EMBARAZO DE RIESGO: SÍNTOMAS Y FACTORES

Conoce los síntomas del embarazo de riesgo y cuales son las condiciones que suelen presentarse, las posibilidades de complicaciones y cómo prevenir esta situación. Un artículo que te permitirá evaluar todas las consideraciones expuestas.

embarazo de riesgo

Embarazo de riesgo

Primeramente definiremos ¿Qué es el embarazo de riesgo?, un concepto necesario de aprender y dominar, para comprender en contexto el tema expuesto en este apartado. Ahora bien, cuando hablamos de esta condición, estamos refiriéndonos a las condiciones de salud que presenta la madre y el bebé.

Situaciones donde ambos se pueden ver afectados, por lo que en muchos de los casos, el embarazo de riesgo es diagnosticado en etapa temprana para que el doctor realice el tratamiento adecuado para proteger la salud de ambos.

Un embarazo de riesgo es por definición una situación irregular que se presenta en el organismo de la madre, donde se ve comprometida la salud de ella y el bebé. Estadísticamente sólo el 10% de los casos es considerado de alto riesgo, en algunos de estos casos el médico se ve obligado a interrumpir el período de gestación.

Esto se da cuando la salud de la madre se ve seriamente comprometida, es importante recordar que para los profesionales de la salud, la prioridad es la madre. Pero no te preocupes mucho, gracias a los avances tecnológicos las alternativas son varias, abriéndose la posibilidad de obtener un tratamiento para el embarazo de riesgo.

Por todo lo anteriormente expuesto, le invitamos a continuar la lectura de este artículo, donde conocerá las causas de este embarazo de riesgo, sus complicaciones, como es diagnosticado y los posibles tratamientos que ofrece la ciencia para preservar la salud de la madre y el bebé.

Causas

Una vez conocido el concepto, procederemos a mostrarte cuales son los factores del embarazo de riesgo. Varias circunstancias se pueden presentar, manifestando varias situaciones en la salud de la madre, en la que el desarrollo del embarazo puede llegar a un punto donde se vea perjudicado.

Uno de estos va ligado a la edad de la madre, en caso de ser menor a 17 o mayores de 35 años, tanto ella como el bebé se pueden ver afectados, dando lugar a un embarazo de riesgo. Estas condiciones pueden causar problemas de salud como la preeclampsia o la hipertensión gestacional.

De igual manera, se puede estar en un embarazo de riesgo cuando ya posee problemas de salud preexistentes, por ejemplo: diabetes, infecciones de origen sexual, hipertensión arterial, padecimientos en los riñones, síndrome de ovario poliquístico, esclerosis múltiple o problemas de la tiroides entre otros.

La obesidad o el exceso de peso es una condición que afecta en gran parte la salud durante la gestación, de hecho es considerado con uno de los embarazo de riesgo más comunes, causando retenciones de líquido, presión alta, diabetes gestacional y preeclampsia.

Otros orígenes

Además de las condiciones que se explicaron en los párrafos anteriores, existen otros casos que pueden dar origen al embarazo de riesgo, entre estos tenemos los embarazos múltiples, un caso fijo. Donde la mujer pasa por un proceso de gestación donde se desarrollan gemelos, trillizos o mellizos.

Haber tenido un estilo de vida donde consumía con demasiada frecuencia bebida alcohólicas, o consumir cigarro y sustancias no controladas, un caso muy atípico, es el factor sanguíneo, sabías que puede llegar a presentarse un serio inconveniente cuando el factor Rh en ambos es diferente; es decir, que la madre sea Rh positivo y el bebé Rh negativo, o viceversa.

Esta condición, deja un evidente embarazo de riesgo latente, donde la salud de ambos estará más que comprometida. En el mismo orden tenemos los casos donde la mujer esté en período de cuarenta y quede embarazada por un descuido.

Cómo ya se ha explicado en otro de nuestros artículo, una vez que la mujer da a luz, entra en un proceso de cuarentena donde debe evitar mantener relaciones sexuales, y a toda costa evitar quedar en estado de nuevo, esto es debido a que el cuerpo está apenas recuperándose del proceso de gestación anterior.

Lo que sería un verdadero embarazo de riesgo si llegase a quedar en estado antes de este proceso, otro inconveniente puede ser los abortos frecuentes, o haber pasado por gestaciones con crecimiento intrauterino retardado, malformaciones congénitas del feto, y partos prematuro.

Diagnóstico

Una vez que la mujer queda embarazada, es necesario que se someta a un control con un médico especialista, este es un obstetra. El de inmediato procederá a realizar una serie de exámenes, todas en fin de evaluar el estado de salud y verificar que no esté frente a un embarazo de riesgo. Entre los más comunes tenemos:

Ecografía

Acá realizará la visualización del bebé dentro del útero, observando que todo esté normal y no se encuentren nada sospechoso y también la ecografía de longitud de cuello del útero, usado ante una seria amenaza de un parto prematuro, donde se medirá la longitud que presenta el cuello del útero.

Prueba de ADN

Con un análisis sanguíneo, se podrá detectar o determinar fallas en el conteo de cromosomas. La extracción de sangre del bebé se hará a través del ombligo de la madre, con la ayuda de una aguja especial.

Análisis genético invasivo

Este es un exámen frecuente ante la sospecha de casos con embarazo de riesgo, donde se extrae una pequeña muestra del líquido amniótico que protege al bebé, esto se realiza posterior a las quince semanas de gestación, y es por defecto uno de los más exactos para mostrar fallas genéticas a nivel cerebral.

Análisis de laboratorio

Tras una breve muestra de orina, se realiza una evolución donde se busca detectar infecciones dentro de vías urinarias, descartando enfermedades de origen sexual que puedan causar un embarazo de riesgo.

Perfil biofísico

En este solo se observa la frecuencia cardíaca del bebé, un examen que suele seguir luego de la ecografía, siempre que el doctor considere que es un embarazo de riesgo.

Tratamiento

Una vez realizada las evaluaciones médicas que permitirán definir la gravedad del embarazo de riesgo, el doctor procederá a realizar una serie de tratamientos y cuidados que permitirá a la madre continuar con el período de gestación sin perjudicar la salud de ambos.

El cuidado del embarazo dependerá mucho de la madre, ya que ella deberá seguir al pie de la letra muchas de las consideraciones, empezando por llevar una guía de alimentación en embarazo de riesgo, una rutina de ejercicios, vida sin estrés ni preocupaciones, además de algunos medicamentos que serán prescritos.

Ante algunos casos los doctores suelen recomendar el consumo de fármacos como el ácido fólico, vitaminas, yodo y calcio. Crear una rutina de ejercicios, donde camine unos 20 o 30 minutos dos o tres veces por semana. Evitar el consumo de alcohol, drogas, cigarro u otros medicamentos que no sean los indicados por el doctor.

Llevar una alimentación balanceada, rica en fibra, cereales, frutas y vegetales. También se le recomienda llevar una vida de cero estrés, de hecho se les exige estar en casa, sin realizar ningún esfuerzo, y estar la mayor parte del tiempo recostadas.

Casos clínicos

A continuación te hablaremos sobre algunos casos clínicos que llegan a considerarse como embarazo de riesgo, por tener condiciones muy específicas. Uno de estos son los períodos de gestación que no son controlados, aunque parezca increíble, existe un pequeño porcentaje de embarazos donde la madre nunca realiza un control o consulta para evaluar el estado de ambos.

Hasta que presenta algún problema serio de salud y termina por acudir el médico, encontrándose ante un embarazo de riesgo. Estos llegan a ser los más serios, debido a que sin importar la causa del problema, las dificultades pueden ser muy graves, al punto de que la vida de la madre peligre considerablemente.

Existen embarazos donde la edad es uno de los factores de riesgo, esto se da cuando la madre tiene menos de 15 años de edad, encontrándonos con una condición conocida como eclampsia, donde la madre presenta con frecuencia convulsiones y  por otro lado tenemos un bebé muy bajo de peso.

Por otro lado está el caso opuesto, donde la madre tiene más de 35 años de edad, donde la hipertensión, diabetes, miomas en el útero y otros están a la vuelta de la esquina, viéndose también las altas posibilidad de un embarazo de riesgo a la hora del parto. Y pueden llegar a dejar las siguientes consecuencias.

Preeclampsia o eclampsia

Esta condición es muy común en el embarazo de riesgo, desarrollándose cuadros de hipertensión o al contrario, se le baja la tensión. Esta situación puede poner en riesgo la salud de la madre, donde las variaciones arteriales pueden causar graves consecuencias como derrames cerebrales o trombosis.

Sobrepeso del bebé

Durante todo el proceso de gestación el bebé está en un constante desarrollo y crecimiento, entre esto está su peso. Cuando este supera los cuatro kilos, el embarazo de riesgo se presentará, ya que este sobrepeso puede causar serias consecuencia en el cuerpo de la mujer, y es probable que esté padeciendo de diabetes.

Por lo que muchos doctores tienden a llegar un estricto control en cuanto al peso del bebé, que este supere los tres kilos y medio y aún faltan semanas para el momento de nacimiento, ya es motivo de alarma, lo que accionó de inmediato las alternativas de alimentación para detener y controlar esto.

Gestantes multíparas

El embarazo de riesgo se presenta en los gestantes multíparas cuando la madre ha tenido ya muchos partos, aumentando las probabilidades de hemorragias, placenta previa o partos prematuros. Estas situaciones pueden llegar a presentarse cuando la madre ha tenido más de dos embarazos.

Aún más si entre estos no se ha dado una pausa apropiada, pues resulta que según los especialistas, la mujer debería pasar por los procesos de embarazo cada tres o cuatro años, siempre y cuando no se hayan presentado complicaciones.

Hemolítica

Tal como lo mencionamos antes, la hemolítica es muy rara pero se presenta cuando el factor sanguíneo del bebé y la madre no son compatibles. A medida que la gestación avanza, la salud de ambos se quebranta, una situación que pone el tema un poco difícil, debido a que debe esperar a que el embarazo llegue a un término aceptable para inducir el nacimiento.

Útero bicorne

El útero bicorne o un cuello uterino débil puede ser un embarazo de riesgo, causando una pérdida o aborto tardío. Este se da entre el cuarto y sexto mes del período de gestación. Lamentablemente este es uno de los casos clínicos que impide la continuidad de todo, provocando la urgente intervención quirúrgica. Sí deseas saber más sobre el útero bicorne te invitamos ingresar al enlace adjunto.

Los miomas

Los miomas son formaciones que se crean en el útero, este elemento que suele acompañar todo el desarrollo del bebé, llega a causar un embarazo de riesgo, donde se puede llegar a causar ciertas condiciones como: producir partos adelantados, dificultad para parto vaginal, ubicación incorrecta de la placenta o que el bebé no se coloque en posición cefálica.

Teratógenos

Sabías que pueden convertirse un embarazo de riesgo aquellas madres que se han expuesto a sustancias químicas, radiaciones, consumo no controlado de fármacos o las que han tenido fuertes infecciones. Todas y cada una de estas circunstancias pueden alterar la salud del útero y del bebé, situación que puede causar pérdidas.

Trastornos mentales

Un embarazo de riesgo se puede presentar como caso clínico puntual cuando la madre posee a nivel genético descendientes con algún trastorno mental. Esta condición preexistente puede además de provocar en nacimiento del bebé con estas condiciones, afectar la salud de la madre durante todo el desarrollo de la gestación.

Fármacos

Existen casos donde la mujer queda embarazada y lo desconoce hasta cierto punto, si durante este período llegó a consumir alcohol, o sustancias como triamtereno, fenitoína, trimetoprim, sales de litio, tetraciclinas, estreptomicina, warfarina, etcétera.

Estos pueden causar consecuencias serían dentro del útero, debilitándose. Lo que puede traer como resultado un embarazo de riesgo, un caso que no es común pero se vuelve delicado cuando aparece durante la gestación.

Infecciones

Enfermedades de origen viral y bacteriológico puede ser uno de los casos más graves de un embarazo de riesgo, donde nos encontramos con madres que han padecido de hepatitis B y C, fuertes cuadros gripales, rubéola, toxoplasmosis, virus coxsackie, listeriosis, citomegalovirus, sífilis o herpes simple.

Siendo algunas de estas infecciones de origen sexual, perjudicando las defensas inmunológicas de la madre y agravando la salud del bebé en el útero. Una condición que requiere mucha atención por parte de los doctores.

Tabaco

El consumo excesivo del tabaco aunque no lo parezca, es otro caso clínico que puede causar un embarazo de riesgo, debido a que esta acción puede causar una pérdida de peso considerable del bebé, además de deficiencias en el desarrollo de la placenta.

Al punto que puede causar malformaciones del feto, rompimiento de la membrana del útero. Problemas de placenta baja, parto adelantado, síndrome de muerte súbita del lactante y problemas en su crecimiento, puede ser una de sus consecuencias.

Alcohol

Como dato curioso, expondremos que la ingesta de alcohol no es una de las causas más probable de un embarazo de riesgo, pero puede dejar secuelas serias una vez que nace el bebé. Consiguiendo con niños que vienen al mundo con algún trastorno mental, entre ellos: autismo, déficit de atención e hiperactividad.

Sustancias tóxicas

Otra condición que no representa una embarazo de riesgo, pero puede perjudicar la salud del bebé, incluso antes de nacer. Provocando en el bebé afecciones en las válvulas cardíacas, el desarrollo de sus pulmones, considerable reducción de peso.

Alteraciones óseas, síndrome de intestino estrecho, temblores repentinos, entre otras. En cuanto a la madre, se puede presentar problemas crónicos con la tensión alta, desprendimiento de la placenta, fuertes dolores de cabeza que se puede convertir en aneurismas.

Infección de vías urinarias

La infección en las vías urinarias, conocida clínicamente como pielonefritis, con las siglas ITU, es una contaminación que se da por la presencia de alguna bacteria en el tracto urinario. Cuando es muy grave esta puede causar un parto prematuro, debido a que se crea una ruptura adelantada en las membranas del útero.

Fiebre

La presencia de fiebre constante en la madre, es una clara señal que el sistema inmunológico está siendo atacado por un fuerte virus. Esta presencia de elevadas temperaturas puede provocar un embarazo de riesgo, para conocer más sobre la fiebre en el embarazo te invito a entrar al siguiente artículo.

Debido a que el organismo es incapaz de protegerse, encontrándose totalmente vulnerable. En algunos casos clínicos estas fiebres puede llegar a ser controladas con ciertos tratamientos especiales para estados de gestación.

Pero sólo cuando superan el cuarto mes de embarazo, en casos de presentarse antes de las diez semanas. Es muy probable que se presente un aborto espontáneo. En los casos contrarios, el bebé puede desarrollar ciertas anomalías, con malformaciones y afectaciones en el sistema nervioso.

Cirugías de emergencias

Las cirugías de emergencias pueden convertirse en casos aislados de un embarazo de riesgo, donde la madre puede tener problemas de apendicitis u patologías relacionadas con los intestinos, abriéndose la posibilidad de realizar una intervención quirúrgica de emergencia. Estas situaciones pueden causar pérdida del bebé o alto riesgo durante el embarazo.

Situaciones accidentales

No es una condición biológica, pero se puede volver de una manera brusca un momento donde esté latente un embarazo de riesgo. Estas son las situaciones accidentales, por ejemplo caídas, choques en vehículos y que la madre haya sido golpeada cerca del vientre.

Este tipo de situaciones que se pueden llegar a presentar a manera fortuita, se convierte en otro caso clínico de un embarazo de riesgo. Por su naturaleza se puede considerar como delicado, dependiendo de la gravedad de la lesión causada.

Cuando la madre no supera los tres meses el riesgo es muy alto, por lo que inmediatamente debe ser hospitalizada y puesta bajo observación. En los casos donde se acerca a los nueve meses la gravedad es realmente latente, ya que el útero puede debilitarse y provocar parto prematuro.

Por todo lo anteriormente expuesto, se deja claro que ante este tipo de eventos la situación puede ser muy alarmante, justificando las muchas hospitalizaciones y las observaciones clínicas en que dejan a la madre. Días donde estará bajo la mirada de los doctores tanto ella como el bebé.

Situaciones sentimentales fuertes       

La estabilidad de la madre durante la gestación no sólo es a nivel biológico, también tiene influencia sobre ella, las situaciones sentimentales fuertes. Momentos como la pérdida de un ser amado, despido laboral, divorcio o las confrontaciones familiares pueden dar origen a un embarazo de riesgo.

El balance entre cuerpo y mente de la mujer durante el embarazo es muy fuerte, por lo que al encontrarse envuelta en este tipo de situaciones, su organismo puede llegar a responder biológicamente de manera negativa, provocando trabajos de parto adelantados.

En muchas ocasiones estas situaciones sentimentales añaden estrés en el embarazo, para conocer más sobre este tema visita este artículo.

Señales de alarma

Involuntariamente el cuerpo puede responder durante los tres primeros meses de embarazo, generando ciertos síntomas que indican al médico de una alerta temprana ante un posible embarazo de riesgo, estas señales que causan alarma y muestran la tentativa de un aborto espontáneo, son las siguientes:

  • Sangrado vaginal o leve secreción acuosa marrón claro
  • Fuerte crisis de dolor de cabeza
  • Calambres muy intensos en la parte baja del abdomen
  • Ausencia del movimiento del bebé
  • Ardor o dolor al orinar
  • Visión borrosa repentina
  • Aguda inflamación de manos y rostro
  • Elevadas temperaturas
  • Escalofríos muy frecuentes
  • Deseos de vomitar o vómitos frecuentes
  • Mareo y debilidad

Prevención

Al conocer las causas y los casos clínicos que pueden llegar a dar origen al embarazo de riesgo, podrás apreciar cuál es la condición propias para tener una gestación sana sin complicaciones, por lo que una vez que quedes en estado, es importante conocer y considerar todas las prevenciones que te ofrece el doctor.

Por lo que a continuación debes obligatoriamente seguir al pie de la letra los consejos que ofrece el galeno al momento de encontrarse una mujer con embarazo de riesgo, detalles que debes ser seriamente considerado para evitar complicaciones.

Recuerda que el llevar con correcto control con tu obstetra mes a mes permitirá conservar la buena salud de tu embarazo. Tus condiciones de salud pueden mejorar o mantenerse durante los nueve meses de gestación. Una situación que debes tomar muy en serio.

Consejos

Aconsejamos responsablemente, que una vez que decidas concebir, debes tener una planificación con tu pareja. Considerar aspectos como tu condición social, salud y estabilidad económica, las cuales te ayudarán a tener una gestación sana y evitar embarazo de riesgo.

Una vez tomada la decisión debes acudir al médico, donde se le realizará una evaluación completa, donde la exploración ginecológica, mamaria y consideración de patologías preexistente, le ayudará a considerar su situación para saber si puede quedar embarazada.

Todas estas exploraciones le permitirán estar segura del paso que dará y es muy recomendado si usted tiene más de 29 años de edad. Ante ciertas circunstancias debe tener una atención especial, recuerda que ante los padecimientos de alguna patología, el organismo tiene arrojar señales anticipadamente.

Es importante que se comprenda que el tener una evaluación médica donde se haya dado el diagnóstico de un embarazo de riesgo, no es del todo un señal para alarmarse. Cómo pudo informarse con todas expuesta en este apartado, muchos de los casos de amenaza pueden llegar a ser controlados.

Bajo un estricto control médico el embarazo puede continuar hasta la hora apropiada del nacimiento. Esperando que haya disfrutado de toda la información suministrada en este artículo, le ofrecemos un corto vídeo donde recibirá una explicación sobre un embarazo de riesgo desde otra perspectiva.

(Visited 48 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario