PENDIENTES DE ESTOS SIGNOS DE ALARMA DEL RECIÉN NACIDO

En este apartado sabrás resolverás inquietudes como el saber: ¿sobre los signos de alarma del recién nacido importancia? Para poder estar atento a estas anomalías que se puedan presentar durante los primeros días de nacido y luego que empieza a pasar los meses. Acá sabrás cuales son y sus orígenes.

signos de alarma del recién nacido

Signos de alarma del recién nacido

Desde que nace un bebé, hay que estar atento ante ciertos signos de alarma del recién nacido, debido a que, al ser recién nacidos, son un poco más vulnerables hacia ciertas enfermedades, haciendo que ataquen de manera agresiva o progresen de manera veloz.

Debido a que el padre y la madre del bebé están la mayoría del tiempo con él, es de vital importancia que estos aprendan a identificar los signos de alarma del recién nacido, al igual que ciertos síntomas que indican que algo no está de manera normal.

Señales de alarma

Como mencionamos antes, es importante que los padres sepan identificar los signos de alarma del recién nacido, y para eso a continuación dejaremos algunos signos de alarma del recién nacido importancia.

Bebé muy letárgico o flácido

Aquí se suele observar en la piel del bebé, específicamente como si presentara una falta de tono muscular, al llorar lo hace de manera débil o que está constantemente con sueño, haciendo que no se despierte para la comida o que se mueva.

Si estos signos de alarma del recién nacido están presentes, es importante que el representante se encargue de llevar al bebé con un especialista, el cual se encargará de indicar cuales son las causas de dicho signo y también que puede significar esto (puede ser que todo esté bien o que esté pasando algo).

Temperatura corporal irregular

Para esto se necesita saber un poco sobre las temperaturas regulares y aquellas que no lo son, es decir, si el cuerpo del bebé se encuentra por una temperatura que esté por debajo de los 36 ºC significa que el cuerpo está muy frío y no es una temperatura normal.

Si al medir la temperatura se encuentra mayor a los 38 ºC indica que es una temperatura elevada, significando que el bebé presenta fiebre. La temperatura ideal o la común en la que un cuerpo se encuentra, es entre los 36 º y 37 ºC.

Es importante, que, si el bebé presenta temperaturas irregulares, comunicarse con un especialista en el área de pediatría, para que pueda explicar que sucede y de su veredicto como profesional.

Dificultad para respirar

Para este signo de alarma del recién nacido hay que prestar mucha atención y ser cuidadoso, debido a que los bebés suelen respirar más rápido que un adulto, lo cual se puede observar si se está un tiempo viendo cómo respira el bebé. Además de respirar rápido, tienden a tener un patrón en el cual respiran rápido por un tiempo y luego respirar lento o tarda unos segundos en respirar.

Si se presentan esos signos en el bebé, significa que respira de manera normal, pero eso solo si es durante los primeros meses, si después continúa respirando así ya se considera algo irregular. También es signos de alarma del recién nacido si el bebé respira muy rápido en un largo periodo, si ciertas partes del cuerpo cambian de color, o si hace ruidos extraños mientras respiras.

Convulsiones

Este es uno de los signos de alarma del recién nacido que se le requiere dar atención inmediata, debido a que es algo completamente anormal en un recién nacido, y también es importante diferenciarlo entre los temblores o sobresaltos que presenta el bebé, ante una convulsión de toda regla, debido a que en los bebés no convulsionan de manera igual a la de un niño o adulto.

Para identificarlo, primero se puede observar que es de manera más severa a un simple temblor, y que no para si alguien lo toca. Si durante esto el bebé tiene una mirada fija o no mueve los ojos, se debe hablar con los sistemas de emergencias y con un especialista de manera inmediata.

Color de la piel anormal

Mediante el color de piel los especialistas detectan de primera instancia el bienestar del bebé, y si el bebé tiene una leve alteración en la coloración es uno de los signos de alarma del recién nacido. Según el color y la intensidad en la que se ve, se puede saber si es un problema grave o algo leve. Entre las diferentes coloraciones o alteraciones que presenta la piel, están:

Piel azulada/morada (cianosis)

Para esto se necesita saber que se considera normal que ciertas zonas de un bebé presenten el tono de piel azulada o medio morado, lo cual se le llama cianosis, y no es algo que sea patológico. Para diferenciar si es algo normal o un color de piel anormal, si se presenta en las extremidades del cuerpo de manera muy leve, podría ser algo normal.

Pero si se presenta en partes como la lengua o el interior de la boca, significa que hay una falta oxigenación. Ante esto es demasiadas causas, pero es importante no “adivinar” y directamente ir con un especialista para que te indique cual es la causa y que se puede hacer para que desaparezca o no suceda de nuevo.

Piel amarillenta (ictericia)

Se le denomina ictericia a un tono de piel amarillo o amarillenta, lo cual se presenta por una gran acumulación de una sustancia que se produce por el cuerpo llamada bilirrubina. La ictericia se le puede considerar “normal” debido a que el 60% de los recién nacidos presentan esta coloración poco tiempo después de nacer.

Pero si se considera de manera anormal que la ictericia se presente pocos días después del nacimiento, y es acompañado con orina oscura y deposiciones de blanquecinas se debe consultar de manera inmediata con un especialista para tratar eso y detectar qué lo causa.

Piel muy pálida o grisácea

Esto es un fuerte indicativo de que el bebé no se encuentra en condiciones muy saludables, y lo manifiesta en el tono de piel. Suele representar que el bebé está pasando frio de manera constante, o también podría tener un problema de salud el cual no se ha tratado, e incluso puede significar que el bebé tiene un grave caso de anemia.

Signos de infección en la zona del cordón umbilical

Cuando un bebé está recién nacido, el cordón umbilical puede ser una enorme puerta para que entren bacterias u otras cosas, generando infecciones. A estas infecciones no se les considera comunes, pero se les da una atención moderada en ciertos países y se puede curar rápido sin mucho problema.

En casos de que a la infección no se le dé énfasis, o se expanda más de la zona del cordón, pasan a ser un cuadro extremadamente grave. Para detectar y diferenciar este de los diferentes signos de alarma del recién nacido se puede observar cómo:

  • La piel que está alrededor del cordón se inflama y se enrojece.
  • Secreta pus o sangre
  • Presenta un mal olor cerca del cordón
  • El bebé presenta fiebre (esto sucede si la ha avanzado)
  • Hernia umbilical
  • De igual manera le sugerimos a este enlace y conocer sobre un poco más sobre la importancia de cordón umbilical del bebé

Rechazo de alimentos

Como el bebé constantemente se encuentra creciendo, su apetito está constantemente en cambio, y cuando come lo hace con energía. Si el bebé come de manera extremadamente lenta, o no tolera los alimentos y los vomita al poco tiempo de ingerirlos, es una señal de signos de alarma del recién nacido y se debe consultar con un especialista para saber si es grave o solo no tiene hambre.

Estreñimiento severo

Un bebé hace caca en diferentes cantidades, debido a que varía según que coma y la edad la que este tenga. Si un bebé está en lactancia, suele tener menos problemas en cuanto a un estreñimiento.

Si el bebé está recién nacido y hace caca 2 veces a la semana, y al hacerla hace demostraciones de que le duele o le es muy difícil, es necesario consultar con un especialista para que indique cual es la causa del estreñimiento y que se debe hacer para evitar que vuelva a suceder.

Diarrea

Para esto se necesita saber que en los signos de alarma del recién nacido se denomina diarrea, pero es diferente a la que se le conoce, una diarrea normal suele ser blanca y muy aguada, pero se si se observa que las deposiciones se presentan con colores muy oscuros y se hacen de manera frecuentes o se acompañan con sangre o mocos, es una diera preocupante.

Orina muy poco

Para esto se debe tener una gran paciencia y prestar mucha atención, debido a que es muy difícil saber si el bebé orina en menor cantidad, porque como usa pañales, estos absorben el orine haciendo que no se pueda saber si orino “normal o no”.

En caso de que puedas detectar de que tu bebé orina en pocas cantidades, debes consultar con un especialista para que te indique que es lo que sucede.

Vómitos

Si el bebé tiene menos de 6 meses de vida, se considera normal el hecho de que un bebé vomite constantemente, pero si vomita de manera agresiva y el bebé tiene que esforzarse para hacerlo empieza a ser preocupante.

Y si después de 6 meses el bebé sigue actuando así es indicativo de que algo está sucediendo dentro del sistema digestivo del bebé, y se debe ver con un especialista porque eso causa muchos daños desde el sistema digestivo hasta la boca del bebé (sin contar el hecho obvio de que puede sufrir una fuerte deshidratación).

Llanto inconsolable

Un bebé suele expresar mediante el llanto ciertas necesidades (hambre, sueño, etc.) pero si lo hace de manera inconsolable y no expresa ninguna necesidad, es necesario que se le preste atención debido a es un gran indicativo de que el bebé tiene un problema de salud el cual no se puede observar, pero está ahí.

Es importante identificarlo bien y no actuar por su propia médica, porque si podría ser que el bebé esté triste o algo no le guste y es un desperdicio de tiempo llamar a los especialistas por algo así, pero si el bebé llora mucho tiempo y nada lo calma, si sería bueno prestarle atención porque es algo extremadamente grave.

Otros signos de alarma de atención

Un bebé recién nacido es un gran saco de preguntas y muchas cosas, debido a que a los padres primerizos les preocupa mucho el bienestar de su hijo, el cual les costará acertar exactamente que sucede porque al ser recién nacido no ha desarrollado el habla, y se comunica de otras maneras poco efectivas.

Y lo que suele suceder al ser primerizos es creer que aquellas cosas que son graves son normales y viceversa. Por lo tanto, si eres padre primerizo es necesario que consultes ante un pediatra o experto de confianza el cual te guiara y ayudara.

En caso de que no quieras molestar a los expertos en pediátricas por una duda y no tengas familiares o amigos que sean expertos en el área para ayudarte, a continuación, te dejamos otros signos de alarma del recién nacido para que amplíes más tu conocimiento y puedas estar más seguro.

El aspecto de sus fontanelas

La fontanela es un pequeño espacio que está en la cabeza del bebé, el cual está cubierto por solo piel, es decir, hay un agujero en el cráneo, el cual es algo común en todos los bebés. Esto sucede porque como el bebé va a comenzar a crecer, empieza a crecer su cabeza y a la vez su cráneo, cumpliendo 2 funciones, deja que el cerebro crezca mejor y luego se cierra por sí solo.

En principio, la fontanela es algo que se puede sentir al tocar al bebé, pero no se puede visualizar, por lo tanto, si la fontanela presenta alguna forma o aspecto que se pueda visualizar, ya es un indicativo de que hay algún problema, pero suele ser preocupante si la forma es:

  • Hundida: es indicativo de que el bebé tiene una fuerte deshidratación o desnutrición.
  • Abultada: esto es muy peligroso, debido a que significa que existe un exceso de líquido que rodea al cerebro, indicando que el bebé sufre de hidrocefalia o alguna enfermedad que se destaque por una inflamación cerebral

Pérdida de peso

En las primeras horas, es normal que el bebé pierda peso, pero poco después lo gana cuando se le da la primera comida. A este proceso se le llama pérdida de peso fisiológica neonatal, y suelen perder entre 5% y 7% de peso, y en casos extremos un 10% lo cual sería un límite de “pérdida de peso normal”.

Después de 2 semanas del nacimiento del bebé, este ya debió ganar peso y estaría empezando a desarrollarse y a crecer, pero si el bebé en vez de ganar peso lo está perdiendo, hay que establecer contacto con un especialista ya que es un indicativo de un problema en la salud.

Deshidratación

Un bebé toma agua 8 o 12 veces al día, considerándose una cantidad perfecta. En algunos bebés se presenta como reloj pidiendo agua cada cierto tiempo, y otros lo harán de manera aleatoria según su deseo. Se recomienda que si un bebé desea tomar se le dé un biberón o de pecho, para así evitar la deshidratación y la hipoglucemia. Síntomas:

  • Fontanelas hundidas
  • Moja pocos pañales
  • Labios secos y lengua áspera
  • Somnolencia e irritabilidad
  • Pérdida de peso

Orina oscura o con sangre

En un recién nacido su orina suele ser amarilla o un poco transparente, que esto varía según qué tipo de comida y agua coma. Pero si el bebé al orinar lo hace en un color muy oscuro o se llega a ver sangre en el orine, es una señal de que algo está sucediendo.

En caso de que se presente se debe hablar con un especialista y atenderlo de manera inmediata debido a que es algo muy peligroso. Para poder detectar estos signos de alarma del recién nacido se debe prestar mucha atención, debido a que como un bebé usa pañales, dificulta el saber si la orina es oscura o no, en caso de que presente sangre es mucho más peligroso, pero más visible.

Distensión abdominal

Aquí se puede observar que el bebé tiene su abdomen inflamado o distendido, lo cual es una señal de que hay algún problema en cuanto a la salud del bebé. Lo más recomendable en que hacer aquí es consultar a un especialista, porque una distensión abdominal podría ser una consecuencia de diferentes enfermedades, dejando una amplia gama que solo los expertos podrán especificar cuál es.

Tos y estornudos frecuentes

Un bebé estornuda mucho en los primeros días de vida para alejar partículas que le queden atrapadas dentro de su nariz o para estirar sus fosas nasales, pero luego de un tiempo esto deja de suceder. Y la tos se presenta luego de largas horas en donde estuvieron comiendo, expresando que comieron muy rápido o muy brusco.

Si luego de un tiempo la tos es más fuerte y se da en cualquier momento es indicativo de que algo sucede. Con los estornudos sucede lo mismo, debido a que es un gran indicativo de que hay algún problema que le esté afectando las vías respiratorias.

Brazos asimétricos

Esto no es algo que sea tan grave, pero si hay que tener vigilancia. Las lesiones en los bebés suelen suceder durante el parto, que algunas no son visibles durante el chequeo pero después de un tiempo se reflejan. Y hay que tener vigilado esto y observar con un experto.

Se consulta a un experto principalmente para saber qué tan fuerte es la lesión y que tanto puede afectar, porque si bien podría ser algo que con el tiempo pasara y no afecta nada, también podría ser una lesión permanente o que le esté generando mucho daño al bebé en ese momento.

Temblores

Los temblores en un bebé son cosas comunes que suceden en sus primeros meses, pero esto pasa a ser más grave si los temblores suceden muy seguidos y aparecen de manera espontánea y sin ninguna causa. Debido a que es una fuerte demostración de que hay algo que está afectando el cuerpo del bebé.

También es de vital importancia identificar si es un temblor normal, un temblor repentino o una convulsión, debido a que como es un bebé muy pequeño las 3 cosas se parecen, y si los padres son primerizos va a ser complicado de detectar.

Concluimos este interesante y detallado artículo, esperando que hayas comprendido y disfrutado de toda la información expuesta. Dejando claro que en todo momento debes seguir la guía y orientación del pediatra que evaluará desde el momento del nacimiento al bebé.

Este personal calificado es el único que podrá estudiar los síntomas, para posteriormente someter al bebé a unas evaluaciones, para poder determinar que ocasiona estas señales y ofrecer un tratamiento que mejorará su condición de salud. De igual forma le ofrecemos un interesante artículo sobre los signos de alarma del recién nacido.

(Visited 255 times, 1 visits today)
Categorías Bebès

Deja un comentario