¿ES NORMAL SENTIR TANTA HAMBRE EN EL EMBARAZO?

Al comenzar a experimentar su embarazo, las mujeres comienzan  a comer  más   de lo que normalmente ingerían antes de quedar en estado de gravidez. Por lo que se comienzan a preguntar, es normal sentir mucha  hambre en el embarazo.

Las personas piensan que esta conducta, es  provocado por el estado psicológico de la futura madre, que la lleva a ingerir más alimentos, sin razones justificadas, pero esto es realmente cierto, pronto lo averiguarás.

hambre en el embarazo

El hambre en el embarazo

Muchas personas piensan que las mujeres pueden tener hambre en el embarazo  por impulso,  y no porque requieran de más nutrientes, para que su bebe se desarrolle y crezca sanamente, que es realmente lo que está sucediendo con el metabolismo de las futuras madres.

Sin embargo, la sabiduría popular, sin duda alguna, no se basan en un razonamiento científico, pero si en un conocimiento que se transmite  de generación en generación,  que nos demuestra que la experiencia tiene  gran valor  y la gran mayoría de las veces no se equivoca no se equivocan.

Te digo esto, porque me acuerdo mucho de lo que decían mis abuelitas, “¡déjenla que coma bastante, porque ahora está comiendo por dos!”. Aunque  no es que coman por dos, sino para  dos, ya que su cuerpo demanda más nutrientes que  satisfagan, los requerimientos del nuevo ser que se está gestando dentro de ella.

Vemos entonces como lo que decían estas mujeres tan sabias, efectivamente no estaba tan alejado de la realidad, ya que el aumento del hambre  en el embarazo, esas  ganas irresistibles de comer, que manifiestan las  embarazadas, tiene basamentos científicos que las justifican.

Aumento de apetito en el embarazo por trimestre

Los expertos, nos revelan, que las embarazadas no comen por compulsión, que en realidad si existen razones científicas comprobadas, que explican las   razones de que las futuras madres sientan un apetito mucho mayor.

El incremento, a veces desmedido  de  apetito, responde a   los cambios en los requerimientos nutricionales,  que pone de manifiesto el cuerpo de la gestante.

Es sólo  una reacción a lo que está necesitando el organismo, para a su vez  proporcionarle al bebe, todo lo  que necesita para nutrirse, desarrolle y crecer.

Los  especialistas  explican,  que el embarazo genera un cambio sobre  el metabolismo de la embarazada, causado por  las hormonas de la placenta.

Primer trimestre del embarazo

La primera razón acontece en el primer período o trimestre de gestación,  cuando los nutrientes que la futura madre consume, son utilizadas por el organismo para multiplicar las celular,  que van a formar los órganos del bebe.

Esto  causa que el plasma  sanguíneo se reduzca, entonces  el cuerpo necesita reponerlo y provoca  un incremento en las ganas de comer, de la embarazada.

Segundo trimestre del embarazo

La segunda razón, sobreviene en el segundo período o trimestre del embarazo, cuando las células y órganos del bebé, están  creciendo y desarrollándose.

Esto origina un desequilibrio en los  niveles de glucosa en  sangre, los cuales se elevan y provocando lo que se conoce como resistencia a la insulina, debido a que  el organismo se está dedicando a sustentar al bebe.

Tercer trimestre del embarazo

La tercera razón sobreviene porque, la ingesta de alimentos de la embarazada, se produce en determinados momentos del día, mientras que por medio del cordón umbilical el bebe, está constantemente alimentándose, lo cual provoca acrecienta el apetito de la gestante.

La cuarta razón por la que sienten ese deseo, a veces  descontrolado,  que  tal vez sea en la que se fundamentan las personas, para  creer que la embarazada come sólo  por compulsión, reposa en el hecho de que esta, se siente libre de los estereotipos de delgadez.

La gestante basándose  en esta nueva condición que  vive, aprovecha para comer lo que  desea, sin  sentirse culpable por ello, sin preocuparse del que dirán libre de todo estereotipo, se atreve a  disfrutar más, al comer y no siente  ningún tipo de remordimiento.

Este estado psicológico que exteriorizan las embarazadas,  las puede impulsar  a comer  de manera descontrolada y desbalanceada, lo que  causa sobre peso, y enfermedades propias de la gestación.

Enfermedades durante el embarazo, como tensión arterial alta, estreñimiento, entre otras, que representan gran  peligro, tanto ella como para su bebe, si deseas saber mas sobre el tema  te invito a visitar el artículo conoces que no hacer cuando estas embrazada.

¿Cuánto puede subir de peso la embarazada?

Para nadie es un secreto que durante el embarazo, se produce un aumento significativo de peso y esto es algo totalmente normal, sin embargo surgen en las gestantes, la incógnita sobre cuánto debería ser este incremento de peso.

Señalan los versados  que el aumento, no debería superar los 12 kilogramos, sin embargo el acrecentado apetito de la futura mamá, en innumerables casos ocasiona, que por mucho, este peso estimado se supere.

Pero no hay que  preocuparse, ya que les proporcionaré consejos, para que esto no sea un problema, para mis estimadas mamis.

¿Cómo controlar el hambre?

Es menester que las futuras madres, puedan disfrutar del embarazo,  consigan saciar  su apetito y obtengan los requerimientos necesarios, para nutrir a  tan valiosos y  bendecidos frutos, como define a los hijos, la sabia  palabra de Dios.

Ya conocemos las razones que causan el desequilibrio en el metabolismo e  incrementan el hambre de las embarazadas y por lo que se requiere evitar a toda costa  caer en el error de consumir cualquier cosa de forma indiscriminada, solo para saciar el apetito, por lo que si desea aprender a controlar tu apetito, sigue estos sencillos consejos:

  • Disminuye el consumo de carbohidratos,  ya que son solo  calorías  vacías, que no aportan nutrientes sobre todos si comes  las harinas refinadas, por lo que  al poco tiempo vuelves a sentir hambre y no tienes  actividad  física regularmente, te causará aumento de peso,que te perjudica tanto a ti como al bebe.
  • Consume  mayor cantidad de  proteínas, ya que te sacian por más tiempo y aportan nutrientes que  favorecen el desarrollo de tu bebe.
  • Come  abundantes frutas , vegetales y hortalizas que contienen vitaminas, fibras  minerales y también te causan saciedad y que puedes preparar de diversas formas, para que comas delicioso y te sientas mejor.
  • Ingerir por lo menos, cinco comidas al día, desayuno, almuerzo y cena, además de dos  meriendas sanas, que contribuyan a proporcionar los nutrientes necesarios, para estabilizar la insulina.
  • Los aportes calóricos de estas comidas, deben ser bajos y balanceados, para controlar el aumento de peso, pero esto no quiere decir que no puedan ser suculentos.
  • Las meriendas pueden basarse  en cereales integrales, los cuales contribuyen a saciar el hambre más rápido y frutas que proporcionan gran cantidad de vitaminas  y  fibras que contribuyen evitan el estreñimiento.
  • Las madres se deben mantener bien hidratadas, por lo que se recomienda ingerir suficiente agua (dos litros diarios) y jugos naturales de fruta bajos en azúcar que contribuyen a tal fin.

Recuerden  que las embarazadas necesitan ingerir de modo equilibrado todos  grupos alimenticios.

¿Cómo benefician los alimentos a mi bebe?

En seguida, te muestro un pequeño resumen, sobre los aportes que proporcionan  cada grupo alimenticio, así como también los minerales requeridos y como los emplea el cuerpo en la formación del nene:

Proteínas

A este grupo pertenecen  el pollo, pescado, carnes magras, la clara de huevo, el tofu; que  proviene de la soya es fuente vegetal también la mantequilla de maní; que contribuyen con la formación de las células y la elaboración de la sangre en el feto.

Calcio

Se encuentra en el queso, huevos, yogurt, leche, sardinas, salmón, espinaca, los cuales ayudan a que el infante goce de huesos y dientes fuertes, la contracción de los músculos y el buen funcionamiento de los nervios. Te invito a conocer más sobre este tema en el artículo  Importancia y beneficios del calcio en el embarazo.

Carbohidratos

Entre los cuales encontramos arroz, pasta, pan (preferiblemente integrales), papas, frutas y vegetales; que son fuente de energía importantes tanto para la madre como para su bebé.

Vitaminas: A, C, B6; B12

Que se encuentran en alimentos como: zanahoria, vegetales de hojas verdes, batatas; en frutas cítricas, tomates; carne de cerdo  (bien cocida), el jamón, cereales integrales y bananas, pescado,  carnes magras productos lácteos y huevos.

Estas vitaminas contribuyen de forma eficaz, con la formación de: piel  y cabellos, buena visión, huesos fuertes, encías y dientes sanos, desarrollo de glóbulos rojos, necesarios para el aprovechamiento de efectivo de las grasas, carbohidratos y proteínas.

Grasa

Contenida en carnes productos lácteos, frutos secos, margarina, mantequilla de maní, aceites vegetales; que deben ser consumidos de forma limitada y que contribuyen con el almacenamiento de energía.

 

 

Alimentos a evitar

Los especialistas recomiendan que las embarazadas, además de ingerir alimentos que sean naturales y saludables y excluir o disminuir el consumo de algunos otros alimentos y sustancias, que se consumen de manera regular porque resultan ser perjudiciales, para la salud de madre e hijo.

Las  embarazadas deben evitar, todo lo que representa un peligro para ella y su bebe por tanto  se recomienda:

Los quesos mohosos, brie, azul, camembert  y  blandos tipo mejicano los huevos  ligeramente cocidos o crudos, mariscos crudos,carnes poco cocidas, paté de hígado, pescados azules y germinados.

Además de alimentos  procesados como los enlatados, carbohidratos vacíos como panes y tortas hechos con harina refinada, dulces y chucherías altos en azúcar.

Sustancias como la cafeína, alcohol y tabaco las  cuales son muy dañinas y causan enfermedades y malformaciones en el feto.  si deseas saber más sobre  los efectos del café en el embarazo  te invito a ver este artículo.

Vitaminas y Suplementos

Los expertos señalan que es muy  importante además,  el hecho de que la gestante, cuya alimentación afecta directamente la salud del bebe, tomen suplementos de ácido fólico y calcio,  antes y durante el embarazo.

Por su parte el ácido fólico,  sobre todo durante las primeras lapso de desarrollo del feto,  ya que este ayuda en la prevención de defectos en del tubo neural, lo que incluye la espina bífida.

El calcio también viene siendo un nutriente muy importante, el cual ya se mencionó anteriormente, sin embargo, además de ser consumido a través de los alimentos, se requiere de  un complemento adicional del mismo.

El calcio contribuye con la formación ósea del bebe, y protege a la madre de la descalcificación de los huesos, que causa la muy temida osteoporosis, ya que durante el embarazo el feto absorbe de la madre este importante mineral.

 

(Visited 350 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario