EL MONITOREO FETAL: ¿CUAL ES SU FUNCIÓN?

Una vez que se acerca la fecha del parto, es necesario realizar un examen llamado Monitoreo fetal, esta es una prueba que no causa dolor alguno, y no provoca ningún efecto en el bebé, solo es para controlar y monitorear el bienestar del bebe cuando ya está en las finales semanas del embarazo.

¿Qué es el monitoreo fetal?

Puede ser posible que el doctor realice durante el parto o las últimas semanas del embarazo este examen, con el fin de saber la frecuencia cardíaca y otros aspectos referentes al bebe, como su ritmo cardíaco.

El promedio de la frecuencia cardíaca del bebé es aproximadamente de 120 a 160 latidos por minuto, esto puede variar dependiendo las condiciones que se encuentre él bebe y el útero.

Cuando esta frecuencia no cumple en el bebé, significa que puede no estar obteniendo suficiente oxigeno o que tiene otro tipo de complicaciones, esto obligaría al doctor a tomar la decisión de realizar una cesaría o un parto de emergencia.

Por medio de esta prueba se verifica los latidos del corazón del bebé, y de la embarazada se monitorea la actividad del útero, en este se inspeccionan los movimientos del bebé, comprobando de esta manera que está en buen estado.

Este examen se puede realizar en clínicas o en hospitales, y como se mencionó anteriormente se hace aproximadamente en las últimas semanas del embarazo, para evitar que el bebé venga con la salud comprometida.

Otra de las cosas que se verifica con este examen, es la oxigenación que tiene el bebé, y el funcionamiento que tiene la placenta, comprobando que sean adecuados. Si es necesario se pueden realizar otros análisis para complementar información del bebé y de la embarazada, como una ecografía, el estado del cuello del uterino y de la madurez del mismo.

¿Como se realiza el monitoreo fetal?

  1. En el abdomen de la embarazada se le coloca una cinta que es la que sostiene un sensor, donde este registra cada frecuencia de las contracciones, así como también la intensidad de cada una, esto en una hoja de papel.
  2. Otro sensor que va sostenido con otra cinta se encarga de registrar los latidos del corazón del bebé así como también la frecuencia y las variaciones.
  3. La embarazada tendrá en su mano un pulsor y en el momento que ella perciba un movimiento del bebe, debe tocar el pulsor, así registra en el mismo papel los movimientos del bebe.

En resumen en el papel de registro debe estar plasmado las contracciones si en ese momento las tuvo, los movimientos del bebé y la variación, frecuencia, y los latidos del bebé.

Para realizar este estudio se debe tener una preparación de la madre, que es comer alimentos dulces, para que al momento de realizar el monitoreo el bebé tenga más movimientos de lo normal. El doctor calificara según los resultados arrojados por el monitoreo si la prueba es reactiva, no reactiva, si es satisfactoria o no, o si en el caso de ser dudosa repetir el monitoreo.

Riesgos y beneficios del monitoreo fetal

Los riesgos en este procedimiento no son reconocidos, ya que es muy popular, y usando el fetoscopio, el doppler ni el monitoreo externo. Por el contrario con el monitoreo interno podría ocasionar infección pero es un leve riesgo.

Se usa un electrodo para ser usado en el cuero cabelludo del bebé, y es posible que deje una cicatriz pero usualmente sana rápido. Los beneficios de este procedimiento del monitoreo es que facilita el reconocimiento de posibles problemas en el feto, y así tomar la decisión de realizar otro tipo de estudios o en su defecto inducir el parto, si es que así se requiera.

Fundamento del monitoreo fetal preparto

En el momento de realizar la prueba a la embarazada se coloca en una camilla ya sea de manera acostada o sentada, se le colocan las cintas con los sensores donde uno registra los latidos del bebé y el otro sensor indica la actividad que posee el útero en ese momento, este procedimiento tiene la duración de aproximadamente treinta minutos.

Durante los treinta minutos que dura el procedimiento se ve el registro de todos los datos adquiridos por los sensores, donde también se puede ver la actividad en un monitor, así como también los movimientos del bebé al momento que la madre toque el pulsor.

Como antes se mencionó la frecuencia cardíaca es entre 120 y 160 latidos por minuto, si el bebé se mueve más de cinco veces durante la media hora que dura el monitoreo se puede definir como el bienestar del bebé, este también se puede identificar por los aumentos de la frecuencia cardíaca.

Sufrimiento del bienestar fetal

Esta complicación es también llamada distres fetal, o pérdida del bienestar del bebé, es referente a que él no está recibiendo el suficiente oxigeno que debería, y esto podría originar graves problemas en su cerebro, por lo que sumamente importante que se resuelva con rapidez, las medidas y decisiones que tomen los doctores en ese momento para salvar la vida del bebe.

Los síntomas del distres fetal

Durante la contracción se observa la disminución o el aumento de la frecuencia cardíaca del bebé, con cambios bruscos, también al observar meconio dentro del líquido amniótico, que la madre observe que disminuyen los movimientos del bebé, según los análisis del médico determinará si con el cambio de posición de la madre mejora la situación, o si es necesario realizar una cesaría con urgencia.

Tipos de sufrimiento fetal

Existen dos tipos de sufrimiento fetal, por lo que está el agudo y el crónico, es común que se conozca de estos al momento del parto, pero muchas veces suceden durante el embarazo.

El que se considera agudo se presenta durante el parto, es una urgencia médica, se presenta de forma inesperada cuando no tiene suficiente oxigeno el bebé, en este caso se debe realizar el nacimiento del bebe muy pronto, ya sea por vía vaginal, con constante vigilancia, o por cesaría.

Cuando se habla del sufrimiento fetal crónico es de manera progresiva, es que sucede durante el embarazo, no es considerado una emergencia, ya que como es gradualmente el bebé tiende a adaptarse cada vez más a las condiciones que se le presente.

Durante el embarazo se trata de corregir la causa del sufrimiento fetal, para que así el bebé siga creciendo normalmente y madurando de forma saludable, hasta el día de su nacimiento.

Prevención del sufrimiento fetal

A pesar de que el sufrimiento fetal se presenta de forma inesperada, no es una condición que se pueda evitar como tal, pero si por el contrario se cumplen con unas causas o factores de peligro como problemas en el cordón umbilical, detalles en la circulación, diabetes o malformación del útero, se debería prestar más atención al embarazo, para tener tiempo de detectar alguna anomalía.

Hay dos pruebas que se realizan al el bebé al momento de nacer, de esta forma se puede saber la gravedad del sufrimiento fetal, una es el test Apgar, la segunda es el pH del cordón umbilical, para medir la acidez de este, siendo más objetiva.

En la actualidad y gracias a la tecnología, es poco probable que un bebé tenga un sufrimiento fetal grave, en caso contrario, se podrán observar las consecuencias en los primeros años de vida o por lo contrario de manera inmediata, estas consecuencias dependerán de la zona del cerebro que fue comprometida.

Importancia del monitoreo fetal

Es importante realizar este procedimiento ya que arroja información importante del bebe, su oxigenación, y la vitalidad en el vientre de la madre que tiene.

Mide la frecuencia cardíaca, los latidos del bebe, las alteraciones en el flujo sanguíneo que afectan la frecuencia cardíaca, las presiones que se originan en el útero causadas por contracciones del útero y su irritabilidad, y por ultimo puede  determinar si existe amenaza de parto prematuro o parto real.

Existen dos tipos de monitoreo fetal, la externo e interno. el externo, se realiza en las últimas semanas de gestación, revela la frecuencia cardíaca, la presión en el útero de la madre.

El monitoreo fetal interno se utiliza durante el control intraparto, colocándose un electrodo en la cabeza del bebé y otro en el interior del útero materno, para medir la presión de este.

Riesgo o molestia para el feto o la madre

No existe riesgo alguno para el bebé, todo lo contrario, sirve para comprobar que está en buenas condiciones, así como también el útero.

En algunos momentos es incómodo para la madre, por la posición que debe tomar a la hora de realizar el procedimiento, y así tener una mejor señal de calidad.

(Visited 323 times, 2 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario