FONTANELA O MOLLERA HUNDIDA ¿PORQUE PASA ESTO?

Los bebés al nacer poseen un pequeño espacio en el cráneo sin hueso, que comúnmente se le conoce como mollera, pero su nombre es fontanera anterior, este se forma por el área entre los parietales y el hueso frontal del cráneo, esto es para hacer un poco más fácil el nacimiento del bebé y que su cerebro crezca de forma normal, a medida de que el bebé se desarrolle y vaya creciendo la fontanela anterior se ira cerrando, en este artículo conocerás porque la mollera hundida ocurre, y que hacer al respecto.

¿Qué es la Fontanelas o mollera?

El bebé al nacer nace con dos molleras o fontanelas, una es la anterior y la otra es la posterior, esta última se cierra más rápido que la anterior, aproximadamente a los dos meses de vida del bebé, por lo contrario la fontanela anterior tarda mucho más en cerrar.

Es la más grande, y cierra aproximadamente a los nueve a dieciocho meses, pero muchos doctores lo extienden hasta los veinticuatro meses de vida del bebé.

Cuando nace el bebé no tiene el cráneo soldado, ya que tiene que seguir creciendo su cerebro, este está compuesto por seis huesos que van unidos por unos tejidos elásticos, de fibra y son fuertes.

A medida que el bebé crece van soldando poco a poco los huesos, donde se encuentran las suturas es donde se sienten zonas blandas que aún no tiene hueso.

Función de la fontanela del bebé

La fontanela tiene una función muy importante a la hora del nacimiento del bebé, puede contraerse en este momento, logrando hasta superponerse entre sí, sin lastimar el cerebro, para permitir que el bebé pase por el canal de parto sin dificultad, así como también permitir que el cerebro crezca a medida que se van soldando sus huesos.

Causas de la mollera hundida

Una de las causas de que la mollera del bebe este hundida es por deshidratación o desnutrición, es importante llevarlo a un hospital o a su pediatra, para de esta manera reciba tratamiento inmediato, en casa se puede ayudar al bebé suministrándole más líquidos, suero, o el tratamiento indicado por el doctor, o por el contrario una alimentación por la vía intravenosa.

Por Deshidratación

Se puede observar al bebé con varios síntomas de deshidratación, como la mollera hundida, poca producción de orina, y cuando lo hace es oscura y fuerte, los ojos se hunden, al llorar se ve que no tienen lágrimas, labios secos, al ver el bebé en estas condiciones es necesario tratarlo con urgencia ya que por su tamaño es peligroso y corren mayor peligro en comparación a un adulto, este es una de las principales causas de la mollera hundida en un bebé.

Por Desnutrición

Aparte de la mollera hundida, existen otros síntomas que se pueden observar en el bebé cuando posee desnutrición, como por ejemplo diarreas constantes, crecimiento lento, desgano al comer, ansiedad, somnolencia, pérdida de peso, esto se puede deber a que el bebé tenga dificultad de asimilar los nutrientes, enfermedades genéticas, sea intolerante a las comidas.

Recomendaciones para cuidar la mollera del bebé

Las fontanelas se endurecen con el tiempo al igual que las suturas y se convierten en zonas duras. Existen varias fontanelas, se ubican a los lados del cráneo del bebé, en la parte superior y también en la parte posterior principalmente.

Esta última se cierra aproximadamente a los dos meses de haber nacido el bebé, y por el contrario la fontanela que se encuentra en la parte superior del cráneo se cierra aproximadamente a los dieciocho meses de haber nacido el bebé.

Al ser palpadas con las manos las molleras deben sentirse ligeramente curvadas hacia adentro, si se nota que es sumamente hundida, es señal del que él bebe posee poco liquido en el cuerpo.

 

Qué hacer en caso de deshidratación

Al observar al bebe con signos de deshidratación, es importante realizar algunos cuidados, para ayudar hidratar al bebé, una de las cosas a realizar es amamantar más seguido, darle a tomar agua de coco, suero casero, agua, mantenerlo freso, no dejar que le pegue el sol.

Si el bebé tiene más de veinticuatro horas deshidratado es necesario que lo traslade al hospital para que por vía intravenosa reciba suero.

Qué hacer en caso de desnutrición

En casos muy graves de desnutrición se debe ingresar al bebé al hospital y permanecer hay para que sea alimentado por vía intravenosa o sonda nasogástrica, por otra parte si no es tan grave debe consultar con su pediatra para que determine el grado de desnutrición que posee, y de esta manera recomendar una alimentación o en algunos casos ser visto por un nutricionista.

Otros datos importantes de la mollera

El cerebro esta sostenido y protegido por una cavidad ósea, esta se forma de la unión de ocho huesos del cráneo y catorce en la parte facial, son muchos huesos, y donde se unen cada uno de ellos se llaman suturas, cuando él bebe nace todos estos huesos están unidos firmemente, y como se comentó anteriormente.

Esto le ayuda al bebé a salir por la cavidad o conducto de parto, una vez que el bebé nazca, las uniones entre los huesos que se llaman suturas poco a poco se irán endureciendo esto es llamado osificación.

Midiendo la mollera

Los pediatras siempre medirán la mollera del bebé, con el fin de saber si la fontanela anterior sigue abierta y a que capacidad, esta tiene una forma parecida a una cruz, que mide aproximadamente tres centímetros por tres, es una medida común, a veces suele medir más o menos.

Si esta medida es mucho más grande, se procede a tomar una placa, ya que se pudiera deber a que el líquido del cerebro aumento, o tenga un problema parecido.

Al igual que si la fontanela estuviese muy cerrada debe ser evaluada de igual manera, ya si se cierra de manera prematura los huesos, se deberá proceder a realizar una intervención quirúrgica en el cráneo del bebé

Para permitir que el cerebro pueda crecer normalmente, este riesgo que se produce a las pocas semanas o mes se llama craneosinostosis.

Luego de los nueve meses de haber nacido el bebé se deja de palpar la mollera, pero en los meses anteriores siempre se toma en cuenta su tamaño para ver como poco a poco va cerrando la fontanela, en la mayoría de los niños la mollera se cierra a los dieciocho meses aproximadamente, en otros niños le dura casi los dos años en cerrar.

Si pasa el caso de que luego de los dos años sigue abierta su mollera se deberá suministrar gotas de vitamina D, o por el contrario que este más tiempo expuesto al sol.

Latido de la mollera

Debido a esa zona está muy vasculizada, se puede notar si se ve con detenimiento la cabeza del bebé, que sube y baja la mollera, al ritmo de los latidos del corazón, es totalmente normal.

Mollera abultada

La forma de la fontanela es importante, tanto si se ve hundida como abultada, es importante siempre tomar en cuenta la mollera, porque nos proporciona información de si puede que tenga un problema el bebé, su tamaño es primordial, se mide cada vez que va al pediatra.

La mollera puede verse en algunos casos abultada, por ejemplo cuando está llorando el bebé, cuando tiene vómito, o cuando esta acostado, pero si el bebé está en posición erguida de manera tranquila y se ve la mollera se ve ligeramente hundida no se debe preocupar.

Pero si sigue abultada mientras que el bebé está tranquilo se debe llevar a revisión médica, debido a que se pueda deber a aumento del líquido del cerebro que es común llamado hidrocefalia, o por el contrario a una inflamación del cerebro.

Originada por alguna infección, como lo es la meningitis, encefalitis, entre otros, y viene acompañado de otros síntomas.

Mollera hundida

En el momento que se observe que él bebe tiene la mollera hundida, se puede sospechar que tiene desnutrición, o en su defecto deshidratación.

Si el bebé es recién nacido, puede ser porque no se está alimentando bien, o prácticamente no está comiendo casi nada, se debe llevar al pediatra rápidamente y que lo revisen, también observar si comienza a vomitar o con diarrea.

Porque se puede deshidratar de manera muy rápida, debe verificar que se esté amamantando correctamente, ya que hay madres que no producen suficiente leche materna, y es necesario que hospitalicen al bebé y le administren suero.

Como prevenir la mollera hundida

Una de las cosas más importantes para evitar la mollera hundida es la deshidratación, si el bebé se encuentra enfermo, debería ser trasladado al pediatra, ya que los recién nacidos, frente a una deshidratación es muy peligrosa, suministrarle suficiente líquidos.

Sobre todo si está vomitando o con diarrea, si no produce suficiente leche materna, pregúntele al pediatra que formula podría darle al bebe.

Tratamiento para la mollera hundida

Un pediatra al ver un bebé debe revisar y palpar la fontanela, se fijara en su piel, ojos, boca, para buscar indicios de la cantidad de hidratación que tenga el bebé, así como también la elasticidad de la piel.

Le preguntara los síntomas que ha tenido el niño. Por ejemplo, desde cuando ha estado con ese problema, si el bebé recientemente ha estado enfermo, si ha vomitado o si ha tenido diarrea, entre otras cosas similares.

Algunos de los exámenes que se le pueden realizar al bebé son: muestra de sangre o de orina, hematología completa, con este último podrá observar si existe deshidratación, y para detectar una mala nutrición, y saber si en su sistema se están descomponiendo diferentes sustancias químicas con el examen metabólico integral.

Si al ver los resultados se determina que si es deshidratación, se debe suministrar por vía intravenosa suero, y de igual manera si es por falta de nutrientes, se le suministrara de la misma manera.

Puedes leer más artículos similares a:

HABLEMOS SOBRE LA LACTANCIA MIXTA Y SUS BENEFICIOS

CONOCE CUANDO VEN LOS BEBÉS POR PRIMERA VEZ

TODO LO QUE DEBES SABER DEL CORDÓN UMBILICAL DEL BEBÉ

(Visited 7.673 times, 2 visits today)
Categorías Bebès

Deja un comentario