CARACTERÍSTICAS DE LAS FAMILIAS DISFUNCIONALES

En el siguiente articulo hablaremos un poco sobre la familia, tipos de familia, cuál es su importancia y haremos énfasis en las familias disfuncionales, este tipo de familia no posee los medios necesarios para garantizar un ambiente saludable a los hijos y por ende un correcto desarrollo y crecimiento. Explicaremos su concepto, causas, características y cuáles son sus consecuencias.

 

familias disfuncionales

¿Qué es la familia?

Empezaremos con la definición de familia. La familia es un grupo de personas que mantienen un lazo de unión, este puede ser sanguíneo, a raíz de un matrimonio o un proceso de adopción. Este grupo comparte un ambiente por un tiempo indefinido. Y es conocida como la unidad básica de una sociedad.

En este entorno familiar por lo general se satisfacen ciertas necesidades que son esenciales para las personas, como alimentarse, dormir, recrearse, entre otros. Durante este tiempo indefinido, predomina el amor, cariño, responsabilidad, la protección, entre otros valores familiares.

Cuando la familia posee hijos, estos se preparan para una vida adulta, y su base esencial para su desarrollo en el ambiente familiar. Este se considera un elemento fundamental para la sociedad, en casa es donde los niños aprenden valores que van a contribuir con un desarrollo y crecimiento saludable.

Debe ser un ambiente de total confianza, en el que el niño se sienta protegidos por sus padres, donde te aman sin importar la situación económica, cultura, religión, entre otro. Por lo general, una familia está constituida por la madre, el padre y los hijos, que se conoce como una familia nuclear. Actualmente existen diversos tipos de familia, que no solo se componen por un vínculo sanguíneo.

Función de la familia

En la formación, crecimiento y desarrollo de la familia, los padres deben asumir ciertas funciones que están relacionadas con el desarrollo psicológico de los niños y que van a favorecer de manera negativa o positiva en su vida. Te invito a leer este articulo el cual explica detalladamente las funciones principales de la familia.

Desarrollo emocional y formación de la autoestima

El desarrollo emocional se basa en la construcción que el niño lleva a cabo, de su identidad propia, su autoestima, su seguridad y la confianza en sí mismo y sus capacidades. Desarrolla la habilidad para identificar sus propias emociones, como manejarlas y mantenerlas bajo control. Para lograrlo se requiere del apoyo continuo de los padres durante sus primeros años de vida.

A medida que el niño crece, se va formando y fortaleciendo su autoestima, y pensamientos sobre sí mismo, cuando estos son positivos, se le va proporcionando un nivel de bienes psicológicos, que lo ayudara a enfrentar y superar situaciones de la vida cotidiana.

Estos pensamientos positivos que el niño adquiere se deben a la unión sentimental que mantiene con su familia desde la niñez. En el ambiente familiar es donde el niño comienza a formar conceptos sobre sí mismo y a valorarse tal y como es. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el desarrollo emocional de los niños y los cambios emocionales en la adolescencia.

Desarrollo de la personalidad y desarrollo  psicológico

La personalidad son distintos rasgos, características, emociones, sentimientos, hábitos, acciones y pensamientos que nos definen. El desarrollo de la personalidad es un proceso esencial que ocurre desde la niñez, en el que se establecen una serie de actitudes, valores y comportamientos específicas, las cuales definen a la persona

 

La personalidad y el desarrollo psicológico son herramientas esenciales para la vida, en la que se deberán afrontar conflictos, retos, responsabilidades y compromisos, que van a favorecer en la construcción de una vida adulta sana capaz de integrarse en la sociedad. Cuando una persona tiene una personalidad firme y madura, tendrá una autoestima sana y positiva, y tendrá la capacidad de tomar sus propias decisiones sin dejar que otras personas interfieran en ellas.

Valores y cultura

Los valores son virtudes y cualidades que vamos adaptando a medida que crecemos, nos caracterizan como personas, y son de gran importancia en la sociedad y se necesitan para formar parte de ella.

Es importante que, en el ambiente familiar se formen ciertos valores que van a establecer ciertos comportamientos y actitudes que van a variar según los valores enseñados. Es de gran importancia que estos valores sean inculcados desde pequeños por sus padres.

Esto se logra a través del ejemplo, demostrando lo que se quieren enseñar, si el padre quiere que el niño aprenda a ser responsable o que tenga respeto hacia las cosas, este debe demostrarlos para facilitar su aprendizaje.

Pero, si el padre quiere que el niño sea honesto, pero este dice constantes mentiras, será muy difícil que el niño comience a serlo. Para sabes más de este tema te invito a leer el siguiente artículo sobre los valores en la familia. Y la adquisición de cultura proviene de las generaciones pasadas, basadas en valores que dirigen la vida de una familia.

Apoyo emocional

El apoyo emocional juega un papel muy importante, ya que esto les va a ayudar a los niños a enfrentar los conflictos que se le presenten en la vida. Durante los primeros años de vida, el niño mantiene un enorme potencial cerebral lo que facilita mucho más el aprendizaje y un desarrollo saludable.

Un niño con apoyo emocional desarrollará inteligencia emocional, teniendo confianza en sus habilidades y esto va a favorecer al relacionarse con otras personas. Teniendo la confianza de expresarse emocional y sentimentalmente con seguridad. Cuando los padres enseñan a los niños a cómo manejar sus emociones se está formando la capacidad de autocontrol cuando se enfrentan a distintas situaciones.

Tipos de familia

Anteriormente solo existía o se reconocía solo un tipo de familia, la nuclear, entre la madre, la madre y los hijos. En la actualidad la familia ya no se basa en el vínculo sanguíneo que mantienen un grupo de personas, ahora se pueden identificar distintos tipos de familia:

Familia nuclear

Es la más tradicional, o la familia típica, se constituye por el vínculo entre el padre, la madre y uno o más hijos. Este es el tipo de familia más apoyada socialmente y se considera la más saludable para el desarrollo y crecimiento de los niños.

Familia monoparental

Este tipo de familia ocurre cuando un solo miembro de los padres se hace cargo de la crianza de los hijos. Por lo general suele ser la madre la que se queda con la custodia de los niños, pero también existen casos en los que el padre se hace cargo totalmente de la crianza. Entre sus causas tenemos, la separación de los padres, los divorcios, madres a temprana edad, la muerte de la madre o el padre, entre otros.

Familia homoparental

Este tipo de familia es caracterizada por la presencia de dos madres o dos padres que adoptan o asumen la crianza de uno más niños. Estos se convierten en sus progenitores a través de la adopción, vientres en alquiler o a través de la inseminación artificial en las mujeres.

Familia extensa

Este tipo de familia se caracteriza por la crianza de los hijos en un ambiente en el que habitan otros miembros de la familia en la misma casa. esta suelen permanecer a las generaciones pasadas, que pueden compartir un vinculo sanguíneo o no, se pueden incluir a los abuelos, tíos, primos, entre otros, ya sean maternos o paternos.

Familia adoptiva

Este tipo de familia se forma cuando una pareja decide adoptar a uno o más niños. Durante su desarrollo se busca establecer un vínculo familiar para llevar a cabo una maternidad y una paternidad de calidad, proporcionándole un hogar al niño.

Familia Ensamblada

Este tipo de familia se conforma por dos familias o más, en esta se unen familias que están conformadas por hermanos o amigos, aquí el ambiente familiar se basa en la convivencia, valores y el compartir el mismo espacio, y no de una vinculo sanguíneo. Esta se puede producir por la separación de una pareja, por ejemplo, la madre se separa del padre y se une junto con su hijo a otra familia formada por un padre y sus hijos.

Familia sin hijos

Este tipo de familia es caracterizada por no poseer hijos. Muchas veces se debe a la imposibilidad de procrearlos, o por la falta de interés en tenerlos por decisión mutua.

Importancia de la familia

La familia es el ambiente donde crecemos y nos desarrollamos, donde nos sentimos seguros, amados y valorados. En ella se producen los pensamientos positivos, actitudes, habilidades, comportamientos, valores, entre otros, que tiene como objetivo formar adultos sanos y felices que puedan formar familias funcionales.  La familias es la base fundamental para crear sociedades sanas, en la que existan grandes cantidades de valores.

El desarrollo familiar tiene una gran importancia en el desarrollo de los niños y adolescentes. Es aquí donde se lleva a cabo el comienzo de la educación, que busca aportar una base firme para formar niños sanos que tengan la capacidad de aprontar el futuro de la mejor manera.

La familia va a ayudar a desarrollar una personalidad positiva y firme, valores como la responsabilidad, el respeto, la honestidad, entre otros, y nos va a facilitar herramientas esenciales para lograr el éxito en nuestra vida. Es aquí donde te puedes desenvolver con confianza y ser tú mismo, y serás aceptado tal y como eres. Ya que todos están ahí para apoyarte.

Familia funcional

En una familia cuando los padres son funcionales, tienen como propósito educar de manera correcta a sus hijos, formando adultos sanos y felices. Mantienen un esfuerzo constante por brindarles amor, ayuda, tiempo y la atención que los niños necesitan. Se buscan fortalecer el vínculo familiar, tomando en cuenta las necesidades de todos los miembros de la familia y las necesidades en general.

Características de las familias funcionales

Una familia funcional es aquella en la que todos sus miembros trabajan juntos por lograr y mantener un ambiente agradable, en el que se satisfacen las necesidades personales y generales de la familia. Para lograr una familia funcional, se requiere de:

Buena comunicación

La comunicación es la interacción que ocurre cuando intercambiamos idea, pensamientos, emociones o sentimientos. En el ambiente familiar, la comunicación es la base fundamental para su correcto desarrollo y crecimiento. Esta consiste en expresar libremente tus sentimientos, emociones, y necesidades, sin ser criticado o ignorado.

Amor

Es ese sentimiento que se desarrolla por esas personas con las que se comparte un vinculo sanguíneo o no, es la necesidad de hacerlo sentir querido y valorado, respetando sus gustos e interés.

Responsabilidades

Las responsabilidades son asignadas equitativamente, se busca que cada miembro de la familiar desarrolle sus propias habilidades y destrezas según su tipo de aprendizaje. Evitando sobrecargar a un solo miembro de la familia.

Confianza

La confianza es esa seguridad que se desarrolla hacia una persona, en este caso hacia la familia. La confianza en la familiar desarrolla un ambiente saludable, en el que te puedes desarrollar tal y como eres sin ser juzgado. Esto ayuda a sentirte parte de la familia, estimulando tu identidad personal y te permite desarrollar una autoestima firme, sintiéndose emocionalmente seguro.

Respeto

El respeto no es más que tratar a las demás personas, de la misma manera que te gustaría que te traten a ti, evitando burlas y humillaciones. El respeto es la base fundamental para que una familia funcione con armonía y felicidad. Los miembros de la familia deben respetar y recibir el mismo respeto. Y así, lograr que la familia respete las diferencias y necesidades del otro y buscar soluciones juntos.

Honestidad

La honestidad es una comportamiento que inclina a mantener siempre la verdad. A través de la honestidad se fortalece el vinculo familiar, es importante que al momento de inculcar, los padres también deben ponerla en práctica, y recordar que por muy pequeña que sea la mentira, puede traer consigo grandes consecuencias a corto, medio y largo plazo

¿Qué es la disfuncionalidad?

Lo disfuncional hace referencia a algo que no funciona como debería o no lo realiza de manera completa sino que a medias, que no está cumpliendo adecuadamente su propósito, ocasionando una alteración física, emocional o conductual.

Familias disfuncionales

La familias disfuncionales son aquellas que no poseen la capacidad ni las habilidades para garantizar un entorno saludable donde los niños puedan satisfacer sus distintas necesidades, ya sean materiales, afectivas o sociales, que son esenciales para formar niños sanos y felices.

Cuando las familias disfuncionales aparecen, se ponen en practicar algunas actividades insanas, lo que produce un deterioro de la salud mental, física o emocional de sus miembros, por lo general, los más afectados suelen ser los niños. Esta disfuncionalidad ocurre cuando la familia atraviesa distintas situaciones negativas o conflictivas que no se pueden o no se llegan a resolver y se mantienen por tiempos prolongados.

En estos grupos familiares, por lo general los padres no cumple con sus roles, abusan física, mental o emocionalmente de sus hijos. Existe una falta de respeto entre los miembros de la familia, no existe la comunicación ni la compresión.

Causas de las familias disfuncionales

Estas causan suelen variar, y mantienen frecuentes conflictos y problemas entre los miembros de la familia. Algunas veces estas causas pueden ser generadas por los padres, o por el entorno donde se desarrollan.

Vicios

Una adicción es una conducta o comportamiento negativo, que puede perjudicar el bienestar de otras personas. Desde el momento de la fecundación, los padres son el ejemplo a seguir de sus hijos y de ellos va a depender las actitudes y comportamientos que estos adapten y cómo influyen en sus decisiones.

Esta es una de las principales causas de las familias disfuncionales. Cuando existen los vicios o adicciones en la familia, se pueden desarrollar numerosos problemas o conflictos. La persona adicta por lo general pierde el control de sí mismo desarrollando comportamientos negativos y nocivos para el resto de la familia, pudiendo producir violencia doméstica, abuso infantil, entre otros.

Mala comunicación

Para lograr un ambiente familiar agradable, debe existir una buena comunicación entre los miembros. Cuando esto no ocurre, aparecen las familias disfuncionales, no existe interés en la vida de los demás, impidiendo la libre expresión de las necesidades, inquietudes, sentimientos o emociones de los hijos. Por lo general, el padre autoritario siente que siempre tiene la razón y lo demuestra humillando a otras personas.

Exceso de control

Cuando los padres mantienen un control excesivo pueden provocar serios conflictos para sus hijos, estos emplean reglas autoritarias extremas, fomentan la obediencia obligatoria. A medida que pasa el tiempo, los padres disfuncionales desarrollan esa necesidad de tener el control en todo lo que lo rodea. Esto ocasiona que el bienestar de la familia disminuya, predominando la violencia y tratos crueles de los padres hacia los hijos, dejándolos sin las herramientas esenciales para desarrollarse.

Abusos

Los abusos no suelen ser solo físicamente, estos pueden ser psicológicos o sociales. Estos ocurren cuando uno de los padres o ambos, manipulan constantemente a sus hijos, los agreden verbalmente, los menosprecian, golpean, entre otros. Estos generan conductas problemáticas en los hijos, que al paso de los años pueden repetir estas constantes acciones.

Estos ocasionan daño emocional, psicológico, sentimental, y la confianza de los niños, dejando traumas difíciles de superar, que puede afectar a corto, medio y largo plazo.

Falta de afecto familiar

La carencia o ausencia de afecto sucede cuando no se proporciona amor, protección, seguridad, atención, autoestima, entre otras necesidades, que son fundamentales para un correcto crecimiento y desarrollo.

En las familias disfuncionales, los padres no toman en cuenta las graves consecuencias que la falta de afecto puede provocar. Puede generar muchas consecuencias negativas en los niños durante su niñez y adolescencia, esta falta de afecto impide a los padres a educar emocionalmente a sus hijos, generando una sensación de vacío. La falta de amor puede generar el desarrollo de una mala y baja autoestima, y la desconfianza hacia las personas.

Padres exigentes

Cuando los padres son muy exigentes con sus hijos, estos comienzan a desarrollar frustraciones o comportamientos negativos al sentirse incapaces al no poder lograr o alcanzar los nivel que se le exigen. Esto puede provocar que el niño sea una persona insegura de sí misma, que no logre la independencia, y mantenga una autoestima baja en la que predomine la ansiedad.  Esta dependencia afectará su crecimiento y desarrollo generando adultos inseguros y dependientes.

Características de las familias disfuncionales

Cuando la familia no cumple con sus funciones correspondientes, aparece la disfuncionalidad. Ocasionando conflictos constantes, crisis emocionales, no se satisfacen las necesidades, no existe el apoyo, no se alcanza un desarrollo sano, y no existe la felicidad.

Familias abusivas

En las familias disfuncionales el abuso siempre está presente. Como ya mencionamos anteriormente el abuso no es solamente físico, son todas aquellas acciones que pueda perjudicar u ocasionar daños. Estos no favorecen en el desarrollo de los miembros de la familia, formando la vulnerabilidad, generando graves consecuencias a corto, medio y largo plazo.

 

Violencia doméstica

Cuando uno de los padres o ambos son adictos, suele existir la violencia doméstica, haciendo que los niños sean testigos de estos constantes maltratos. Estos actos generan un trauma en los niños al presenciar los constantes gritos y golpes, que los lleva a vivir con un constante miedo. Muy frecuente en las familias disfuncionales.

Inseguridad

Para lograr un desarrollo sano durante la niñez, se necesidad de la seguridad familiar. Cuando la familia es disfuncional la seguridad no suele existir, causando daños emocionales que puede repercutir en el futuro. Cuando el niño crece con inseguridad, se vuelve una persona fuertemente estresada, nerviosa, tímidos y sensibles.

Falta de confianza

La desconfianza aparece cuando el niño no se siente seguro en su propio entorno familiar, prefiere callar que expresar sus necesidades y sentimientos, con el miedo de ser juzgado por sus padres. En un ambiente disfuncional, no puedes expresarte libremente. No se te permite hablar sobre situaciones que ocurren en casa, no puedes expresar tus sentimientos o emociones, porque tus padres no muestran interés en eso.

Crianza disfuncional

En las familias disfuncionales, suelen desarrollarse la dependencia emocional y la manipulación constantes. La dependencia emocional puede limitar o eliminar el crecimiento y desarrollo del niño. Cuando los padre sobreprotegen están generando personas inseguridad y dependientes. Por lo general, la madre o el padre suele ser el manipular y logra someter al otro, volviendo dócil.

El padre dominante suele ser muy autoritario, a comparación del otro. Los abusos físico, verbales y en algunas ocasiones sexuales, suelen ser muy frecuentes. Cuando el abuso era hacia los hijos, el otro padre negaba constantemente la existencia de estos malos tratos. Cuando se llevan a cabo durante tiempos prolongados los niños suelen considerarlo como algo normal en las familias.

Los niños crecen inseguros al expresar cómo se sienten. Se siente reprimidos y adaptan ciertos comportamientos como mecanismo de defensa. No existe la empatía ni sensibilidad en el entorno, los padres no tienen tolerancia alguna, y se culpan mutuamente por las situaciones que vive la familia.

A raíz de esto, muchos niños se sienten rechazados, recibiendo tratos injustos.  Predomina la humillación, el desprecio y la falta de respeto, pudiendo formar a futuros acosadores. En estas familias disfuncionales, los conflictos son muy frecuentes, logrando el aislamiento de los niños. Debido a la poca tolerancia que existe, estas familias no suelen tener contacto con otros miembros de la familia, evitando que los niños formen lazos de amistad.

¿Cómo influye en los niños las familias disfuncionales?

Los niños que viven en ambientes disfuncionales corren el riesgo de sufrir ciertas consecuencias, adaptando comportamientos o actitudes negativas. Por lo general, los niños al paso de los años se vuelven rebeldes, oponiéndose a la autoridad, como a sus padres, maestros o algún familiar. Cuando ocurre el maltrato y son constantemente culpados por las situaciones que afecta a la familia,  desarrollan sentimientos de culpabilidad.

Cuando existe la ausencia de alguno de los padres, o ambos, los niños asumen el papel de padres, tienen que crecer y madurar antes de tiempo, perdiendo su etapa de la niñez. Son personas tímidas, calladas, expertas en reprimir y esconder sus emociones y necesidades, ya que su autoestima no se encuentra alta.

Como muchos sabemos, los niños suelen aprender todo aquello que ven constantemente, cuando se vive en un ambiente donde predomina la manipulación, al crecer, serán personas oportunistas que quieren manipular a las personas que se encuentren a su alrededor, sacándole provecho a sus debilidades para conseguir todo aquello que deseen.

Pero, esto no suele suceder en la mayoría de los niños, al crecer en un ambiente negativo y hostil estos tienen el poder de decidir si continuar o cambiar ese camino. Cuando esto ocurre, el niño se convierte en un adulto comunicativo, empático, respetuoso, que busca evitar todo lo vivido durante su niñez.

Consecuencias de criar a un niño en medio de una familia disfuncional

Cuando un niño vive en un ambiente disfuncional, desarrolla diferentes roles o personalidades para protegerse y evitar estas situaciones o constantes abusos. Existen distintos roles o comportamientos que los niños pueden desarrollar y desempeñar, esto va a depender de la personalidad y los maltratos que el niño viva.

Rebeldía

La rebeldía es un comportamiento negativo que se caracteriza por enfrentar y desafiar la autoridad. Se desarrollan problemas de conducta y comportamiento, se rebela ante la autoridad, sin importar el nivel de poder que este tenga. Esto suele ocurrir cuando, fue constantemente maltratado física y verbalmente durante su niñez.

Culpabilidad

Algunas veces cuando los padres se separan, uno de ellos suele culpar constantemente a los hijos, logrando que estos desarrollen un sentimiento de culpa que los acompañara el resto de sus vidas, además de la falta de afecto vivido, sintiéndose rechazado y poco valorado por sus padres. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el efecto que causa la desintegración de la familia en los niños.

Madurez temprana

Cuando uno de los padres o ambos están ausentes, el niño suele adaptar el rol de padre, causando una madurez temprana y forzada, dejando atrás su etapa de niñez. Esto suele ocurrir cuando los padres no se expresan emocionalmente, cuando no hay suficiente atención y por ende, no está capacitado de dirigir su propia vida.

Manipulación

La manipulación se basa en el abuso de poder y autoridad, que busca mantener un control sobre cosas o personas, se buscan cambiar ciertos comportamientos y hacerlo más dócil. A través de las manipulaciones vividas, este niño adapto todo lo vivido y lo que para él era normal en una familia, crece con una mentalidad pobre, creyendo que a través de la manipulación puede obtener todo lo que desee.

Todos somos capaces de cambiar cambiar o alterar nuestro futuro. Si bien es cierto, la familia constituye un papel fundamental que puede facilitar y reforzar nuestro desarrollo y crecimiento, o atrasarlo y volvernos dependientes.

Es fundamental que, en un ambiente familiar el niño se sienta amado y valorado por sus padres, no basta solamente con ser parte de una familia. A medida que el niño, desarrolla su pensamiento crítico, evaluando las distintas características que lo definen, y preguntando a sí mismo ¿Quiero lo mismo para mi?

Ninguna persona es frágil, pero el apoyo paternal y maternal durante la niñez forma una base fundamental. No todos los niños desarrollan esa habilidad para superar traumas y agresiones de la infancia, hay quienes si arrastran esas situaciones creciendo como adultos disfuncionales, creando una cadena.

Para finalizar, la mayoría de los padres no suele entender o darse cuenta que los malos comportamientos o actitudes que sus hijos fueron desarrollando durante su crecimiento, se debe a la falta de afecto y atención que estos causaron. Las familias funcionales forman un gran problemas en la sociedad, estas suelen ser el impulso para ser mejor y lograr superarse, o la condena eterna de repetir los abusos y agresiones vividas.

(Visited 1.392 times, 1 visits today)
Categorías Familia

Deja un comentario