APRENDE CÓMO SOLUCIONAR UN CONFLICTO CON ESTOS PASOS

¿Cómo solucionar un conflicto? Los conflictos generan situaciones hostiles e infortunadas entre dos o mas partes que no son fáciles de manejar. Los cambios suelen producir conflictos, así como las ideas y pensamientos diferentes.

En medio de una sociedad en que los conflictos son comunes, debiéramos de contar con herramientas como estas para manejar y confrontar este tipo de situaciones. En este articulo brindamos sugerencias para esos debates turbios.

como solucionar un conflicto

¿Conflictos o problemas?

Por lo general englobamos dentro de un grupo a los conflictos y problemas como semejantes o sinónimos, pero realmente sus definiciones permiten identificarlos y poder dar aportes positivos para hallar una posible solución.

Entendemos por conflicto, “como el choque de ideas o intereses que desencadena en una situación de difícil salida”, mientras que, problema se define como “proposición dudosa que se trata de aclarar”.

De lo anterior, ambos términos tienen enfoques distintos, uno en una misma visión y otros en diferentes visiones que se enfrentan entre sí. Pese a que en muchas ocasiones no podemos escapar de los conflictos el primer paso es definirlo para entenderlo.

¿Por qué ocurren los conflictos?

El conflicto inicia porque alguien da rienda suelta a impulsos, motivados por la inconformidad, envidia, celos, baja autoestima u orgullo, que lo lleva a confrontar “por cualquier motivo” a otra persona.

Con ello, las personas tratan de demostrar que su argumento es mas coherente, practico o inteligente que el resto, tornando en un tipo de situación de rencilla y superación del otro.

Muchos de los casos relacionados con conflictos surgen de un déficit de atención, es decir, una de las partes quiere traer toda la atención “sobre si”.

Tipos de conflictos

Existen distintos tipos de conflictos que dependen de factores como intensidad, forma de manifestación y contexto en que ocurran:

Conflictos latentes

Son aquellos conflictos que se manifiestan en un determinado momento, pero las personas que forman parte de él, no son conscientes que sus discusiones y pleitos han terminado siendo un conflicto.

Conflictos explícitos

Son aquellos conflictos que surgen a través de una diferencia de opiniones y las personas involucradas son conscientes de ello.

Conflictos intragrupales e intergrupales

Son conflictos originados en grupos determinados, siendo el termino intragrupal hacer referencia a enfrentamientos entre un conjunto de personas pertenecientes de un grupo en común, mientras que, se entiende por intergrupal que las diferencias ocurren en dos grupos distintos.

Conflictos intrapersonales e interpersonales

Son conflictos ocasionados por personas, por lo que el termino intrapersonal se refiere a conflictos internos en base a aspectos personales, por su parte, el termino interpersonal comprende el enfrentamiento entre dos personas con la mediación de una tercera persona.

Conflictos estructurales

Son conflictos relacionados con estructuras organizacionales, es decir, ocurren en un grupo de trabajo, sobre ciertos temas relacionados con aspectos laborales como quien debe manejar los recursos.

¿Cómo solucionar un conflicto?

Para manejar los conflictos se debe mantener la tranquilidad y en otras ocasiones guardar silencio. Mostrar un comportamiento sereno, es clave para hallar solución en un momento tenso. A continuación, 8 pasos que te ayudaran en conflictos familiares, escolares e intrapersonales.

Uno: Escuchar atentamente

Uno de los primeros pasos es escuchar atentamente a la otra persona. Fijar la mirada en él o ella y prestar atención a cada una de sus palabras, te permitirá comprender que es lo que le molesta.

Además, como en muchos de los casos, la persona pretende atención, esto le consentirá obtener lo que quiere y a la final bajará el tono de voz.

Dos: No interrumpir

Permitir que la otra persona exprese sus sentimientos y palabras le permitirá desahogarse. Debes identificar si la persona tiene razón en su queja, o es simplemente algo injusto.

Aunque, nuestro yo interno nos guía a hablar, no debemos interrumpir, al menos que la otra persona pregunte ¿Por qué no dices nada? Es cuando le responderás: te estoy escuchando.

Tres: Ponte en su lugar

Aunque pueda ser difícil en esos momentos ser empático, es importante pensar por un momento que pasaría si fueras tú, te gustaría ser escuchado y comprendido. Hay quienes no saben como expresarse y gritan cómo un medio para reafirmar sus descontentos.

Cuatro: reafirmar palabras

Una vez que la persona termino de expresarse, se deben reafirmar sus palabras diciendo algo como “me estas tratando de decir que…” esto le permitirá a la otra persona confirmar que la escuchabas y segundo que puedas identificar y comprender el conflicto o lo que le perturba.

En este momento podemos preguntarnos ¿Qué ocurre?, ¿Por qué surgió todo esto? Como una forma de definir el conflicto.

Quinto: análisis de causas

Dar respuesta a las anteriores preguntas, o responder un porque, a través del análisis de posibles causas que desencadenaron el conflicto permite definir las acciones a ejecutar para solucionarlo o manejarlo si así lo queremos.

Sexta: admitir que no se tiene la razón

Una de las formas de terminar el conflicto rápidamente es admitir que no se tiene la razón, lo que generara un clima de alivio. Si no estás seguro de ello, debes expresarlo para demostrar que eres una persona confiable y así evaluar las posibles soluciones.

Séptimo: alternativas

Para cada conflicto existen al menos una alternativa de solución que permita dar un respiro a la situación. Elegir entre las alternativas apropiadas y positivas, permite prevenir que el conflicto crezca o pueda desencadenar situaciones peores que al principio. Se debe pensar antes.

Octavo: tomar decisiones

Una vez que se identificado, analizado y hallado una posible solución, se debe proceder a llevarlo a la práctica. Posteriormente evaluar si ha aminorado el conflicto y fue lo más adecuado.

Cuando el conflicto se genere entre varias personas, se puede proceder con negociación, conciliación y mediación.

A continuación se detalla un vídeo titulado “resolución de conflictos”:

Negociar con los hijos

Para resolver un conflicto familiar, deben estar involucrados las personas que participaron en el, es decir, padres e hijos. Emplear la negociación en la que concilie una solución en las que todos ganen y se pueda ceder y adaptar todos.

Si el conflicto corresponde al entorno escolar producto de acoso o agresiones verbales, físicas o acusaciones injustas se debe generar un ambiente de confianza en la que el niño pueda comunicar lo que ocurre con detalles.

Los niño pueden aprender de estas circunstancias a manejar ciertas situaciones conflictivas si sus padres les enseñan a negociar y hallar soluciones frente a crisis.

Después de ello, recordar y aplicar los pasos anteriores para solucionar un conflicto, permitirá hallar soluciones sin violencia en la escuela y en cualquier situación conflictiva.

(Visited 95 times, 1 visits today)
Categorías Familia

Deja un comentario