ESTRÉS EN EL EMBARAZO: ¿PUEDE AFECTAR AL BEBE?

Si el estrés en el embarazo te comienza a afectar, haciéndote sentir presionada, preocupada, intranquila o nerviosa, debes poner en prácticas actividades o ejercicios para relajarte o despejar tu mente, ya que el estrés en el embarazo puede afectar de manera significativa a tu bebé, impidiendo su crecimiento y desarrollo adecuado. En este artículo te explicaremos qué es el estrés, sus causas, síntomas y cómo tratarlo.

estrés en el embarazo

 

¿Qué es el estrés?

Es la manera en la que nuestro organismo responde a ciertas situaciones que se nos presentan diariamente. Cuando hablamos del embarazo, nos referimos a un proceso o una etapa en el que se desarrollan muchos cambios, físico y emocionales.

Algunas mujeres aceptan estos cambios físicos por el significado sentimental que ofrece el embarazo, pero hay otras mujeres que no lo toman de la misma manera. Muchas de ellas se ven afectadas emocionalmente debido a estos grandes cambios, pudiendo agregar estrés en el embarazo.

El estrés en el embarazo suele ser muy frecuente, este puede ser causado por infinidad de cosas, pero su presencia en un nivel excesivo puede crear ciertos riesgos para la madre y el bebé. Entre ellos tenemos el insomnio, nauseas, dolores de cabeza, dolores de espalda, obesidad, hipertensión, preeclampsia, entre otros, y en el bebé puede repercutir en la aparición de malformaciones y parto prematuro.

Causas del estrés en el embarazo

Como mencionamos anteriormente, el estrés puede ser causa por infinidad de razones, ya sean físicas, emocionales, entre otros. Este suele variar por el estilo de vida de las mujeres, entre las causas más comunes del estrés en el embarazo, tenemos:

Síntomas de embarazo

Entre los síntomas más frecuentes del embarazo, tenemos las náuseas, vómitos, dolores de cabeza, dolores de espalda, estreñimiento, cansancio, agotamiento, fatiga, insomnio, entre otros. Estos pueden causar un incremento en los niveles de estrés de la madre, pudiendo afectar su estado de salud y el del bebé.

 

Hormonas

Durante el embarazo se lleva a cabo un incremento de las hormonas, que puede afectar su estado de ánimo, provocando cambios de humor. Esto puede dificultar a la madre mantener un control sobre el estrés en el embarazo.

Futuro

Una de las causas que contribuyen a la aparición del estrés en el embarazo es la preocupación por el futuro. Muchas madres se sienten preocupadas y asustadas por la espera del parto, la lactancia materna, por los cuidados que va a requerir el bebé y por los cambios que sufrirá su vida rutinaria. Te invito a leer el siguiente artículo que habla los cambios más comunes con llegada de un bebé. 

Ambiente laboral

Durante y después del embarazo su ambiente laboral o su capacidad para trabajar comenzará a disminuir, hasta cesar el cumplimiento de este, aumentando las preocupaciones y estrés en el embarazo.

Estilos de vida

Muchas mujeres llevan una vida agitada durante el embarazo, esto puede aumentar los niveles de estrés, piensan que el estar embarazada pueden continuar con sus rutinas normales, aunque el embarazo no es una enfermedad, se debe tener cuidado tanto del embarazo como del bebé.

Cuando los niveles altos de estrés perduran pueden perjudicar física y emocionalmente a la madre y al bebé. Al estar expuestos a estrés intenso se comienza perder el estado de salud óptimo, adaptando hábitos poco saludables, como el consumo de alcohol, tabacos, drogas o una alimentación inadecuada, que pueden afectar el desarrollo fetal.

Cuando la madre está estresada, su organismo se manifiesta produciendo altos niveles hormonales, una de ellas es la hormona de cortisol. La alta producción de cortisol puede afectar el sistema inmunitario, los lóbulos cerebrales encargados de la memoria, la presión arterial, puede causar infertilidad, pérdida de masa muscular, debilitamiento óseo, entre otros.  Además del cortisol, puede producirse niveles altos de prolactina, testosterona, estrógenos y progesterona.

Síntomas del estrés en el embarazo

Cuando la madre está atravesando una situación de estrés, se reflejan ciertos signos y síntomas característicos del mismo, estos suelen afectar a las madres de distintas maneras, estos pueden ser físicos, emocionales o conductuales, entre ellos tenemos:

Físicos

Durante el proceso el estrés en el embarazo, suelen producirse alteraciones físicas que pueden provocar incomodidad o malestar a la madre, como la tensión muscular, aumento en la frecuencia cardíaca, sensación de opresión o tensión en el pecho, dolores de cabeza intermitentes, fatiga, cansancio, aumento o descenso del apetito, problemas gastrointestinales, como el estreñimiento y problemas sexuales.

Emocionales

Una madre estresada puede expresar agresividad o irritarse fácilmente, los cambios de humor pueden ser frecuentes e intensos, se manifiesta la apatía, tristeza, ansiedad, nervios o en algunos casos el sentimiento de la culpabilidad, este suele ocurrir debido a los problemas sexuales entre la pareja.

Cognitivos

Los niveles altos de estrés en el embarazo, pueden afectar a la concentración. Esto le dificulta a la madre poner atención a todo lo que le rodea. De igual manera, es muy frecuente el desarrollo de la preocupación excesiva. Se desarrollan pensamientos preocupantes que atormentan a la madre.

Conductuales

Durante esta etapa estresante, en muchas madres  se vuelve común el consumo de alcohol, tabaco o desarrollan el impulso por morderse las uñas o mover repetidamente algún parte del cuerpo. También, se produce un aislamiento social, entre los cambios de humor resaltan las reacciones agresivas a cualquier situación, el llanto o la ansiedad.

¿Cómo afecta el estrés en el embarazo?

Cuando los niveles de estrés comienzan a acumularse pueden producirse ciertas consecuencias nocivas para la el bebé. Algunos efectos que ocasiona el alto nivel de estrés en el embarazo son:

Problemas obstétricos

Durante el estrés en el embarazo se pueden presentar ciertas complicaciones obstétricas como hemorragias, sufrimiento fetal, un parto prematuro, bajo peso al nacer o malformaciones fetales. Esto se debe a la alta liberación hormonal que se lleva a cabo gracias al estrés. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el sufrimiento fetal.

Aborto espontáneo

Una de las causas que producen un aborto espontáneo son los altos niveles de estrés. Otro hormona que es producida por el estrés es  Cortisol, esta es reconocida por el organismo como un signo de alarma, indicando que las condiciones internas son desfavorables para el embarazo. Te invito a leer los siguientes artículos que hablan sobre los tipos de aborto y los signos de alarma que una amenaza de aborto.

Desarrollo intelectual

También pueden producirse problemas en el desarrollo intelectual, los altos niveles de estrés en el embarazo puede ocasionar efectos negativos a largo plazo en el desarrollo cerebrales de los niños, siendo el lenguaje y las habilidades verbales las más afectadas.

Comportamiento de los niños

El estrés en el embarazo también puede afectar el futuro comportamiento del bebé posterior al nacimiento. A medida que los niños crecen pueden desarrollar problemas emocionales, de concentración e hiperactividad, esto generalmente sucede cuando ya la embarazada tiene hijos mayores.

Como familia se debe explicar a los hijos, el estado de la madre, para que exista la mayor colaboración posible para que la madre pase los meses en mas calma, su condición de embarazo genera ansiedad y angustias normales del estado.

Situaciones que pueden causar estrés en el embarazo

Es normal sentir estrés diariamente, siempre y cuando exista un control sobre él, durante el embarazo, el estrés en el embarazo suele presentarse frecuentemente a partir del tercer trimestre.

Es aquí cuando el trabajo se ve más afectado, ya se acerca la fecha de parto, los síntomas empeoran, entre otros. Existen otras situaciones que pueden aumentar el estrés en el embarazo en cualquiera de los trimestres, entre ellos están:

Acontecimientos negativos

Durante el embarazo, muchas mujeres deben atravesar por ciertas situaciones negativas que pueden aumentar sus niveles de estrés, como los divorcios, alguna enfermedad, la pérdida de un familiar querido, el desempleo, entre otros, también se incluyen acontecimientos naturales los cuales aumentan los niveles de estrés.

Estrés excesivo

La prolongación del estrés puede ser ocasionado por diversas cosas, entre ellas están los problemas económicos, violencia doméstica, problemas de salud, depresión o ansiedad. Si deseas puedes visitar el siguiente artículo que habla sobre la violencia contra la mujer y cómo evitarla.

Discriminación

En los embarazos de las mujeres afroamericanas existe un aumento del estrés en el embarazo, debido al racismo que viven diariamente. Gracias a esto, hay unos altos porcentajes de parto prematuros y recién nacidos con bajo peso al nacer.

Consecuencias del estrés en el embarazo

Los altos niveles de estrés en el embarazo pueden ser perjudiciales en la madre y en el bebé, contribuyendo a la aparición de riesgos y consecuencias a corto, medio y largo plazo, entre ellas están:

Problemas en el recién nacido

El estrés puede reflejarse en ciertos cambios físicos, emocionales o sociales. Cuando la madre se encuentra estresada, suelen a aparecer ciertos problemas como la alteración del sueño, del apetito, empeoran los síntomas del embarazo, entre otros. Estos pueden repercutir en el desarrollo del bebé, debilitando su sistema inmunitario, volviéndolo vulnerable a posibles infecciones.

Bajo peso al nacer el bebé

Las situaciones de estrés pueden contribuir a la ruptura temprana de las membranas amnióticas, ocasionado un parto prematuro, se considera prematuro cuando ocurre antes de las 37 semanas de gestación. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre la ruptura del saco amniótico.

También, puede repercutir en el peso corporal el bebé, el bajo peso al nacer se visualiza cuando es menor de 2,5 kilos. Esto aumenta el riesgo de contraer enfermedades durante su niñez. Como los problemas de crecimiento, la hiperactividad, problemas del lenguajes, déficit motor, entre otros.

Problemas respiratorios

El alto nivel de estrés en el embarazo puede generar problemas respiratorios en los recién nacidos como el asma bronquial y además, puede producir la aparición de ciertas afecciones de la piel. Te invito la leer el siguiente artículo que habla sobre los sarpullidos más comunes en los recién nacidos.

Movimiento circulatorio

Debido al aumento hormonal que provoca los niveles altos de estrés, estas viajan a través del flujo sanguíneo materno y traspasan la placenta ocasionando alteración en el bebé, como el aumento de la frecuencia cardíaca. Debido a esto, es importante que la madre mantenga un control sobre aquellas situaciones diarias que incrementa su estrés. Así se evita las grandes cargas hormonales que afectan al bebé.

Problemas de aprendizaje en los niños

El cortisol es una hormona segregada por el estrés, esta puede generar complicaciones en el desarrollo intelectual del niño a futuro. A medida que esta aumenta y atraviesa la placenta, más bajo será el coeficiente intelectual del niño, además de general otros problemas como, el déficit de atención, la hiperactividad o problemas del habla.

Malformaciones físicas

De igual manera, se pueden desarrollar ciertas alteraciones físicas en los bebés, como ocurre con los problemas de crecimiento, o la estenosis pilórica. Esta consiste en el engrosamiento del píloris, que se encuentra entre el estómago y el intestino.

¿Cómo prevenir el estrés en el embarazo?

Es de mucha importancia que la madre pueda reconocer los síntomas del estrés en el embarazo, y además de cómo controlarlo. Lo primero que debe hacer, es identificar las causas que general el incremento de estrés.

Y posterior a eso, buscar soluciones que puedan generar la disminución del mismo. Existen muchas prácticas saludables o técnicas que contribuyen a la prevención o disminución del estrés en el embarazo, entre ellas están:

Descanso y sueño

Durante el incremento de estrés, el sueño es el principal afectado. Por lo que es muy importante mantener una rutina fija de sueño, esto permite la recuperación de la energía perdida durante el día. Cuando esto no ocurre, la madre no tenga las fuerzas necesarias para afrontar los cambios que vienen acompañados por el embarazo. Si deseas puedes visitar el siguiente artículo que habla sobre el insomnio en el embarazo.

Afrontar las situaciones

Es importante que, antes de que comiencen los cambios físicos y emocionales, la madre se informe sobre ellos. Así podrá prepararse con anticipación para su llegada, y evitar el estrés por los cambios físicos que le ocurrirán. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre los cambios anatomofisiológicos que ocurren en el embarazo.

Alimentación sana

Mantener una alimentación saludable y activación física contribuye al alivio de los síntomas frecuentes del embarazo, esto ayudará a evitar el estrés por los dolores continuos. Y además, va a repercutir positivamente en su bienestar emocional. Te invito a leer los siguientes artículos Calcio en el embarazo

 

Relaciones personales

El estrés e suma de las principales causas del aislamiento durante el embarazo, es esencial que la madre esté acompañada de amigos y familiares durante su embarazo, esto va a desarrollar el sentimiento de seguridad y protección frente al estrés.

Relación de pareja

Trabajar en la relación sentimental va a contribuir significativamente en la prevención del estrés, durante la intimidad se producen y liberan grandes cantidades que hormonas que favorecen a la relajación, placer y satisfacción, estas reducen considerablemente la producción y liberación del cortisol.

Técnicas o ejercicios de relajación

Los ejercicios de relajación facilitan la reducción efectiva del estrés en el embarazo, entre estas técnicas o ejercicios tenemos el yoga o la meditación. Además de prevenir el estrés, alivian los síntomas acompañantes del embarazo. También, la realización de masajes, que facilitan la relajación y desarrollan muchos beneficios para el organismo. Puedes visitar el siguiente artículo que habla sobre los beneficios del yoga para las embarazadas.

Para finalizar, el estrés es un proceso emocional que puede contribuir a la aparición de ciertas complicaciones que pueden afectar el desarrollo a futuro del bebé. Es importante que la madre sepa cómo controlarlo y cómo afrontar las situaciones diarias. Si te sientes muy abrumada por los cambios físico y emocionales, puede buscar apoyo en tu pareja, amigos o familiares, o incluso en un especialista, y así evitar efectos negativos a futuro.

 

(Visited 128 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario