como lo indican las capacidades de cada individuo
  • Ofrezca lo que tiene y organice la utilización de regiones básicas y hardware cuando sea vital
  • Considera el espacio de los demás como tiempos de descanso
  • Ponga en un lugar seguro un momento particular para la reunión familiar
  • Trate de no utilizar lo versátil durante las cenas familiares
  • Diga o solicite autorización antes de llevar invitados

Normas de convivencia en el hogar para adolescentes

Las normas de convivencia en el hogar para adolescentes no solo ayudan a tener control y buenas costumbres en casa. También sirven para controlar las conductas de estos jóvenes y todos los miembros dentro del espacio. Las más comunes son:

  • Practica la amabilidad; conoce bien, despídete, agradece, pide consentimiento.
  • Utilice una jerga consciente, no muy mala y adecuada.
  • Mantenga una correspondencia enfática con sus colegas.
  • Acepte las aportaciones individuales en privado para abstenerse de desviar a los demás.
  • Sintonice la música con auriculares para no molestar a los socios.
  • Mantenga limpia la región de trabajo.
  • Coma en los lugares previstos y no en el área de trabajo.
  • Hable con el grupo antes de modificar los estados de ser de la tierra (ajustar la temperatura de enfriamiento o calentamiento, cambiar el mobiliario, hacer alguna acción ruidosa, etc.).
  • Trate de no volver a hablar o hacer chismes.
  • Llame a las personas por su nombre.

Importancia de las normas de convivencia

Como ya explicamos antes, las normas de convivencia en el hogar permiten manejar la conducta de los niños como lo indica un marco de estima familiar. Se suman a la creciente confianza y alientan el ajuste social y entusiasta. Los principios agregan consistencia a las peculiaridades relacionales y son la forma en que se fabrica la vida familiar.

Cuanta más racionalidad interna tengan, mayor lucidez proporcionarán para las conexiones familiares. En consecuencia, si las pautas no son satisfactorias, las peculiaridades relacionales tampoco lo son, y esto puede ser inseguro para los más pequeños.

En consecuencia, es significativo que nos demos cuenta de lo importantes que son las pautas para los jóvenes y el buen de las normas de convivencia en el hogar. Donde ofrece ventajas como las que te expondremos a continuación. También le sugerimos leer sobre las reglas para la convivencia.

Aumenta la confianza

Las ceremonias y los estándares producen la impresión de reconocer lo que ocurrirá en cada segundo. Dan un sentimiento de mando sobre una condición continuamente cambiante donde los jóvenes regularmente no tienen nada que decir.

Las elecciones y las reglas son hechas por adultos y, este es el medio por el cual debería ser, sin embargo, es significativo que estas elecciones sobre la vida familiar se transmitan claramente con el objetivo de que todos puedan jugar según lo indicado por los estándares.

Tener la opción de prever y tener una reacción satisfactoria a la circunstancia arreglada hace que el niño se vea competente, ya que se da cuenta de cómo reaccionar a las solicitudes de cada segundo.

Esto resulta en una confianza extremadamente positiva, ya que el niño conoce el sistema por el cual puede ser compensado. Una ventaja ante el aumento de la confianza que dejan las normas de convivencia en el hogar.

Ajuste social

Las pautas claras hacen que sea sencillo para el niño percibir lo que le espera en cada circunstancia y lo que se le permite hacer de manera consistente. Asimismo, hace que aprenda y se dé cuenta de cómo segregar entre ciertas circunstancias y otras.

La realidad de adherirse a los principios organizados y racionales de concurrencia en el hogar hace que se estructuren y sean inteligentes en sus asociaciones con los demás, ya que anticipan sus encuentros previos de relación con los demás.

Se ajusta a las circunstancias

Por ejemplo, cuando comienza el jardín de infantes, la escuela, el establecimiento; se encuentran con nuevos asociados, educadores, etc. En el caso de que ganen bien desde la adolescencia para separarse entre las circunstancias y darse cuenta de que en cada una de ellas deben actuar según las reglas, se adaptarán mejor a las nuevas circunstancias.

En el caso de que los adultos sean claros en las normas de convivencia en el hogar y límites que establecemos, hacemos que sea más simple para los niños cumplir con ellos y ser progresivamente respetuosos de las prácticas más amplias aceptadas.

Características de las normas de convivencia en el hogar

Los estándares de conjunción de las normas de convivencia en el hogar se describen por ser apreciables y cambiantes, sin darse cuenta, observando la naturaleza que se aclimatan. Cambian y cambian según el tiempo y las circunstancias en que viven. Pueden registrarse como una copia impresa o estándar, leyes y pautas.

Con un peso más prominente; y los expresados ​​verbalmente son alrededor del 60%. Deberían ser legítimos. Además de tener éxito, reaccionar a las necesidades genuinas de las personas. Pueden ser obligatorios y coercitivos, con el argumento de que otorgan autorizaciones y poder.

La solidificación de estos estándares depende de las cualidades humanas de respeto por los individuos, los puntos, las cosas y el deber, entendidos como una reacción individual a través de los métodos de actividad. Las características de las normas de convivencia en el hogar se pueden considerar bajo los siguientes aspectos:

Trabajo de calidad

El trabajo de calidad es una de las características de las normas de convivencia en el hogar. La disposición de propensiones laborales sólidas. Tener un sentimiento de asociación positiva, sacar lo mejor de ti mismo. La incapacidad de consentir las pautas de conducta hace que sea posible tomar medidas correctivas.

Marcos regulatorios

Otra de las características de las normas de convivencia en el hogar está los marcos regulatorios, donde se establecen patrones sociales, religiosos, morales y legales. Los tres forman una guía para equilibrar el verdadero sentido y valor de estas reglas.

  • Normas sociales; costumbres y convenciones de una red, el día a día, su estilo de vida.
  • Normas religiosas; actuar directamente y guiar la voz interior, buscar lo sagrado y la salvación. Comprenden el grado subyacente de rigor.
  • Normas morales; solicitan de la conducta individual que refleja la experiencia de los valores humanos, proponiendo estándares de vida. Reglas que lo dirigen a actuar según ciertos estándares, conducta de control.
  • Normas legales; gestionan, aseguran y hacen posible la vida en un Estado. Se requieren, la intimidación y las autorizaciones se utilizan para garantizar la coherencia.

Son coercitivos

Son heterónomos, forzados desde afuera, una forma de vida o alguien. No son permanentes y  pueden ser anulados, cambiados o suplantados. También está entre las normas de convivencia en el hogar el respeto por los individuos.

El ser benevolente y amable con todos, incluso; reconocer a todos sin separación. Trate con su propio bienestar y el de los demás es otra de las normas de convivencia en el hogar que son coercitivas. Reconocer a todos como parecen ser.

Respeto a los lugares

Ahora bien, ante las características de las normas de convivencia en el hogar está presente el actuar adecuadamente en cada área. Considere las zonas de entretenimiento asignadas a cada curso en enfoques instructivos. Trate de no cambiar las áreas de juego o subir a estudiar a las salas durante el descanso.

Mantener la escuela limpia, utilizando los contenedores. Ingresar o salir de la escuela a través de la entrada normal que usan las personas. Mantener el debido respeto en la casa de oración. Utilizar el área del salón con solicitud y pulcritud. Comer bien y tratar de no quitar la comida del salón.

Respeto por las cosas

Tenga en cuenta las cosas de los demás, no las arruine ni las rompa, sin mencionar que tómelas sin autorización. Esta es una de las normas de convivencia en el hogar que se forma desde muy pequeños, enfocando el valorar y tener sentido de pertenecía por las cosas u objetos.

Responsabilidad en enfoques instructivos

Ir diligentemente a clase. Mire rápidamente el pasaje y salga de los tiempos. Trae el material vital todos los días. Ir a clases perfectas y con prendas adecuadas a la acción a realizar. Entrar y salir legítimamente solo durante el descanso. Transmita continuamente datos significativos grabados como una copia impresa. Legitimar las deficiencias desafortunadas y los aplazamientos registrados como una copia.

Imprime el vestido para esquivar la desgracia, ajustando las tiras para sujetar efectivamente a los más pequeños suplentes. Esquiva anillos y cadenas que puedan presentar riesgos. Beneficio marcado y por tiempo las correspondencias que se transmiten, particularmente las notas.

Trate de no utilizar teléfonos celulares y rondas electrónicas de ningún tipo en los terrenos de la escuela. Trate de no traer instrumentos peligrosos, por ejemplo, cuchillas y otros. No presentar ninguna sustancia peligrosa en el medio.

Actividad educativa

El interior garantizará que cada uno de sus suplentes tenga derechos y obligaciones similares, adecuadamente conocidos, practicados con precisión y verdaderamente garantizados, como se considera en el Reglamento Interno. El medio garantiza una formación obligatoria gratuita de 3 a 16 años.

Todos juntos para que esta educación sea valiosa, la Administración fuerza los destinos base y las pautas de evaluación, proporcionando a los enfoques pautas exactas por este motivo. Los principios de concurrencia del medio establecen las reglas de actividad para apreciar esta administración.

La incapacidad de seguir adelante puede ofrecer el ascenso a los castigos incluidos en el Reglamento Interno, lo que puede provocar la eliminación del suplente de dicha administración escolar.

Estándares de convivencia

Las normas de convivencia en el hogar conjuntas son muchas reglas desarrolladas en una reunión social para gestionar y fomentar las conexiones entre los sujetos y garantizar la mejora correcta del trabajo y la vida cotidiana.

Por lo tanto, las pautas de conjunción dependen de valores como la resistencia, el respeto compartido, la coherencia con las obligaciones y derechos y el respeto de los privilegios de los demás.

Objetivos de las normas de convivencia en el hogar

Las normas de convivencia en el hogar ayudan a prevenir los enfrentamientos entre los individuos de una reunión o red, ya que estos, al plantar antagonismo, comprometen la prosperidad de la vida cotidiana, impiden el avance de los objetivos sociales e incluso pueden generar resultados deplorables e insalvables.

La coherencia con las pautas de concurrencia favorece el avance de un dominio silencioso, una gran correspondencia y la ósmosis de las cualidades de respeto, resiliencia, solidaridad y cooperación. Las normas de convivencia en el hogar permiten la transmisión de propensiones sonoras en las personas, en el trabajo remunerado y en el desarrollo.

Los principios de conjunción

Dentro de las normas de convivencia en el hogar están los principios de conjunción, los cuales cambian según la circunstancia única, el tipo y la capacidad de la red (académica, laboral, residente, etc. Expresan las cualidades de la reunión social. Son adaptables, es decir, se ajustan a los cambios crónicos.

Se pueden transmitir a través de convenciones personalizadas, orales o compuestas. En el momento en que los estándares son establecidos por establecimientos formales, por ejemplo, escuelas o el distrito, se unen a marcos de sanciones.

Sin duda, estas son de utilidad en la crianza de nuestros hijos. Por lo que finalizamos este interesante artículo obsequiandote un curioso y elaborado vídeo sobre las normas de convivencia en el hogar.

(Visited 1.607 times, 1 visits today)
Categorías Familia

Deja un comentario