SEMANA 40 DE EMBARAZO ¡TU BEBÉ YA CASI NACERÁ!

La semana 40 de embarazo es la semana deseada para toda mujer que se encuentra en gestación; el momento de que pronto nuestro bebé nacerá y poder ver esa personita que día a día se hace sentir en mi barriguita.

Donde han existido incontables momentos de preocupación y  de alegría y otros momentos de insomnio y de mucho dormir. Llego el tiempo, ya podremos besar ese regalo que Dios nos ha dado. Bienvenido bebé.

semana 40 de embarazo

Semana 40 de embarazo

La semana 40 de embarazo es la última semana del tercer trimestre del calendario de gestación, es el momento donde la madre se puede conseguir más pesada y cansada, donde ya casi ni duerme

En oportunidades al llegar la semana 40 de embarazo pensamos que al día siguiente nacerá el bebé, pero te puedo decir que en algunos podría demorar hasta dos semanas más.

Síntomas en la semana 40 del embarazo

Dentro de los síntomas frecuentes en la semana 40 de embarazo se pueden mencionar: estreñimiento, dolor de espalda y ciática, calambres en las piernas, retención de líquidos, varices, ardores, hemorroides, edemas en las piernas, calostro, molestia en el pubis.

Estreñimiento y hemorroides

Las heces durante la gestación se vuelven secas y duras por tal motivo genera el estreñimiento y problemas de hemorroides. Esto es causado por el nivel de hormona de la progesterona cuyo objetivo es relajar los músculos y allí viene se disminuye este trabajo y surge el estreñimiento.

Se presiona el recto y no solo origina el estreñimiento sino las hemorroides se activan. De la misma manera el alto consumo de hierro, la falta de ingerir líquidos y la sedentaria no ayuda al estómago.

Para evitar este mal es necesario el consumo de frutas, alimentos ricos en fibras, alimentos ricos en hierro y calcio. Puedes completar la información siguiendo el siguiente artículo sobre calcio en el embarazo.  De la misma manera se debe ingerir agua todos los días mínimos 2 litros de agua o jugos naturales.

Dolores de espalda

Para el tercer trimestre del embarazo son comunes estos malestares de dolor de espalda debido a los cambios hormonales presentes en las distintas etapas del embarazo.  Las coyunturas y los tendones se vuelven más flojos, y el aumento del sobre peso no ayudan.

En este caso la columna aumenta la curva de la espalda para equilibrar el peso de la barriga. El reposo es necesario y hacer movimientos para ambos lados como ejercicio para calmar el dolor.

La ciática y calambres

Ya que el útero es el que cambia totalmente en su tamaño y espesor esto puede hacer que se presenten dolores debajo de la espalda o la ciática produciendo calambres; de la misma manera el no dormir las horas completas o estar en depresión acelera este padecimiento.

Para mejorar esta situación se debe tener reposo, colocar calor en la zona ciática, balanceo suaves de la pelvis. La natación, yoga para embarazadas, evitar levantar objetos grandes o pesados.

Las varices

Este un problema común en el embarazo debido a los diferentes cambios que se está sometiendo el cuerpo de la mujer. Son venitas varicosas, propias del embarazo.

Para evitarlas o aliviarlas es recomendable descansar apoyada del lado izquierdo; alzar las piernas durante el descanso en horas nocturnas; ejercicios de rotación y flexión de tobillos; el uso de medias elásticas alivia mucho y lo más importante si se presentan las varices no debes durar mucho tiempo parada.

Ardores y acidez en el estómago

Estos ardores o acidez se deben al trabajo que realiza de la progesterona sobre el escape que separa el estómago y el esófago, no se debe tomar cualquier medicamento porque la gran mayoría están prohibidos para las mujeres embarazadas.

Lo primero que se debe hacer es bajar la cantidad del consumo de los alimentos y comer con mayor frecuencia, es decir comer hasta 8 veces pero alimentos livianos, debes masticar bien para tragar con  mucha facilidad.

Tomar leche tibia en las noches, disminuye la acidez, disminuir las frutas cítricas, los fritos, lo gaseoso hasta llegar al nivel regular del  estómago. Si deseas mayor información, visita el siguiente artículo sobre alimentos contra la acidez.

Retención de líquidos y calostro, en el embarazo

Este problema de retener líquidos lo ocasiona cuando se eleva el grosor de la sangre, la transformación de la porosidad del aparato circulatorio y el problema de la circulación en la mujer embarazada. El calostro proviene por la retención de líquido, se hinchan tanto las manos como los pies

Como recomendación principal evitar la obesidad; el uso de zapatos cómodo, nada de tacón; baños de agua fría, dormir apoyada del lado izquierdo; consumir muchas frutas; evitar el café; masajes en las piernas; visitar al especialista para la realización de un drenaje linfático.

Dolores en el pubis

Estas molestias también son frecuentes durante el embarazo y principalmente en el último trimestre. El armazón que articula a las dos partes del pubis se ablanda y puede originar  el efecto de dolor cuando se mueve o camina.

Cambios en la semana 40 de embarazo

En esta etapa del embarazo como en las semanas anteriores, cada semana tanto el bebé como la madre sufren cambios significativos, acá te detallamos los cambios que presentan tanto en el bebé como el madre.

Cambios del bebé

En esta semana 40 de embarazo ya el bebé debe pesar por lo menos 3 Kg a 3,5 Kg, en ocasiones puede suceder que el peso está por debajo de este promedio pero esto es debido a todas las irregularidades, malestares y desavenencias presentadas durante las semanas y que le ha costado recuperar como de la herencia que ha recibido de sus padres.

Su cabecita, debe estar entre un diámetro de 92 a 95, donde sus huesos no han fusionado entre si hasta el momento del parto, así agiliza su salida. Su medida oscila entre 48 a 51 cm desde la parte trasera de su cabeza hasta un poco por debajo de las caderas.

Su cuerpecito ha ganado contextura, ha acumulado un poco más de grasa y de esta manera podrá resistir el cambio de ambiente que tendrá en el momento de nacer.

La placenta le administra los suficientes anticuerpos para que pueda tener defensa durante los primeros seis meses de después del nacimiento. Su cordón umbilical tiene la misma medida de lardo del pequeño. Ya el pequeño anhelado tiene una y pelitos, por tal motivo ya mucha de la grasa que lo cubría en protección ha desaparecido.

Para el momento de nacer su color podría verse amoratado buscando rosácea, su piel viene con a laverni cerosa, restos de sangre o de los altos niveles de las hormonas.

Cambios de la madre

Este es el momento, la gran semana ha llegado y es posible que te encuentres ansiosa pero nada tiene peso ya que el resultado está por nacer y cubrirá toda ansia, angustia e incertidumbres que has tenido durante estos largos 9 meses.

Es muy probable que en esta semana 40 expulses el tapón mucoso, esto no quiere decir que ya llego el día del parto. A veces se expulsa y ni siquiera te das cuenta que lo has expulsado; su forma puede ser gelatinosa de color blanco, o amarillento o buscando color marrón. Para mayor información sigue el artículo de tapón mucoso.

Cabe recordad que tu cuerpo se está preparando para esta última etapa, los órganos moviéndose, el útero ya preparado para el momento del alumbramiento.

Las contracciones continúan, agotamiento, malestares de vientre, estiramiento de la piel, posiblemente has aumentado de peso entre 8 a 16 Kg, no te angusties, habrá tiempo para dedicarle a tu apariencia física, puede ser que rompas aguas, pero casi nunca sucede sino cuando estas en la sala de parto y deben ayudarte a romper aguas, visita el artículo y complementas tu información.

Sugerencias para la semana 40 del embarazo

Durante todo el embarazo es necesario el control médico para llevar el control de la evolución del feto –bebé y de nuestro organismos en sus diferentes cambios.

Ser rigurosas en el cumplimiento de las recomendaciones indicadas por el especialista. Si algo está fuera de lo normal, no dejarlo pasar y hace la respectiva visita médica o una llamada telefónica.

Es fundamental participar en las actividades de relajamiento y de respiración que son necesario para cuando se presente el momento del parto. El realizar ejercicios y caminar sin agotarse, ayuda a todo lo que es un proceso de parto.

En este tercer trimestre las dilataciones son frecuentes pero en la semana 40 de embarazo contracciones son mucho más frecuentes, que tienden a confundir con las contracciones de parto. En el caso que los dolores sean cada 5 minutos durante una hora y no sede por ninguna circunstancia, es necesario salir de urgencia al centro de atención, llego la hora.

En este tiempo también es posible que ya sepas como será tú parto, si natural o por cesárea. El caso es que debes estar organizada y orientada en función del tiempo de la espera. De ser cesárea, en la entrada de la semana 40 para ubicar la fecha de la cirugía y no tengas que esperar un momento doloroso.

Evaluaciones médicas en la semana 40 del embarazo

Antes de la fecha del parto, se debe tener listo una evaluación de ecografía para verificar el ritmo cardíaco del bebé, estado de la placenta, el test basal.

Las evaluaciones de sangre, en general, para confirmar el estado de salud de la madre y a su la del bebé. Para evitar y prever algún inconveniente.

En este examen de la sangre se visualiza la hemoglobina, reservas de hierro y glóbulos rojos para sacar que la madre presente anemia. Los tiempos de coagulación de la sangre para evitar un derrame anormal en y después del parto.

El chequeo del feto es obligatorio en la semana 40 para contactar las condiciones que se encuentra y su posición correcta. Disfruta de este vídeo donde podrás complementar  lo descrito.

(Visited 95 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario