¿POR QUÉ TENGO INSOMNIO EN EL EMBARAZO ?

No poder dormir o padecer de insomnio en el embarazo es una situación que afecta a la futura mamá, porque lo ideal sería tener un agradable descanso en esta etapa de gestación para enfrentar la nueva fase que se viene luego del parto que es dedicarle tiempo completo al recién llegado bebé.

Entonces todas se preguntan ¿Por qué tengo insomnio en el embarazo? Existe un sinfín de razones que afectan a la mujer que hacen que padezca de insomnio en el embarazo, en este artículo hablaremos de muchas de ellas.

Insomnio en el embarazo

Etapas de insomnio en el embarazo

El proceso de transformación que sufre la mujer durante su proceso de embarazo es bastante amplio, desde cambios fisiológicos,  hormonales hasta psicológicos, que van incrementándose a medida que avanza el tiempo de su embarazo , podemos describirlos por etapas, son tres trimestres de intensa actividad corporal.

Insomnio y somnolencia al principio del embarazo

En las primeras semanas de embarazo, se inician las primeras alteraciones del sueño, encontrándose en esta primera etapa con una somnolencia excesiva, la mujer puede sentirse muy cansada y con mucho sueño.

Esto que está sucediendo es un cambio en su sistema endocrino que se está preparando para la gestación, produciendo un aumento en el nivel de la progesterona, hormona encargada de preparar el útero para la implantación del embrión en desarrollo.

Los niveles de progesterona que han estado aumentando desde las primeras semanas y que promueven el sueño o debilidad durante el día, hace que en las noches este efecto sea contrario, porque la mujer ha estado en somnolencia a tempranas horas, ocasionando insomnio en las noches.

El cansancio también es producido por el incremento de pulsaciones cardíacas debido a que en esta fase de preparación, donde la presencia de una nueva vida exige mayor flujo sanguíneo, circula con más rapidez la sangre por las venas causando un leve agotamiento, en este caso es aconsejable un mayor descanso para recuperar energías.

En este caso, la recomendación es descansar lo máximo posible para no crear más cansancio del debido, si las actividades diarias no permiten descansar lo suficiente, se aconseja una alimentación ligera y hacer un poco de ejercicio físico.

En ningún caso se debe recurrir a tomar bebidas energizantes porque pueden ser perjudiciales para el feto. Se puede dar el caso, que en estas primeras semanas de embarazo, algunas mujeres presenten insomnio ocasionado por el estrés o ansiedad que le genere su nuevo estado.

En vista de esto, deciden  acudir a medidas como terapias de relajación, respiraciones profundas, infusiones naturales, pero nunca tomar medicamentos sin prescripción médica.

Insomnio en el primer trimestre de embarazo

Luego de pasar esa primera fase de somnolencia y a medida que los cambios fisiológicos y hormonales continúan en avance, pueden presentarse con mayor frecuencia los episodios de insomnio, en este primer trimestre los cambios más notorios pueden ser los siguientes:

  • Comienza la fatiga o malestar producido por las náuseas y vómitos. Generalmente son en la mañana, pero hay casos que estos síntomas persisten durante el día pudiendo llegar a extenderse hasta la noche, y dependiendo de la alimentación pudiese empeorar a la hora de dormir y ocasionar reflujo gástrico.
  • Los cambios hormonales juegan un papel importante en esta etapa porque tiene un aumento significativo para preparar a la mujer en su proceso de gestación, uno de ellos es que la secreción hormonal disminuye el músculo de la vejiga y esta dilatación produce ganas de orinar con frecuencia, generando desvelo o insomnio porque la mujer debe levantarse varias veces para ir al baño.
  • Otro efecto por los cambios hormonales, suele darse a nivel sicológico por las variaciones en la progesterona, estrógenos y cortisol, en esta etapa la mujer puede presentar episodios de miedo, angustia e incertidumbre por su nuevo estado, también dependiendo de la situación emocional que pueda estar atravesando, porque se da el caso de embarazos en adolescentes, mujeres solteras o con alguna condición física que pueda interferir en su equilibrio psicológico ocasionando insomnio o falta de sueño recurrente.

Insomnio en el segundo trimestre de embarazo

En esta etapa del embarazo, ya el cuerpo se ha ido adaptando al proceso de cambios, las náuseas y vómitos han disminuido, el aumento del abdomen todavía no es  tan prominente y si todo marcha bien tu estado de ánimo mejora y es probable que se duerma mejor en esta fase, pero se puede dar el caso que existan algunos motivos de insomnio en este segundo trimestre de embarazo:

  • Sentir angustia por el bienestar del bebé, pensar en las consultas médicas y los exámenes que probablemente solicite el médico y la posibilidad de que algo no pueda salir bien genera ansiedad en la mujer que puede repercutir en el sueño.
  • El aumento progresivo del abdomen ocasiona que ya no encuentres una posición cómoda para dormir y se te dificulte conseguir un mejor descanso, además puedes sentir un poco de presión en la vejiga y debas levantarte varias veces para ir al baño a orinar.
  • El bebé empieza a moverse y es posible que en este trimestre de embarazo sientas por primera vez sus pataditas y esa nueva sensación ocasiona algunos despertares nocturnos.
  • Un gran número de mujeres empieza a sufrir de reflujo gastroesofágico que les ocasiona un desagradable ardor y sabor amargo en la garganta, lo que les impide disfrutar de un buen descanso cuando se encuentra en posición horizontal.

Insomnio en el tercer trimestre de embarazo

En este tercer trimestre el insomnio en el embarazo se multiplica porque todas las molestias presentes en los primeros meses empeoran exponencialmente.

Aunque la alegría de que se acerca la fecha para conocer a tu bebé es una gran alegría, los cambios corporales son muy significativos y tus horas de sueño disminuyen.

Es como si te estuvieras preparando para las horas de insomnio que llegarán después del nacimiento del bebé. Aquí te contamos esos síntomas que no te dejarán dormir en esta etapa:

  • No todas las mujeres tienen la dicha de que se les desaparecen las náuseas y vómitos en las primeras semanas de embarazo, un gran porcentaje padecen de esta desagradable sensación hasta el final del embarazo.
  • El reflujo gastroesofágico cada vez se vuelve más intenso por las hormonas del embarazo y el poco espacio o presión en el estómago, haciendo que el líquido amargo suba hasta la boca y cuando estás acostada la situación empeora lo que impide conciliar el sueño.
  • Levantarse en las noches a orinar ocurre con más frecuencia en los últimos meses, el aumento del volumen del útero va haciendo más presión a la vejiga, también el volumen de líquidos en el organismo aumenta en el embarazo.
  • El bebé crece muy rápido en el último trimestre y en los últimos días mucho más, el espacio dentro del vientre materno ya no lo es suficiente y se mueve con fuerza, las piernas las extienden dando fuertes patadas, la cabeza también la presionan con fuerza en la zona baja del vientre, estos movimientos son de día y de noche.
  • Molestias en la espalda por la curvatura en la columna y no encontrar una posición adecuada para dormir contribuyen con el insomnio.
  • En este trimestre son frecuentes los calambres en los pies y las piernas por la presión que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos y sobre los nervios que conectan el tronco con las piernas. En ocasiones suele presentarse también el síndrome de piernas inquietas, es una desagradable sensación de no poder dejar las piernas en reposo, sintiendo un hormigueo fastidioso y la forma de dejar de percibirlo es moviendo las piernas.
  • Trastornos en la respiración por la frecuencia de ronquidos ocasionados por el aumento de tamaño de la barriga y la presión del útero sobre el diafragma, esto ocasiona la interrupción del sueño varias veces en la noche.
  • La hormona oxitocina aumenta en esta fase final del embarazo, ella se encarga de suministrar mucha energía a la mujer pero también provoca agitación, susceptibilidad e insomnio.
  • Como el momento del parto se acerca, la ansiedad y los nervios aumentan, la incertidumbre de saber si el bebé nacerá bien, cómo será el proceso de parto, tener todo lo necesario para el alumbramiento y cosas necesarias para el bebé, todo esto va generando más y más insomnio en el embarazo.

Tratamiento para controlar el insomnio en el embarazo.

El tratamiento para controlar el insomnio en el embarazo es variado, luego de haber revisado las causas que provocan el insomnio en el embarazo y las afecciones que provocan en el estado de ánimo de la embarazada, vamos ahora a revisar cuáles son los tratamientos más sencillos para controlarlo.

Todo esto va a depender del caso y su magnitud, lo conveniente es visitar al especialista.

Recomendaciones para el primer trimestre de embarazo

El reto para enfrentar los malestares del embarazo, especialmente el desagradable insomnio, empieza desde que te enteras que estás embarazada, así te irás preparando a los futuros malestares que se avecinan, así que empecemos!

  • Debes mantener un ritmo equilibrado entre el sueño y la vigilia, si te adaptas a la somnolencia diurna, descansando sólo por breves intervalos, logras mantener un ritmo de sueño en las noches.
  • Las comidas deben empezar a ser más ligeras, especialmente la cena, dando prioridad a las proteínas y vegetales, deberás comer máximo dos o tres horas antes de irte a la cama.
  • Comer en casa mientras te sea posible, son comidas más saludables y de esta manera aprovechas de tomar pequeñas siestas de 10 a 15 minutos, este será un sueño reparador que aliviará la somnolencia el resto del día.
  • Para aliviar el reflujo gastroesofágico se recomienda dormir con un cojín debajo de la espalda, esta posición ayuda a que no suban los líquidos gástricos.
  • Hacer ejercicio físico moderado, especialmente después de comer hace recuperar la energía y disminuir la somnolencia durante el día y promueve el sueño en la noche.

Recomendaciones para el segundo trimestre de embarazo

A partir del 4° al 5° mes de embarazo, debes aumentar los cuidados que iniciaste en el primer trimestre, ya la somnolencia de las primeras semanas ha pasado pero los cambios físicos y hormonales van en aumento.

En este sentido, aplicar las siguientes recomendaciones te resultan beneficiosos como tratamiento para el insomnio en el embarazo:

  • Si te encuentras ansiosa por tu embarazo, la recomendación es practicar ejercicios de relajación, yoga, conversar con tu pareja o algún amigo a familiar o hacer algo que te mantenga distraída.
  • Evitar las bebidas excitantes que contengan cafeína, tomar café está prohibido, en su lugar debes tomar ciertas infusiones que promuevan la relajación.
  • Hacer ejercicio físico suave por lo menos 30 minutos al día, siempre y cuando sea autorizado por el médico.
  • Tomar abundante líquido durante el día, preferiblemente agua, pero debes disminuir la cantidad a ingerir algunas horas antes de acostarte.
  • La última comida debe hacerse por lo menos tres horas antes de acostarte y la misma debe ser una cena ligera.
  • Para evitar el reflujo gastroesofágico debes evitar consumir exceso de alimentos, sobre todo si son picantes, fritos a ácidos.
  • En caso de tener ronquidos o apnea de sueño, debes consultar a tu médico, en estos casos es recomendable revisar la presión arterial y la proteína en la orina.
  • Tomar una ducha con agua tibia antes de dormir resulta ser relajante y otorga una agradable sensación que favorece el sueño.

Recomendaciones para el tercer trimestre de embarazo

Se acerca la fecha de parto y la ansiedad del embarazo llegan a su máxima expresión, el insomnio cobra mayor fuerza en estas últimas semanas, el tiempo pareciera que se detuviera porque los síntomas aún persisten y se vuelven cada día más intensos.

Se hace necesario en estas últimas semanas, aplicar varias técnicas que hagan llevar este tiempo con calma y lograr descansar un poco más.

  • Es importante conseguir una posición en la cama que te permita dormir, preferiblemente recostarte del lado izquierdo para mejorar el flujo de sangre y nutrientes hacia el feto y otros órganos. Si deseas conocer más sobre las posiciones para dormir en el embarazo visita este artículo.
  • Puedes colocarte un cojín entre las piernas para evitar calambres nocturnos.
  • Procura tener un ambiente fresco usando aire acondicionado o ventilador, el aumento de la progesterona dilata los vasos capilares y esto ocasiona un incremento de la temperatura corporal.
  • La ansiedad en este período aumenta considerablemente, por lo que es recomendable practicar técnicas de relajación, puedes asistir a clases de preparación al parto que te pueden enseñar estar prácticas.
  • Tomar un vaso de leche tibia con miel, ayuda a conciliar el sueño, puedes tomarla después de una ducha caliente antes de acostarte.

Ante el insomnio en el embarazo el mejor tratamiento es practicar estas sencillas técnicas  que te harán obtener una mejor calidad de sueño y una actividad más placentera durante el día.

Así te prepararás con energía para disfrutar del hermoso acontecimiento que se avecina y que de seguro requerirá tu atención muchas horas del día y de la noche también, así que ánimo!

Si aun cuando haces uso de todas las recomendaciones que te indicamos y el insomnio llega a un punto que no logras dominarlo, es importante que consultes a tu médico, quien te indicará qué pautas puedes seguir según tu caso.

¿Qué debes tomar cuando padeces de insomnio en el embarazo?

Como conocemos, los cambios fisiológicos de la mujer embarazada interfieren en la interacción del cuerpo con los medicamentos, especialmente se debe tener particular cuidado con aquellos fármacos utilizados en el insomnio crónico.

Estos son prescritos a la población general en casos de trastornos importantes por los efectos colaterales que pueden ocasionar, así que en embarazadas, son prácticamente contraindicados. En todo caso, la decisión médica de utilizarlo  obedecerá a cada caso en particular, estudiando el beneficio y los potenciales riesgos.

La incertidumbre de no saber qué tomar cuando se sufre de insomnio en el embarazo suele angustiar más a la mujer, ya que la mayoría de los medicamentos o fármacos utilizados para el insomnio son contraindicados por su efecto nocivo para el feto.

En todo caso, practicar una buena higiene de sueño puede ayudar a superar el problema.

Lo más importante, tu alimentación

Lo principal a tomar en consideración como terapia para controlar el insomnio en el embarazo, es la alimentación, sabemos que la mejor medicina son los alimentos, en los alimentos se encuentran todos los nutrientes que necesitamos para nuestro desarrollo y en el caso de insomnio en el embarazo.

Buscaremos los que favorecen el descanso y la buena digestión. Ten en cuenta que también es importante que comas unas dos o tres horas antes de acostarte.

Consume alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que junto con el magnesio y la vitamina B6,  libera serotonina, un precursor de la melatonina, hormona vinculada con la relajación y el sueño placentero.

Este aminoácido lo consigues en la leche, los huevos, pescado, cereales integrales, plátanos, perejil, acelgas, espinacas, aguacate, las uvas pasas, ciruelas, frutos secos, entre otros.

Bebidas aconsejables para controlar el insomnio en el embarazo

La bebida que nunca debe faltar es el agua, el agua es el líquido esencial para la vida, por ello los beneficios para la mujer embarazada son múltiples y de gran valor.

El agua purifica el organismo, ayudando al desecho de cantidades innecesarias de sodio, de esta manera se protege el tracto urinario de infecciones, es el mejor hidratante para el cuerpo.

Tomar abundante agua durante el embarazo combate la deshidratación, mejora el desarrollo del cerebro del bebé, ayuda a generar mas liquido amniotico y  además contribuye con la piel de la mujer y evita la retención de líquidos ya que favorece la orina.

También tomar agua en el embarazo favorece el riego sanguíneo, evitando la hipertensión, depura la sangre de toxinas, renueva el líquido amniótico lo alimenta e hidrata, el agua es un gran coadyuvante para evitar el estreñimiento y la aparición de hemorroides.

Los beneficios de tomar agua durante el embarazo son insuperables, aporta gran cantidad de ventajas que ayudan a mejorar las condiciones fisiológicas de la mujer, lo que ayuda al mejoramiento del sueño y el descanso.

Pero recuerda que debes ingerir menos cantidad en las noches para que no tengas que levantarte varias veces a orinar.

Infusiones y otras bebidas naturales a tomar en el embarazo

En el campo de la fitoterapia o herbolaria se tratan las enfermedades o afecciones con tratamientos con plantas, especialmente para los casos de nerviosismo, ansiedad e insomnio.

Pero debes tener especial cuidado si está embarazada, debido a que según algunos estudios, se han logrado observar defectos o malformaciones en los recién nacidos, posiblemente ocasionados por la ingesta de ciertas plantas medicinales.

Algunas de las infusiones que se han determinado como inocuas en el embarazo pero que deben ser tomadas con moderación, son la manzanilla, tila, poleo menta por su aporte relajante.

Para encontrar mas informacion, te invito a ver este articulo sobre los mejores té para embarazadas.

Tomar leche tibia con un poco de miel antes de irte a la cama, te ayudará a relajarte por su contenido de triptófano generador de melatonina, hormona reguladora del sueño, además es una fuente de calcio que es muy útil para la etapa de gestación.

Medidas generales para evitar el insomnio en el embarazo

Para finalizar, luego de revisar las recomendaciones que deben hacerse de manera paulatina para favorecer el sueño en el embarazo y mantener un equilibrio entre descanso y actividad, adicional a la desaprobación de tomar medicamentos farmacológicos  y que no todas los plantas medicinales son inocuas.

Te aconsejamos mantener medidas de higiene que te ayudarán a combatir el insomnio en todas las etapas del embarazo.

  • Trata de mantener un horario fijo de acostarte y levantarte todos los días de la semana.
  • Toma abundante agua durante el día y evita tomar líquidos cerca de la hora de irte a la cama.
  • Mantén una dieta suave, nutritiva y equilibrada, incorpora alimentos ricos en triptófano.
  • Evita bebidas estimulante que contengan cafeína, teína o muy azucaradas.
  • Practica actividad física moderada y en horario adecuado.
  • Procura mantener una temperatura agradable en tu dormitorio y un nivel mínimo de luz y ruido durante la noche.
  • Evita pasar más tiempo del necesario en la cama y evita las siestas diurnas a menos que sean necesarias.
  • Evita el consumo de tabaco y alcohol.
  • Utiliza almohadas o cojines para acomodar tu cuerpo a la hora de descansar.
  • Ponte ropa cómoda para dormir, que sea holgada y preferiblemente de algodón.
  • Trata de no tener actividades estresantes antes de acostarte, así como evitar el uso de teléfono y computador.
  • Puedes relajarte tomando un baño antes de acostarte o leer un libro que te resulte agradable.
  • Un buen masaje relajante antes de dormir es de gran ayuda.
  • Practicar ejercicios de relajación, meditación y respiraciones conscientes facilitan el sueño.
  • Trate de no inquietarse mucho si no puedes dormir, no mires el reloj con frecuencia, si no logras conciliar el sueño levántate y haz algo como ordenar la cómoda, leer o meditar hasta que el sueño vuelva a aparecer.

 

 

Esperamos que todas las técnicas y hábitos recomendados sean de máximo provecho para ti y para tu bebé, es una forma natural y efectiva de enfrentar el insomnio en el embarazo, dormirás mejor y con seguridad te sentirás muy bien.

En estos tiempos que estamos atravesando por el Covid-19, conlleva a aumentar los niveles de ansiedad en mujeres embarazadas, el insomnio en este momento suele incrementarse por la incertidumbre del momento del parto,.

La mujer se pregunta cómo hacer para acudir a un centro de salud que posiblemente tenga recluidas personas infectadas con el virus, también se preguntan cómo puede afectar la salud de ella y de su bebé.

La necesidad de salir de casa a caminar, comprar insumos necesarios para la llegada del bebé se vuelve una angustia por el hecho de quedarse en casa.

Ten siempre presente que el embarazo es una bella etapa que vive la mujer, a pesar de los malestares e insomnio que puedan presentarse, está la satisfacción de dar vida y darla con salud y bienestar. Mientras más procures estar y sentirte bien, en esa misma medida tu bebé estará bien, nacerá con salud y será feliz.

(Visited 115 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario