¿QUÉ ES EL REFLEJO DE MORO? Y SUS CARACTERÍSTICAS

Sabías que en las primeras etapas de vida en el bebé aparece el reflejo de moro, una sensación de caída que refleja bajo ciertas circunstancias. Conoce en esta apartado cuales son las características y las causas de este movimiento espontáneo.

reflejo de moro

¿Qué es el reflejo de Moro?

Cuando un bebé empieza su vida, en los primeros momentos expresa un miedo a la caída, porque siente que no está el saco uterino, el cual le daba apoyo y hacía que no experimenta la gravedad, una fuerza constante que lo impulsa hacia abajo, esto y el saber porque su mollera hundida son temas de importancia.

Como el bebé necesita sentir la seguridad de un apoyo para poder adquirir habilidades sensoriales que se relacionan de manera motriz, el reflejo de moro es algo que se da de manera innata, como un miedo, específicamente expresado como un miedo al vacío. El reflejo de moro se genera por sensaciones como:

  • Algún ruido fuerte
  • Cambio inmediato de la iluminación que lo rodea
  • La sensación de caída (esto sucede cuando alguien juega con él bebé lanzándolo al aire).
  • Cuando alguna persona lo toca de manera repentina
  • La sensación de estar incómodo en alguna posición que el bebé adopte.

En principio se cree que reflejo de moro afecta de manera positiva al bebé, siendo considerado como un mecanismo de supervivencia, haciendo que él bebé se aferre a lo que está más cerca, activando de manera inmediata un mecanismo de defensa motora. El reflejo de moro suele desaparecer luego de 4 o 6 meses integrándose al bebé.

Causas del reflejo moro

No existe algún tipo de causa para el reflejo de moro, simplemente es algo que se da luego del nacimiento del bebé, volviéndolo algo normal. Se han observado casos en los que un bebé no representa el reflejo de moro, haciendo que esto sea un caso anormal, y puede representar dos cosas:

  • Si no hay rastros del reflejo de moro, es probable que exista un daño cerebral o también un daño en la médula espinal.
  • La ausencia del reflejo de moro indica que posiblemente el bebé tenga una clavícula fracturada o que exista algún daño en los diferentes grupos de nervios que corren desde la parte inferior del cuello hasta el área del hombro, siendo denominados “plexo braquial”.

Sabiendo esto, es innecesario aclarar que el reflejo de moro es algo común en los bebés, pero si un niño o adulto comienza a presentar el reflejo de moro es algo completamente anormal, y debe ser estudiado.

Características 

Según la neonatología, el reflejo de moro tiene distintos nombres, como; respuesta de sobresalto, reflejo de sobresalto, reflejo de abrazo. Y se conoce como un reflejo infantil que se presenta de manera constante en los recién nacidos de la semana 34 del embarazo (8 meses y medio de embarazo) y se presenta de manera incompleta en los bebés que nacen de manera prematura (de 28 semanas en adelante).

Los estudios por parte de la neonatología indican que la ausencia es señal de un trastorno severo en lo que se conoce como “el sistema motor” del sistema nervioso, el reflejo de moro por un lado se presenta en neonatos con hemiplejía, parálisis del plexo braquial o fractura de clavícula.

Si el reflejo de moro está de manera persistente entre el 4º y 5º mes de edad del bebé, es una indicación de algún defecto neurológico severo.

Señales 

Como el reflejo de moro es algo que se presenta de manera innata en los seres humanos, es algo que no presente señales como cualquier enfermedad o trastorno.

Pero no es imposible de detectar, debido a que una serie de pruebas realizadas por doctores en las primeras horas en las que nace el bebé, para comprobar la presencia del reflejo de moro y otras cosas, la manera de realizar la prueba es colocar al bebé sobre una superficie muy acolchada y colocarlo boca arriba.

Se alza la cabeza y el tórax del bebé, pero sin levantar las extremidades que se encuentran en la parte inferior. Se sostienen los brazos y se le pliegan sobre su propio pecho, cuando el bebé se encuentre en posición, se le deja caer al bebé desde una altura de 10 cm sobre la mano del examinador que está sosteniendo el bebé.

Al hacer esto la reacción normal sería que él bebé reaccione con sus ojos con mirada de “sobresalto” y extienda sus brazos hacia el aire con las palmas de la mano y los pulgares flexionados, terminando con los brazos retrayéndose nuevamente al pecho del bebé

Esta prueba fue desarrollada por Albert, para un experimento usando el reflejo de moro para acondicionar el miedo de un niño.

Pruebas médicas

La prueba que se realiza minutos u horas después del nacimiento del bebé es una prueba “rápida”. Por lo tanto, si el bebé no refleja el reflejo de moro, será necesario realizar unas pruebas adicionales.

Las cuales son dirigidas de manera específica hacia este reflejo, haciendo que exista el menor error en la detección del reflejo de moro.

Tal vez sientas inquietud al preguntarte: ¿existe el reflejo de moro disminuido? Pues te informamos que no, esta condición desaparece a medida que crece el bebé o en caso contrario, al observar que se queda y el niño refleja los síntomas de alguna afección en el sistema nervioso.

Caso clínico

Al reflejo de moro se le define de manera específica en las evaluaciones que se hacen de manera integrada en el SNC (Sistema nerviosos central), porque este reflejo tiene presente la participación de cuatro componentes distintos, como:

  • Reflejo de sobresalto o sobresalto
  • El movimiento en abducción de los brazos
  • Movimiento en aducción
  • El llanto.

A excepción del llanto, la falta de estos componentes o un movimiento de manera anormal realizado por él bebé, no se consideran normales, al igual que los bebés que siguen teniendo el reflejo de moro presente cuando ya se encuentran lactando, cuando ya son niños e incluso si ya están en la etapa adolescente.

Algunas anormalidades que se presentan en el reflejo de moro indican que existe algún trastorno en el cerebro o problema en la médula espinal. Los síndromes más conocidos que son indicados por la ausencia reflejo de moro es la parálisis de Erb-Duchenne (parálisis del plexo braquial superior) y es causado por una distocia de hombros.

También se puede presentar el síndrome de DeMorsier (displasia del nervio óptico), el cual es una complicación muy específica y que no se relaciona al hombro o su grupo de nervios. También se suele ver la falta de reflejo de moro en niños con síndrome de Down y bebés que presentan listeriosis perinata.

Consecuencias

El reflejo de moro tiene una gran cantidad de consecuencias para el organismo y el cuerpo, enfocándose de manera general en las de tipo sensorial, como; hipersensibilidad a la luz o debilidad en la vista, hipersensibilidad al ruido y a algunos sonidos en específicos, dificultad para abstraerse de un fondo sonoro para el sentido auditivo, un mal o deficiente transporte del cuerpo o constantemente desequilibrio o equilibrio inestable para el sentido vestibular, etc.

Pero esto no solo afecta de manera sensorial al cuerpo, sino, que afecta de manera emocional, haciendo que estas sean notables o se puedan observar sin necesidad de muchos estudios, tales como; falta de confianza en los demás, repliegue en sí mismo, falta total de espontaneidad, completa o débil inseguridad que lo conduce a la ira o al control de las personas cercanas.

También se suele ver que intentan controlar de manera excesiva lo que hacen sus amigos, abandonan de manera rápida y sin ningún problema o arrepentimiento las taras y estudios que deben realizar, y también que al jugar son malos jugando (en el sentido de malicia y no de habilidad) y toman muy enserio el perder y se enfadan con todas las personas.

Otros motivos

Por el profundo miedo a una posible caída, los bebés se aferran a ciertas cosas sensoriales. Haciendo que se enlacen con un olor en específico, o también se enlace a un sonido distintivo, a una voz en específica, algún tipo de ritmo, una cantidad específica de una fuente de luz o un característico estímulo bucal.

Conclusión

Para concluir todo esto, el reflejo de moro es una respuesta involuntaria que está presente en los seres humanos desde que nacen, el cual es estudiado y se realizan ciertas pruebas para determinar si está presente o no.

Si se determina que el reflejo de moro no está presente en el bebé es muy preocupante en cuanto a términos médicos, porque puede significar alguna presencia de un problema cerebral o alguna rotura en la clavícula o columna vertebral.

El reflejo de moro no tiene una causa en específico, pero si suele causar ciertas sensaciones ante el bebé, que son consideradas “anormales” en cuanto a un bebé en estado completamente sano sin ningún tipo de problema.

Aunque el reflejo de moro no tenga causas, si tiene muchas consecuencias, y son consecuencias muy perjudiciales para los niños, afectando de manera emocional o de manera sensorial. Ya sea a una sola parte del cuerpo o que se afecte a todas las maneras que puede afectar. Concluimos este artículo ofreciendo un vídeo donde se muestra como realizar el reflejo de moro en un bebé.

(Visited 548 times, 1 visits today)
Categorías Bebès

Deja un comentario