¿QUÉ SON LOS EDEMAS EN EL EMBARAZO? Y SUS CAUSAS

La mayoría de las embarazadas mantienen algo en común, los edemas en el embarazo.  Se ha vuelto una de las tantas molestias más comunes, no es más que una inflamación que ocurre en las piernas y en los brazos debidas a la retención de líquidos en estos tejidos.

Esta inflamación suele empeorar en las últimas semanas de la gestación. En el siguiente artículo te explicaremos con más detalles sobre los edemas.

Edemas en el embarazo

¿Qué son edemas?

Es la inflamación de los tejidos blandos que se produce en distintas parte del cuerpo, pero es mucho más común en las extremidades inferiores o en las superiores, haciendo énfasis en las piernas, esto se debe a la acumulación de líquido

Edemas en el embarazo

Es una inflamación que ocurre en los tejidos blancos debido a una retención de líquidos. El edema es muy frecuente en las mujeres embarazadas afectando al 75% de ellas, el cual va aumentando a medida que embarazo avanza. No representa un riesgo para la embarazada, a menos que comiencen a desarrollarse posibles complicaciones que mencionaremos más adelante.

Síntomas

La inflamación y el dolor son los síntomas mucho más comunes de los edemas durante el embarazo. El dolor se va produciendo produce en la zona afectada por la retención de líquidos. Además, dependiendo de la gravedad en algunos casos puede generarse problemas para la movilidad.

 Inflamación

Generalmente se inflaman los tobillos, pies, manos y rostro debido al lento retorno de la sangre, ocasionando la retención en los tejidos blandos. Debido a la inflamación también pueden producirse dolores de cabeza intensos, calambres, vómitos, entre otros.

Retención urinaria

Disminuye la necesidad de orinar y al hacerlo es en pocas cantidades. Posterior al parto esta inflamación comienza a desaparecer rápidamente a medida que el cuerpo elimina los líquidos retenidos, debido a esto durante el postparto las ganas de orinar aumentan y son mucho más frecuente.

Edemas con fóveas

Una fóvea es el hundimiento de la piel cuando se ejerce una presión sobre ella, esta se mantiene durante unos después de realizar la presión. Cuando presionamos la zona afectada ocurre un hundimiento en los tejidos que se mantienen durante segundos o pocos minutos, esto depende de su gravedad.

Por lo general los síntomas suelen reducir durante las horas de sueño cuando la circulación es un poco más fluida.

Causas del edema en el embarazo

La causa de esta inflamación se debe a una inestabilidad o irregularidad del líquido intersticial. Este líquido se encuentra entre los espacios de las células, se encarga de mantener una igualdad y armonía en la entrada y salida de líquido en las células.

Algunas veces ocurren cambios en esta igualdad que pueden producir la acumulación de este líquido en los tejidos blandos, produciendo los edemas.

Cuando la mujer está embarazada el cuerpo comienza a producir un 50% más de sangre y otro fluidos corporales para permitir el correcto crecimiento y desarrollo del bebé, por lo suele retener una cantidad considerable de estos en los tejidos. También por el alto nivel hormonal de la progesteronas y los estrógenos.

A medidas que el embarazo avanza, la presión que se va ejerciendo sobre el útero aumenta y ocasiona que la sangre que recorre hacia los miembros inferiores retorna de manera lenta, debido a esto el fluido de la venas se retiene en los tejidos blandos de los pies y los tobillos.

Entre otras causas que estimulan a la retención son las altas temperaturas. Durante el calor los vasos sanguíneos suelen dilatarse provocando que la sangre vuelva al corazón de una manera mucho más lenta.

Fisiopatología del edema en el embarazo

El edema es producido por el aumento del movimiento del líquido desde el interior de los vasos sanguíneos y linfáticos al espacio intersticial que es el espacio entre una célula y otra.

Esto ocurre por el incremento de la presión hidrostática capilar, el cual tiene como función la salida del líquido hacia el espacio que se encuentra entre las células. Por la reducción en la concentración de proteínas plasmáticas.

Por el incremento del desplazamiento de los componentes de la sangre hacia adentro y hacia afuera permitiendo la salida de desechos y por la congestión del sistema linfático.

 El sistema linfático tiene como propósito eliminar proteínas, leucocitos y agua del espacio intersticial, cuando este se obstruye o congestiona se comienza a acumular líquido en este espacio, cuando el líquido comienza a incorporarse al espacio intersticial, el volumen de la sangre comienza a disminuir.

Cuando el volumen de la sangre disminuye se activa la hormona antidiurética que tiene como propósito dar respuesta a la disminución del volumen de la sangre provocando que el sistema renal almacene agua manteniendo el volumen sanguíneo, lo cual contribuye a la formación de edemas.

Complicaciones del edema en el embarazo

En ocasiones cuando los edemas durante el embarazo no  son tratados por un especialista suelen ocurrir ciertas complicaciones, entre ellas tenemos:

  • Inflamación mucho más notoria que produce mucho dolor e incomodidad.
  • Dificultad para caminar
  • Rigidez
  • Piel estirada, que puede producir picor y dolor.
  • Riesgo elevado de infección en la zona afectada
  • Una circulación sanguínea muy baja.
  • La elasticidad de las arterias reducida a un nivel preocupante
  • Aumenta el riesgo de la aparición de ulceras en la piel
  • Retención de líquidos excesiva que puede desplazarse a la cara, el cuello, y manos, y no presentar alivio durante las noches.

Estas complicaciones pueden indicar el inicio de algunas enfermedades como las renales, la hipertensión y la preeclampsia. Es importante mantener los edemas durante el embarazo bajo observación, vigilando alguna posible complicación que requiera de atención inmediata.

¿Cómo puedo identificar a la preeclampsia?

Inflamación en la cara, inflamación de la zona alrededor de los ojos, manos muy inflamadas, y la inflamación excesiva de los pies o los tobillos, al igual que dolores de cabeza intermitentes, poca producción de orina y visión borrosa.

¿Cómo tratar los edemas durante el embarazo?

Son varias las causas que favorecen a la producción de los edemas en el embarazo, y por lo tanto retener una gran cantidad de líquido en el cuerpo. Para reducir esta inflamación puedes:

Evitar permanecer de pie

Una de las maneras para evitar su aparición o reducirla evitando molestias es, evitar permanecer de pie durante tiempos prolongados. Es muy recomendable que al sentarse o acostarse se deben levantar los pies o las piernas, así será mucho más fácil el retorno de la sangre hasta el corazón.

Dormir de lado

Preferiblemente del lado izquierdo, ¿por qué de este lado? Porque la presión en la vena de mayor tamaño, la cava inferior que se encarga del retorno de la sangre hasta el corazón se reducirá. Puedes visitar el siguiente artículo que te muestra las mejores posiciones para dormir durante el embarazo 

 

Actividad física

Con solo realizar pequeñas caminatas ayudará a la circulación sanguínea evitando la retención de líquidos en las extremidades inferiores. Mantener activos a los miembros inferiores, facilitará el retorno del líquido acumulado aliviando su malestar.

Evitar prendas ajustadas

Es uso de prensas sueltas que no presionen el cuerpo evitan obstruir el flujo de sangre permitiendo su correcto recorrido de ida y vuelta al corazón.

Masajes

Aplicar presión en las zonas afectadas ayudar a reducir considerablemente la inflamación de estas zonas durante el embarazo. Estos ejercicios deben realizarse siempre con dirección hacia el corazón para facilitar el recorrido del líquido retenido en los tejidos.

También es importante no cruzar las piernas por tiempos prolongados ya que esto disminuye la circulación en la pierna de apoyo, a pesar de retener líquidos es importante consumir agua para limpiar el organismo, mantener una alimentación sana evitando o reduciendo el consumo de sal. Te invito a leer el siguiente articulo para que sepas qué puedes comer después del parto

Para finalizar, si estás embarazada y observas una considerable inflamación en las manos, cara, piernas o tobillos, es recomendable que acudas con un especialista para evitar posibles riesgos y complicaciones.

(Visited 123 times, 1 visits today)
Categorías Embarazo

Deja un comentario