¿SE PUEDE COMER PESCADO AZUL EN EL EMBARAZO?

Sabías que el pescado azul en el embarazo no es recomendado, sus niveles de mercurio son muy elevados. Por lo que a pesar de ser un alimento usual, se orienta a consumir en bajas dosis. Para conocer más de este alimento y cómo debe consumirse, te invitamos a leer el siguiente apartado.

pescado azul en el embarazo

 

Dieta de pescado en el embarazo

Agregar pescado a su régimen de alimentación es un método decente para gastar proteínas y grasas insaturadas omega 3 que son sólidas sin comer una cantidad excesiva de grasa empapada. Sea como fuere, prácticamente todos los peces contienen toques de mercurio.

Pero como dato curioso, en enero de 2017; estudios realizados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EEUU. (FDA) y la Agencia de Protección Ecológica de los EEUU. (EPA) presentaron una propuesta reconsiderada sobre la utilización del pescado azul en el embarazo, y lo perjudicial en cuanto a su exceso.

Una Propuesta

Los recientes estudios de obstetras alertan sobre el consumo del pescado azul en el embarazo, por lo que recomiendan en sus investigaciones comer de 2 a 3 porciones por semana, el equivalente de 8 a 12 onzas de varios pescados. Pero solo 1 porción por semana, que es igual a 6 onzas de pescado azul.

Evadir peces con las centralizaciones más elevadas de mercurio. Observe las advertencias sobre la comida que han recibido sus seres queridos, y cuando no haya alertas, simplemente coma una porción de esos pescados cada semana y no coma ningún otro pescado esa semana. Las mujeres que siguen estas sugerencias podrían beneficiarse al comer pescado sin experimentar peligro.

Sobre el mercurio

El mercurio es un metal que existe normalmente en la tierra y cuya suma aumenta debido a la contaminación moderna. Muchas personas no se ven afectadas por estas minúsculas medidas de mercurio.

En el caso de que una mujer se presente a niveles significativos de mercurio previamente o durante el embarazo, tanto su bienestar como el de su hijo se ven comprometidos. Los bebés que reciben mercurio en el vientre pueden soportar:

  • Daño severo al sistema sensorial.
  • Daño cerebral
  • Desafíos de aprendizaje

Examine estas propuestas y las posibles ventajas de devorar pescado con su obstetra o ginecólogo u otros proveedores de servicios obstétricos.

Considere restringir la admisión a 3 porciones, es decir; de 12 onzas por semana para limitar los efectos nocivos del mercurio. De hecho; existen otros alimentos que guardan relación en este período, por lo que le sugerimos leer sobre el café en el embarazo.

Riesgos y beneficios del pescado azul

Un examen en los Estados Unidos encontró que la introducción del pescado azul en el embarazo expande el peligro de que el niño cree que se tendrá en cuenta el problema de deficiencia de hiperactividad (TDAH) en algún momento.

No obstante, la investigación también encontró que cuando devoras ciertos tipos particulares de pescado, por ejemplo, salmón, ese peligro de TDAH disminuye durante el embarazo. Se sabe que el mercurio es un especialista neurotóxico relacionado con problemas formativos.

Además, uno de los principales manantiales de presentación de este compuesto en las personas es la utilización de pescado, que contiene niveles elevados de mercurio. Esa es la razón por la cual los especialistas sugieren que las mujeres embarazadas limiten su admisión de pescado a cerca de dos porciones por semana.

Pese a todo, también es una fuente importante de suplementos, por ejemplo, grasas omega 3 insaturadas, que se sabe que benefician la salud mental. Por lo que el consumo del pescado azul en el embarazo no es negado, más se sugiere ser recomendado en bajas dosis.

Pros y contras

Los analistas del Hospital Brigham and Women’s y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston necesitaban un especialista sobre los peligros y las ventajas del pescado azul en el embarazo, su conexión con los problemas formativos en los niños, especialmente los problemas identificados con hiperactividad.

El examen, distribuido en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, encontró que algunos tipos de peces aseguran contra el TDAH, mientras que otros lo incrementan. Esta dualidad muestra que es factible que una mujer embarazada coma pescado saludablemente saludable sin que se le presente un exceso de mercurio, afirman los científicos.

El TDAH se evalúa para influir en aproximadamente el 10% de los niños de todo el mundo, sin embargo, sus causas aún no se comprenden con claridad. El mensaje más significativo del examen es que necesita comer pescado a la luz del hecho de que estos impactos defensivos son significativos.

Estadísticas

En cualquier caso, debe evadir todo pescado que contenga niveles elevados de mercurio. La investigación requirió alrededor de 400 jóvenes concebidos en algún lugar en el rango de 1993 y 1998. No mucho después de concebir los exámenes, recolectaron pruebas de cabello de sus madres para evaluar sus niveles de mercurio.

Asimismo, solicitaron que las madres completen una encuesta para decidir cuánto pescado azul en el embarazo consumieron. Después de ocho años, los investigadores intentaron que los niños evaluaran sus prácticas relacionadas con el TDAH.

Los resultados indicaron que los bebés cuyas madres tenían niveles más significativos de mercurio durante el parto estaban obligados a mostrar prácticas relacionadas con el TDAH. Según los investigadores, estos grados de mercurio fueron incluso más bajos de lo que se ha considerado posiblemente peligroso en investigaciones anteriores.

En cualquier caso, los especialistas también encontraron que la descendencia de las madres que dijeron que comieron múltiples porciones de pescado durante siete días demostró menos peligro de TDAH que las de las madres que se limitaron a dos porciones.

Dualidad

Las mujeres deben darse cuenta de que los suplementos en el pescado son útiles para la construcción del cerebro de las crías. En cualquier caso, se debe conocer que algunos peces tienen niveles significativos de mercurio en ciertos tipos de peces pueden ser un peligro. Los investigadores no examinaron qué tipo de pescado habían comido estas mujeres.

En cualquier caso, garantiza que esta dualidad de peligros y ventajas puede aclararse por el tipo de pescado y los grados de mercurio que contienen. Afirman que investigaciones anteriores han demostrado que las mujeres embarazadas deben abstenerse de comer pescado que contenga niveles más elevados de mercurio.

Por ejemplo, tiburones, pez espada, caballa gobernante: scomberomorus cavalla y peces nuevos. Sea como fuere, hay peces con bajos niveles de mercurio, por ejemplo, lenguado, eglefino: melanogrammus aeglefinus y salmón, que pueden protegerse durante el embarazo y una fuente de alimentación decente, entre ellos.

Ante el consumo del pescado azul en el embarazo, las mujeres deben darse cuenta de que los suplementos en los peces son útiles para la mente del embrión creador. En cualquier caso, las mujeres también deben saber que los niveles significativos de mercurio en ciertos tipos de peces podrían ser un peligro.

El mensaje más relevante es hacer conocer lo  importante del examen, y que se necesita comer pescados pero en bajas dosis, sobre todo aquellos que son elevados en mercurio. En cualquier caso, debe mantenerse alejado de todo pescado que contenga niveles elevados

Orientación

Las personas reciben mercurio a través del régimen de alimentación, con la utilización de pescado. Al parecer, el mercurio cruza el límite de la placenta para llegar a la cría, causando consecuencias hostiles para el desarrollo fetal y la salud mental.

El mercurio es un metal que en grandes cantidades puede dañar el cerebro en el avance de los bebés y los jóvenes, y problemas de aprendizaje. De esta manera, es apropiado devorar pescado con un bajo grado de mercurio para mujeres embarazadas, bebés y jóvenes.

Varios entes de salud han publicado una guía exhaustiva para saber comer pescado azul en el embarazo; elija sabiamente. Protéjase del mercurio, con la dosis sugerida en gestación, a las mujeres que amamantan y a los niños qué tipo de pescado es más prudente. Ingerir y que debe mantenerse a una distancia estratégica de depender de su fijación de mercurio.

El pescado es rico en proteínas y suplementos y bajo en calorías, a pesar de que de vez en cuando puede contener mercurio. La gran mayoría puede comer pescado sin agonizar por el mercurio, sin embargo, las mujeres y jóvenes embarazadas o en período de lactancia deben controlar qué tipo de pescado pueden comer y cuál es más inteligente para mantener una distancia estratégica.

Ante el comer pescado azul en el embarazo, pequeñas cantidades puede pasar a la leche materna. El mercurio puede influir en el desarrollo del cerebro y desorden en el aprendizaje de los niños. La mayoría de los bebés cuyas mamás comen pescado durante el embarazo son llevados al mundo de manera sólida y crean sonido, sin embargo, cuanto menos descubierto sea el mercurio, mejor.

Lista de peces según sus niveles

La mayoría de los peces contienen algo de mercurio, pero algunos contienen altas sumas. Los peces más grandes y los que se alimentan de otros peces en general tendrán más mercurio. En este sentido, la utilización de mercurio por parte de las personas dependerá del tipo de pescado que consumen y con qué frecuencia.

Aquí hay un resumen de los peces aptos para comer y cuáles mantener una distancia estratégica de depender de su contenido de mercurio, incluyendo el pescado azul en el embarazo:

Muy bajo en mercurio

Muchos peces existen en el mundo marino, acá te dejaremos conocer cuáles son los que poseen muy bajos niveles de mercurio y apropiados para el consumo durante el embarazo:

  • Anchoas
  • Almejas
  • Langostas de río
  • Merluza
  • Arenque
  • Ostras
  • Abadejo
  • Salmón
  • Sardinas
  • Camarones
  • Pescadilla

Medio nivel en mercurio

En el párrafo anterior conociste el pescado que pueden consumir en el embarazo sin problemas, gracias a sus bajos niveles de mercurio. Ahora sabrás cuales poseen un poco más de este elemento:

  • Pescado blanco
  • Palometa
  • Bacalao
  • Cangrejo
  • Corvina
  • Caballa del Atlántico
  • Mejillones
  • Perca
  • Vieiras
  • Lenguado
  • Calamares
  • Trucha de agua dulce
  • Atún (enlatado tipo claro)

Alto en mercurio

Justo acá tendrás los que son muy elevados en mercurios y altamente perjudiciales, denominados como pescado azul en el embarazo. Conoce cuales son:

  • Lubina
  • Anjova
  • Anguila
  • Langosta
  • Rape
  • Trucha de mar
  • Bacalao negro
  • Raya
  • Pargo
  • Atún enlatado (del tipo albacora o blanco)

Demasiado alto en mercurio

En esta apartado tendrás una lista del pescado azul en el embarazo que debes evitar a toda costa, debido a sus altos niveles de mercurio. Considerado por los médicos y especialistas como los más perjudiciales.

  • Mero
  • Caballa
  • Aguja
  • Tiburón
  • Pez espada
  • Atún (fresco, filetes, sushi)

Con todo, la utilización de peces enormes debe abstenerse durante el embarazo, la lactancia y la juventud hasta la edad de cinco años, por ejemplo, pez espada, tiburón, pez rojo y lucio. Estos peces pueden recolectar niveles excepcionalmente elevados de toxinas diligentes como el mercurio.

No obstante, el pescado es rico en grasas omega 3 insaturadas y diferentes sustancias que son ventajosas para la madre y el bebé. De esta manera, los especialistas sugieren la utilización de peces más pequeños, que en general acumularán menos venenos, por ejemplo, sardinas, doradas o anchoas.

A continuación te dejamos un enlace sobre la vitamina C en el embarazo, donde conocerás otro factor de relevancia durante la gestación.  También presentamos un vídeo donde podrás saber un poco más sobre el pescado azul en el embarazo y cómo se involucra en desarrollo del bebé. ¡Disfrútalo!

(Visited 133 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario