FORMACIÓN DEL BEBÉ EN LA SEMANA 23 DEL EMBARAZO

Es emocionante reconocer cada una de las etapas o trimestre con que se puede mencionar en el momento de la gestación, hoy te puedo hablar de la semana 23 del embarazo. Semana considerada como suave y ligera para muchas madres.

Podremos encontrar diferentes facetas de cambios y transformaciones en la mujer y en el bebé; de la misma manera es un milagro esta  etapa  ya que es considerada por los médicos como  la línea entre lo que se  refiere  al aborto y  el alumbramiento prematuro. Disfruta esta información.

semana 23 del embarazo

Embarazo en la semana 23

El embarazo en la semana 23 es el periodo correspondiente al segundo trimestre  del proceso de la fecundación, donde se pueden ver cambios tanto en la madre como en el bebé y esta etapa es la considerada como la mejor etapa de la gestación.

Cuando surge la pregunta por algunas madres, ¿semana 23 cuantos meses son?, se puede demostrar con la tabla de trimestre que es organizado el embarazo, donde refiere que la semana 23 corresponde al sexto mes de gestación.

Es el momento de disfrutar el embarazo ya que se puede sentir alegría y fuerza, el abdomen no se ha abultado para que se vea grande, ni para que se sienta mal o fastidiada.

El abdomen puede estar al nivel del ombligo y comienzas a sentir el estiramiento de la piel, se debe procurar no rascarse para evitar los rasguños en la piel.

Síntomas en la semana 23 de embarazo

En esta etapa de la semana 23 del embarazo se pueden destacar los siguientes signos o síntomas:

Estreñimiento, varices, sangrado de encías, manchas en la piel de la cara (cloasma), ardores, estrías, hemorroides, ciática, retención de líquidos, calambres en las piernas.

Cansancio y no puede respirar muy bien, porque el útero empuja a los pulmones  hacia arriba y ya demanda una aceleración en el oxígeno. Dolor de espalda,  evitar el cargar sobre peso ya que lastima la cervical.

Consejos y bienestar en la semana 23 de embarazo

A través de los alimentos sanos podrás adquirir gran cantidad de vitaminas, pero es necesario que tomes un suplemento en hierro que indicará tu ginecólogo, ya que en las mujeres embarazadas es natural la presencia de anemia si no sigues las instrucciones previas del médico.

Asimismo debes ingerir alimentos ricos en fibras ya que los suplementos en hierro pueden originar estreñimientos, y esta es la manera de evitar este mal.

Tu alimentación  debe estar balanceada rica en proteínas de la carne, sino te gusta la carne entonces la proteína del queso, legumbres y frutas secas. Debes tratar de alimentarte con 5 comidas diarias.

Es necesario que tu estado emocional este equilibrado,  debes compartir con tu pareja lo que estas sintiendo y padeciendo eso te ayudarán a tener control de ti. De la misma manera leer, realizar ejercicios físicos o de relajación, realizar respiraciones profundas, escuchar música son estrategias para descansar y tener tu mente ocupada, concentrada para no dar rienda a emociones negativas.

Es necesario el participar en actividades deportivas para que los músculos se tonifiquen y las  articulaciones se flexibilicen Es recomendable antes de acostarte a dormir, darte una ducha con agua tibia y escuchar música suave para prepararte para dormir.

Los especialistas sugieren que se duerma de lado, no de espalda ni boca abajo para no cortar el flujo sanguíneo a la placenta. De la misma manera podrías colocar una almohada entre las piernas y rodilla para equilibrar tu peso corporal. Para conocer con detalles  las posiciones para dormir en el embarazo te invitamos a visitar este artículo que será de gran utilidad.

Los cambios de la mujer en la semana 23 del embarazo

En esta etapa de la semana 23 del embarazo se ha creado un lazo afectivo entre la madre y el bebé, donde tus pensamientos radicarán más al cuidado de tu salud para así pueda fluir al bebé.

Pensando en una buena alimentación, realizando ejercicios físicos, una rutina de actividades para no fatigarte y de esta manera no molestar al bebé.

También es recomendable los ejercicios de yoga para embarazadas que van a colaborar  en el control de las emociones y ver las cosas desde otro punto de vista.

Las emociones de mamá

El instinto de protección es factible que  en algunas mujeres lo comiencen a desarrollar  en otras no sucede esta sensación pero no es de alarmar, lo adecuado es cuando nazca el pequeño.

Las emociones comenzarán hacer de las suyas pero si te mantienes activa y en actividades de rutina podrás mantenerlas a un lado por tu bien y la del bebé. El ritmo cardíaco comienza a estar acelerado y sudas mucho por tanto debes descansar para no llegar a la fatiga e ingerir los vasos de aguas correspondientes al día.

Cuerpo  de la madre

Tu peso debe haber alcanzado sólo  4 kilos;  es posible que continúen los gases y acidez porque los órganos del abdomen se comprimen y provocan esta reacción. El estiramiento de la piel puede ser molesto, picazón o ardor.

Es probable que aparezcan dolores en la espalda, calambres  por el ensanchamiento del útero, genera más peso y si permaneces mucho tiempo parada o en actividades diversas. Es natural el sangramiento en las encías en esta etapa.

Cuando te encuentres en reposo  en la cama, podrás compartir con tu bebé cuando el comience a realizar sus estiramiento y los hará más frecuente si tu acaricias y le hablas.

Cambios en el bebé en la semana 23 del embarazo

En la semana 23 del embarazo existe un desarrollo básico en los sentidos específicamente en el oído y estimula el equilibrio.

Aspectos del bebé

Por lo general el promedio de medida en esta semana 23 del embarazo es de 28, 9 centímetros desde su coronilla hasta sus partes traseras y para la semana 23 del embarazo peso del bebé es alrededor de 500 gramos. En este periodo de gestación el bebé puede sobrevivir al parto.

Ya su pigmentación en las cejas y cabellos se están adquiriendo por el reflejo en su ADN; sus aparatos respiratorio, circulatorio y digestivo están listos para funcionar fuera del útero materno. Sus pulmones aún le falta madurar para accionar independientemente.

Comienza acumular  la grasa en su cuerpo que era traslucida (vérnix caseoso), su piel es floja y es por eso que tiene una apariencia de arrugado. Se va haciendo opaca y gruesa.

Los sentidos del bebé

El bebé ya se estira, duerme, bosteza, sus músculos están coordinados y puede dar pataditas; como ha desarrollado el oído por eso puede dar respuesta al  sonido del mundo exterior, se puede visualizar sonrisas en sus labios.

Estos movimientos son estimulados por los padres y logran que el bebé comience a reaccionar a sus llamados. Si deseas completar esta información puedes visitar y leer el artículo sobre estimulación prenatal

En su rutina de movimientos puede articular los brazos para estirar, los pies los mueve buscando su comodidad y reaccionando a estímulos que recibe, las manos las mueve y da puñitos, tocar con sus dedos, estira sus piernas.

Exámenes médicos y pruebas en la semana 23

En la semana 23 del embarazo se mandan a repetir algunos estudios de laboratorios como los análisis de sangre y de orina, una ecografía y el test de O´Sullivan. Es necesario verificar el nivel de azúcar, proteínas y si existe alguna infección orinaría.

Identificar el factor  RH y grupo sanguíneo, descartar hepatitis B, VIH, sífilis, rubeola y varicela. Para descartar alguna presencia de cáncer al ocurrir los cambios de células cervicales se mandan hacer una evaluación pélvica (Papanicolau).

Realizar un ultrasonido para verificar fecha de parto, verificar el embarazo se encuentre dentro del útero, detectar embarazos múltiples, verificar el desarrollo y ritmo cardíaco del bebé, cantidad de líquido en la placenta entre otros más que ayudarán al mejor desenvolvimiento del embarazo.

El especialista  en esta etapa  sugiere  la visita del odontología ya que por el sangramiento de las encías es factible la presencia de una gingivitis.

(Visited 103 times, 2 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario