LAS CONSECUENCIAS DEL DIVORCIO EN LOS HIJOS POR EDADES

Las consecuencias del divorcio en los hijos por edades pueden ser variadas y dependerá de varios factores externos e internos en el núcleo familiar.

Pese a que la ruptura matrimonial suele ser dolorosa y para algunos casos extenuante, cuando hay hijos de por medio estos son los mas vulnerables en el proceso, debido a que se encuentran en medio del conflicto y en muchos casos no tienen participación ni dilucidan lo que ocurre.

consecuencias del divorcio en los hijos por edades

El divorcio

Poner fin a una relación no es sencillo para una pareja, generalmente son decisiones que no se dan de un día para otro, llevan mucho tiempo en la cabeza de una o ambas personas, ya sea por heridas del pasado o actitudes, la relación en algún momento se fractura y no hay vuelta atrás.

El primer paso que debes hacer si ya tomaste la decisión, es aceptar la idea. Hay personas que se separan, pero aun viviendo lejos es como si siguieran juntos, se ven constantemente, discuten, hacen espectáculos y son irrespetuosos de todas las maneras posibles, aun estando sus hijos delante.

Aunado al hecho de que hablan mal de su otro progenitor en presencia de sus hijos. Esto no debe ser así no es saludable para nadie, pero no se dan cuenta del perjuicio que a corto y largo plazo ocasionan a sus pequeños.

Mantener una distancia equilibrada puede ayudar mucho a la relación anterior, no descuidando a los hijos, pero si minimizando los roces que se produce con la ex pareja como tal.

Si es posible acude a terapia, aprovecha esta experiencia para crecer y saber que debes o no hacer en el futuro. Según estadísticas un padre supera el divorcio de 6 meses a 2 años, no te precipites, ni corras en búsqueda de otra persona, toma tu tiempo para sanar.

Como te sientes ahora es fatal, pero una relación se deteriora como resultado de malas decisiones, palabras, actitudes o acciones de ambas personas, no es cuestión de culpables. Nuestro siguiente artículo sobre desintegración familiar complementa está información.

Es momento de madurar, convertirse en una mejor persona y sobre todo un mejor padre para unos hijos que deben cambiar su ambiente familiar y entender ciertas acciones que aun nosotros como adultos no entendemos totalmente.

Elementos de riesgo para niños de padres divorciados

Estos tres elementos son los que se ven afectados cuando los padres deciden la separación, no en todos los casos aplican, pero es importante tenerlos presentes ya que no se sabe si son producto del divorcio como tal o son los factores sociales que acompañan al hecho.

Disminución del capital

Es lógico que ahora uno de los padres tendrá a los hijos, el gasto será mayor para él. Pese a que la ex pareja también debe contribuir no es lo mismo como cuando ambos sostienen un hogar que estar por su cuenta.

La ley de gobierno habla de “manutención” pero las ganancias muchas veces no cubren los gastos y particularmente en niños acostumbrados a ostentar.

Padre ausente

El padre que no vive con el hijo, en la mayoría de los casos se mantiene ausente. Esto es uno de los elementos más perjudiciales. El hecho de verse privado de la convivencia como tal, o que se vea excluida a fines de semana y feriados.

A veces uno de los hijos tiene preferencia por alguno de sus progenitores mas que por el otro. Esto sucede por varias razones, pero el hijo debería de quedarse con el padre que mas respeto muestre.

Autores señalan que el hijo debería de quedarse con el padre del mismo sexo para que se desarrollen mejor. Muchas veces con quien se debe quedar o no, se decide vía tribunales por lo que es importante ser conscientes del nivel de responsabilidad que se esta debatiendo.

Incorporación de nueva pareja

Este es un elemento que debe llevarse muy sutilmente. La recomendación de algunos autores es presentarlos a los hijos primero como amigos e incorporando a su vida poco a poco, hasta que ganen la confianza de los hijos.

Este elemento puede afectar la relación padres-hijos sintiéndose en muchos casos el hijo reemplazado o distante de su papa y es mayor si no lo ve con frecuencia.

Consecuencias del divorcio en hijos por edades

Según estadísticas señalan que los hijos de padres divorciados tienen menor rendimiento escolar, requieren de ayuda psicológica, tienen incidencia hacia vicios como alcohol y drogas a temprana edad, problemas de conducta, irritabilidad, tristeza, ansiedad, dificultad en relaciones sociales y baja autoestima.

Pero esto no esta predeterminado, ni en todas las situaciones se da de la misma forma, esto dependerá de la edad, madurez y temperamento del hijo y de como los padres gestionen el divorcio. A continuación, te detallamos algunas consecuencias por edades:

Bebes (de 0 a 2 años)

Los bebes son receptivos a las actitudes con que papa y mama le muestren. Por eso en situaciones donde estamos estresados tienden a llorar con más ganas.

En un proceso de divorcio quizás se vuelva un poco mas irritable o necesite mayor atención. Porque, aunque no entienda lo que sucede si nota la ausencia de uno de los progenitores.

Prescolar (3 a 5 años)

En esta edad es posible que el niño presente ansiedad y miedo de ser abandonado. Como no son capaces de entender las acciones que los adultos ejecutan, pueden asumir que ellos son los culpables de los conflictos en el hogar y propiamente de que uno de los padres se haya marchado.

Por lo que el niño presentara retroceso en situaciones que ya había superado como retomar el chupón, hacerse pis en la cama, hablar como un bebe, pesadillas frecuentes y no querer estar solo. Y consecuencias físicas como malestar general, vomito y dolor abdominal.

Los niños que experimentan el proceso de divorcio a esta edad pese a que las consecuencias son a corto plazo, una vez que superen los 10 años se les hace mas sencillo sobre llevar la separación por que no recuerdan como era en un principio el núcleo familiar.

Escolar (6 a 11 años)

En esta etapa los niños saben que les falta algo, pero no saben cómo conseguirlo ni corregir, es una de las etapas difícil por no saber expresar el dolor que llevan.

Algunos tienden a volverse agresivos, como una forma de expresar sentimientos de tristeza y depresión. Muchos un poco mas conscientes comienzan a hacer esfuerzos para que los padres se reconcilien por lo que es un periodo de frustración a ver que no consiguen lo que les atañe.

 Preadolescente (12 a 13 años)

En esta etapa los preadolescentes pueden tener conflictos internos por el proceso de divorcio. Porque, aunque comprenden lo que sucede tiende a inclinarse por uno de los progenitores por lo que odian o culpan de la situación al otro.

Pueden caer en conflictos delictivos, malas actitudes y su rendimiento académico se puede ver afectado significativamente. Para más información sigue leyendo sobre abandono escolar

Adolescentes (14 años a 18 años)

Tanto los preadolescentes como adolescentes comparten malas actitudes y bajo rendimiento escolar. En los varones suele presentarse conflictos delictivos hasta luego de un año y medio del proceso, porque aún están canalizando sus emociones.

Les cuesta relacionarse con otros, se aíslan sociable y emocionalmente. No saben cómo será su futuro de ahora en adelante por lo que se vuelven pesimistas, pero con el tiempo tiende a mejorar este panorama.

Algunos tratan de experimentar emociones fuertes como un medio por drenar sus sentimientos y se unen a grupos para sentirse parte de algo. Con los adolescentes no todo es negativo, después del proceso de divorcio hay quienes tienden a ser mas reflexivos y procuran ser conciliadores.

Adulto (mayores de 18 años)

Un divorcio en la adultez significa que el matrimonio estuvo en conflicto por un tiempo. Por lo que los hijos adultos de padres divorciados tienden a buscar relaciones que no ameriten compromisos, por miedo al fracaso.

Te recomendamos el siguiente vídeo que lleva como título: ¿cómo afecta el divorcio? Dependiendo de la edad, donde nos muestran cifras de estadísticas de las consecuencias del divorcio en niños.

https://www.youtube.com/watch?v=KuPLg8yLjFY

Como hemos visto, el divorcio es solo el inicio de un sinnúmero de procesos de cambios que se dan dentro del núcleo familiar.

Pese a que la mayoría son traumáticos para algunos padres e hijos, todo es superable cuando incluyen herramientas de aprendizaje y se busca al profesional adecuado, para minimizar las consecuencias del divorcio en los hijos.

Recomendaciones

El divorcio es un tema que afecta tanto a los padres como a los hijos, algunos especialistas dicen que afecta mas a los adolescentes, porque sucede justo en la etapa donde ni ellos mismos se entienden, otros dicen que las consecuencia del divorcio en los hijos también afecta cuando sucede en los primeros años de vida.

Debido a que crecen con la ausencia de uno de sus progenitores, depende con quien quede la custodia, por lo general se realizan custodias compartidas, pero si  no se lleva en buenos términos puede traer consecuencia del divorcio en los hijos de manera significativa.

Acá están unas recomendaciones tanto para padres como para los hijos, para poder llevar este proceso y esta nueva etapa de la mejor manera.

Para hijos

Si has leído cada una de las consecuencias del divorcio en los hijos por edades, no todas son aplicables a ti, rodeate de familiares y amigos en los que confíes y manifiéstale como te sientes.

No te aisles, esa no es la solución y más aún, todo este proceso: no es tu culpa, ni por la  mentira que dijiste ni por lo que dejaste de hacer.

Así como te sientes, así tus padres se sienten, para ellos tampoco es sencillo manejar la situación. Ten paciencia, todo pasará tarde o temprano, nadie te está pidiendo elegir un bando, si es con papi o con mami.

Tanto tú cómo ellos deben aceptar el proceso que está ocurriendo, no es cuestión de negarlo ni minimizarlo sino ser conscientes de el y sacar el pecho, mucha suerte y mi amor para ustedes.

Para Padres

A veces el divorcio es necesario, pero lo que nos queda como padres es mitigar los elementos de riesgos y para evitar Las consecuencias del divorcio en los hijos, para minimizar el impacto en ellos. Cabe aclarar que el divorcio no es responsable de problemas emocionales, pero si hace a la persona más vulnerables a ellos.

Ofrécele tu apoyo y escucha a tus hijos y sus necesidades, es importante que ellos cuenten contigo. Se sincero en todo el momento sobre el proceso como se va dando, no siempre querrán hablar contigo, respeta su espacio.

Es necesario que permitas que tus hijos puedan relacionarse de manera saludable con su otro padre, la relación que ceso fue la vuestra, no la de ellos. No le impidas lo que le corresponde a tus hijos, mas bien apóyalos que la situación es difícil para ello un también.

Las consecuencias del divorcio en los hijos por edades que se presentaron con anterioridad solo representan una información de carácter orientador. Si notas alguna conducta fuera de lo común en tu hijo, puedes asistir a terapias de padres e hijos. Allí te brindaran ejercicios que puedes poner en práctica en casa.

(Visited 172 times, 1 visits today)
Categorías Familia

Deja un comentario