EN EL EMBARAZO ¿QUÉ ES ROMPER AGUAS?

Romper aguas pertenece a una expresión tradicional que hace referencia a la pérdida natural del líquido amniótico que rodea al feto dentro de la cavidad uterina, este líquido se encuentra dentro de un saco amniótico. En este artículo te explicaremos cuándo se debe romper este saco, lo que debes hacer, síntomas y diversos ejercicios para acelerar el proceso de parto.

romper aguas

 

¿Qué es el saco amniótico?

Este saco es el encargado de cubrir al feto durante todo el embarazo, esta compuesto por unas membranas finas que son las que protegen al feto. Dentro de este saco existe cierta cantidad de líquido amniótico, la unión entre el saco y el feto es a través del cordón umbilical.

En la misma zona donde se conecta, en la parte exterior también se encuentra unida la placenta y ambas se encuentran rodeadas por las paredes del útero.

Tiene como propósito garantizar seguridad y protección al feto durante su crecimiento y desarrollo. Le permite libertad para sus movimientos, y lo protegen de movimientos bruscos, posibles golpes, la posible presión que se ejerce sobre el útero y ante la presencia de perturbaciones sónicas.

Además de garantizar protección al feto, este líquido mantiene un ambiente cálido para el feto, contribuye a la formación y desarrollo de sus pulmones y como una fuente de alimentos rico en proteínas, carbohidratos y lípidos.

La cantidad puede variar a medida que pasan los meses, al llegar a las 38 semanas de gestación lo más ideal es que el feto este rodeado de 600ml aproximadamente de este líquido.

Cuando el momento del parto está muy cerca, el saco amniótico tiende a romperse gracias a la presión que ejerce la cabeza del feto sobre las membranas amnióticas o también se puede romper debido a las intensas contracciones.

Cuando esto ocurre el líquido es expulsado a través de la vagina sin dolor y de manera involuntaria, este debe ser acuoso y de color muy claro.

Existes poco casos en los que el saco amniótico no se rompe si no que se sufre una pequeña fisura, esto provoca la pérdida de líquido de manera discontinua que por lo general tienden a confundirse con flujo vaginal u orina. Es recomendable visitar a un especialista lo más pronto posible si no reconoces este fluido.

Ruptura prematura

El saco amniótico puede romper sus membranas un poco antes de las 37 semanas de embarazo, esto se conoce como una ruptura prematura de las membranas amnióticas o ruptura pre término.

Cuando esto ocurre la madre debe acudir lo más pronto posible a un centro hospitalario, ya que esta ruptura puede traer consigo ciertos riesgos para la madre y el bebé ya que este no está lo suficientemente desarrollado.

Incontinencia urinaria

Durante el embarazo el normal y muy frecuente que ocurra una incontinencia urinaria, la pérdida del líquido amniótico tiende a confundir con pérdidas de orina cuando este es expulsado discontinuamente.

Para diferenciarlo, podemos oler el líquido expulsado, ya que el líquido amniótico por lo general tiene un olor dulce y no tiene color, en cambio, la orina, si tiene olor y es de color amarillenta, también suele confundirse con el flujo vaginal. Puedes visitar el siguiente artículo que habla sobre el flujo en el embarazo. 

También se puede identificar a través de la presión que ejercemos en la pelvis, como si se estuviera aguantando las ganas de hacer pipí, si el líquido se detiene se debe a una pérdida de orina, por el contrario, si el líquido no deja de salir indica que la madre acabe de romper aguas.

Se debe prestar mucha atención al color del líquido expulsado, si se trata el líquido amniótico, mantén la calma y debes dirigirte a un centro hospitalario.

Pero, si su color varía entre verdoso, amarillento o cuenta con la presencia de sangre, debe acudir lo más pronto posible con un especialista ya que esto puede indicar la presencia de algún problema en el feto.

Después de romper fuente mientras más tarde en comenzar con el momento de parto, aumenta el riesgo de contraer una infección. Cuando la madre rompió aguas y no presenta contracciones de comienza el proceso de inducción de parto.

Síntomas

Romper aguas suele causar un gran nivel de angustia y ansiedad en las futuras madres. Es importante que las embarazadas estén informadas acerca de la ruptura del saco amniótico y así lograr mantener la calma cuando logre romper aguas.

Aspecto del líquido

El síntoma principal de romper aguas es la percepción de la salida del líquido, posterior a esta ruptura horas después pueden presentarse las contracciones, que indican que el cuello uterino se está comenzando a dilatar.

Como ya mencionamos anteriormente la ruptura del saco amniótico libera un líquido acuoso a través de la vagina, indicando que el momento de parto estas muy cerca. Esta expulsión no causa ningún tipo de dolor en la mujer.

La cantidad puede variar, pueden ser cantidades pequeñas que indica la fisura del saco o en grandes cantidades que indican la ruptura completa del saco.

Cuando la ruptura ocurrió cerca del cuello uterino, al momento en el que la madre se sienta, la cabeza del feto obstruye la salida del líquido por lo que la madre va a romper agua poco a poco, pero si la ruptura fue lejos del cuello uterino el goteo será mayor ya que no tendrá obstrucción.

Es normal que en algunas mujeres después de romper aguas no dilaten. Cuando esto ocurre comienzan con la administración de oxitócina para inducir el parto.

El líquido amniótico tiene un aspecto transparente como el agua. Algunas veces este suele teñirse de un colar rosáceo, esto se debe a la salida del tapón de moco cervical que obstruida el cuello uterino. Si viene teñido de un color verde o amarillento, se debe consultar con el especialista para evaluar el estado del feto. Puedes visitar el siguiente articulo que habla sobre el tapón mucoso en el embarazo.

Sin dolor

Al romper aguas las mujeres no sienten dolor o malestares, ya que el saco amniótico no contiene ninguna fibra nerviosa. Solo se siente molestia o incomodidad cuando el médico especialista la rompe o lo despega, ya que por el tacto de una zona sensible.

El dolor suele aparecer después de romper aguas, ya que comienzan a producirse las contracciones indican que la el cuello uterino se está dilatando cada vez más, pueden pasar horas desde la ruptura del saco sin causar ningún daño al feto.

Al momento del llegar al centro hospitalario, te realizar ciertas revisiones físicas para evaluar tu estado y del bebé, dependiendo de los resultados, pueden continuar con el proceso de parto de manera natural o pueden comenzar con la inducción del mismo. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el monitoreo fetal.

Durante ese proceso se toman en cuenta ciertos factores, como la presencia de fiebre, infecciones, entre otros.Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre la fiebre en el embarazo.

Romper aguas sin contracciones

Cuando llegó el momento de romper aguas, algunas veces las madres no presentan contracciones, estos son casos muy frecuentes en los centros hospitalarios y se debe a una ruptura temprana del saco amniótico.

Al no presentar las contracciones, tu cuerpo indica que no está preparado para el momento del parto, pero al romper aguas se están liberando grandes cantidades de hormonas que estimulan su comienzo.

Es importante que al momento de romper agua la madre anote la hora exacta de cuándo ocurrió y la apariencia del líquido expulsado, también existen casos en los que las madres no llegan a romper aguas.

Cuando esto ocurre cuando el especialista lleva a cabo un proceso llamado amniotomía, esta consiste en la ruptura manual del saco amniótico.

 

Ejercicios para romper aguas

Romper aguas es un proceso totalmente natural y espontáneo, esto ocurrirá cuando el feto esté completamente desarrollado, no es recomendable auto romper la membrana amniótica.

Esto puede provocar ciertas complicaciones y posibles riesgos que pueden afectar la vida de la madre y el bebé. Recordemos que este líquido es el que protege al bebé, y al romperlo antes de tiempo puede ser perjudicial para él.

La complicación o riesgo más importante es la posibilidad de una infección, también el romper agua de manera manual puede dejar sin protección al bebé y al ser provocado antes del momento de parto puede producir complicaciones graves como la realización de una cesárea de emergencia. También puedes visitar el siguiente artículo que habla sobre los tipos de parto.

Cuando la madre romper intencionalmente el saco amniótico puede desarrollarse una infección en las membranas amnióticas. La cual puede empeorar a medida que transcurra el tiempo. La vagina contiene gérmenes naturalmente, estos pueden afectar la cavidad uterina ya que el útero es una cavidad totalmente estéril.

Debido a la comunicación que mantiene con la vagina, a medida que avance el embarazo se comienza a desarrollar el tapón mucoso que obstruye esta comunicación. Los médicos son los únicos que pueden romper el saco amniótico de manera manual, y esto se realiza después de haber realizado una serie de pruebas.

Existen ciertos métodos o trucos o métodos completamente naturales. Estos estimulan al proceso de parto más no a la ruptura del saco amniótico, estos deben ser realizados al llegar a las 38 0 40 semanas de embarazo. Estos deben ser realizados al llevar un embarazo normal sin ninguna complicación o riesgo Entre ellos tenemos:

Caminar

Si la fecha de parto ha pasado lo más aconsejable es caminar. El realizar caminatas a diario ayuda a la estimulación del cuello uterino y por ende al momento de parto. Esta debe ser con un ritmo moderado manteniendo la pelvis en constante movimiento. Esto va a  permitir el descenso del feto hasta llegar a la base del cuello uterino.

Subir escaleras

Este método debe realizar pausadamente evitando el cansancio y agotamiento, se debe mantener un ritmo moderno para evitar alguna leve complicación.

Sentarse sobre una pelota

Es muy común el uso de las pelotas de gimnasia ya que estas le permiten a la madre mover la pelvis estimulando al bebé para que logre llegar al cuello uterino.

 

Técnicas psicológicas

Al pasar la fecha de parto o al romper aguas es importante que la madre mantenga la calma y se enfoque en lo que debe realizar después. Algunos consejos son:

Mente ocupada

Al aproximarse cada vez más a la fecha de parto suele desarrollar cierto grado de ansiedad en la madre. Es importante que esta realices diferentes actividades para mantener la mente ocupada en otras cosas.

Preparar la llegada

Es importante que la madre esté preparada para la llegada del bebé. Manteniendo una maleta lista para cuando llegue el momento de romper aguas está mucho más relajada. Te invito a leer el siguiente artículo que expone algunas recomendaciones sobre qué llevar al hospital para dar a luz. 

 

 

Beneficios de romper aguas

Al momento de romper aguas de manera natural indica que el parto ya está por comenzar. Cuando las contracciones aparecen estas comienza a ejercer presión sobre el saco amniótico logrando la dilatación del cuello uterino. El romper aguas ayuda a este proceso de dilatación y además permite la salida suave del bebé a través del canal vaginal manteniéndolo protegido.

Con el control médico necesario mientras más tarde en romper agua mucho mejor, esto disminuye el riesgo de contraer alguna infección y contribuye a que las contracciones sean menos intensas, en algunos casos, se lleva a cabo la dilatación del cuello uterino y el saco amniótico permanece intacto. Este puede romperse casi en la expulsión total del bebé o salir intacta con el bebé.

Para finalizar, romper aguas significa que ¡tu bebé está por nacer! Al romperse el saco amniótico se desencadenaran las contracciones que van a ayudar en la expulsión de tu bebé. Es importante que conozcas cómo identificar estos signos y síntomas y cómo actuar ante ellos.

Recuerda que, romper de manera manual tu bolsa amniótica no está recomendado ya que puede causar daños a tu bebé. Lo más esencial que puedes hacer es mantenerte paciente y esperar que este momento ocurra naturalmente.

 

 

 

(Visited 472 times, 4 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario