HABLEMOS DEL COLECHO Y SUS BENEFICIOS

En muchos países el colecho es común, hay personas que lo practican hasta los diez años del bebé, aunque también existen personas que después de los diez siguen practicándolo, es común que sea la madre la que realice esta práctica, donde el bebé duerme con ella y el padre duerme en otra cama.

colecho

¿Qué es el Colecho?

La cama familiar o el colecho se refieren a la práctica de dormir los padres junto al bebé en una misma cama, se torna normal en muchas partes del mundo.

La llegada de este nuevo miembro de la familia, puede ocasionar varios cambios, entre ellos buenos y malos, como por ejemplo en el repercutir en la intimidad de los padres, al hecho de pasar tiempo juntos, y sobre todo en la parte sexual.

Ya que en ese momento comienzan nuevas rutinas, nuevas tareas que realizar en el hogar, más responsabilidad, preocupaciones, y más si ambos tienen trabajos, ya que deben crear una compatibilidad entre el hogar y el empleo.

Son nuevos desafíos a afrontar entre ambos, y tener la clave de que todo tenga compatibilidad entre el colecho y la intimidad de pareja.

En Europa, por el siglo XIX los hogares comenzaron a tener más de una habitación, y los niños su propia cama o cuna, para Japón es costumbre la práctica del colecho hasta que el bebé tenga siete años aproximadamente.

Otros países solo lo realizan para que el bebé conserve temperatura durante toda la noche, en la cultura occidental practican el colecho para tener apego con los niños, para tener una crianza feliz y saludable.

Beneficios del Colecho?

Es importante que se reconozca los beneficios del colecho, para de esta manera tomar una decisión con respecto a realizar esta práctica. A continuación se describen ocho beneficios de practicar colecho.

Se duermen mejor

Dormir junto a tu bebe durante la noche es invaluable, puedes atenderlo en segundos sin necesidad de levantarte de cama, calmarlo y amamantarlo rápidamente, y se vuelve a dormir en el momento.

Se puede evitar largos momentos de llanto en el bebé, y de esta manera no despertar a los familiares o vecinos, el estar tan cerca hace que puedas notar rápidamente cualquier molestia del bebé.

Minimiza el riesgo de (SMSL).

Esas siglas significan síndrome de muerte súbita del lactante, este síndrome es conocido por la muerte repentina del bebe mientras duerme, siendo este un bebé aparentemente sano, le sucede comúnmente a los niños menores de un año, y la muerte es considerada inexplicable.

Hay personas que creen que practicar el colecho es más riesgo para el bebé de que sufra de muerte súbita, por el hecho de que puede ser ahogado mientras duerme por el padre o la madre, aunque en este caso la causa de muerte seria asfixia.

Investigaciones arrojan que el síndrome de muerte subida se debe a que el cerebro del bebé se olvida de hacer que los pulmones funcionen correctamente, o en el caso del corazón, que siga latiendo, realizar la práctica del colecho, hace que el latido del corazón del bebe y su respiración estén sincronizados con los de la madre.

También el bebé sigue el mismo patrón de sueño profundo de la madre, por estas razones se cree que minimiza los riesgos del síndrome de muerte repentina.

Otro beneficio del colecho es que la madre puede notar rápidamente si algo no está bien con el bebé en poco tiempo, a pesar de que la madre este dormida siempre está su instinto de saber que todo esté bien con el bebé, notara un sonido extraño, o una señal de que algo no esté bien.

Previene llanto excesivo

El llanto del bebé generalmente es por motivos de hambre, dolor, o solo cambio de pañal, esto a causa de la producción de cortisol, cuando estos son muy altos no es muy bueno, ya que deben ser de forma moderada, todo lo relacionado a estrés está vinculado con el cortisol, se ha estudiado que los niños que duermen solos tienden a tener estos niveles mucho mayores en situaciones de estrés.

Los bebés que practican colecho tienen los niveles de producción de cortisol adecuados, lo que demuestra que esta práctica ayuda al infante a lidiar con el estrés.

Conexión entre madre e hijo es más fuerte

La oxitocina, es una hormona neurotransmisora que tiene lugar en el razonamiento y comportamiento de las personas, por lo que se cree que los niños que han practicado colecho con su madre tienden a tener una buena conexión y una personalidad muy segura. Es necesario suministrarle al bebé durante los primeros meses de vida seguridad y calor.

Es más fácil amamantar

El amamantar a demostrado que disminuye las probabilidades de que al bebe le ocurra el síndrome de muerte súbita, le proporciona un buen sistema inmune, es el mejor alimento que puede tener el bebé, y también desarrolla bien su intestino.

Practicar el colecho facilita el dar de amamantar, para no tener necesidad de trasladarse a otra habitación, se realiza en el momento. La madre garantiza mejor descanso y minimiza el tiempo de alimentación al bebé, evitando así largos momentos sin comer.

Mejora la seguridad del niño

Hay que personas que piensan que practicar colecho hace que el niño se vuelva dependiente, e inseguros a medida que van creciendo, estudios han arrojado resultados de que esta práctica hace que origine la autoestima alta, así como también seguridad en sí mismo, y tendrán comodidad en su futuro con relación a su pareja intima.

Compartir más tiempo

Hay madres que deben trabajar y dejar a sus bebés con niñera, por lo que practicar el colecho es genial ya que brinda más tiempo con el bebé, aunque es tiempo que no estarán despiertos, es un momento donde pueden disfrutar el calor de ambos.

Sincronización del sueño de madre e hijo

Cuando la madre y el niño comparten la cama, se tiende a sincronizar las horas de sueño, el momento de despertar es el mismo para ambos, así como el de volver a dormir es con más rapidez. Las madres que duermen junto a su bebé son más alertas que las que duermen en otra habitación.

El colecho proporciona que la madre pueda cuidar más a su bebé durante la noche, las veces que se despierta, ya sea por hambre u otro malestar, y también ayuda a sincronizar tanto el sueño, como la respiración y el corazón.

Recomendación para un colecho seguro

Para que un bebé este seguro mientras duerme, debes acostarlo en una superficie plana, que se encuentre limpia, que no tenga objeto a su alrededor como almohadas ni muñecos porque pueden asfixiarlo, debe dormir en su espalda, no es recomendable acostarle boca abajo o de lado, no le coloques almohada en su cabeza, y tampoco uses colchón de agua, no son estables.

Fijarse que el bebé no quede atrapado entre un espacio del colchón y la pared, siempre observar de que el colchón este bien colocado en la cuna. Evitar que duerman en el regazo de un adulto, o en un sillón, no cubrir su cabeza mientras duerme, para evitar asfixia, así como también abrigarlo mucho.

La decisión de dormir los padres junto al bebé es una decisión que se debe tomar entre ambos, se recomienda que el bebé duerma los primeros días entre la pared y la madre y luego de varias semanas si podrá colocarlo entre el padre y la madre.

No se debe fumar cerca del bebe, y la madre debe evitar este hábito mientras este embarazada o dando lactancia, porque aumenta la posibilidad de que el niño sufra el síndrome de muerte súbita, si no deja de fumas, evitar dormir con el bebé por lo menos sus primeros quince días.

No deben dormir junto a otros niños, porque puede ser peligroso, también es peligroso dormir con un niño si está muy cansado, o si esta medicado para dormir, o en su defecto use drogas.

Si duerme con el niño y tiene cabello largo, debe recogérselo, así puede evitar hacerle daño al bebé, con estrangulamiento accidentales. Las personas con sobre peso no tienen en cuenta la situación física de su bebé, por lo que no es recomendable que duerman con ellos.

En el momento que el niño ya se logre mover por su cuenta en la cama, debe colocar defensas en la cama para evitar que se pueda caer, y recordar que el colchón no debe tener un espacio muy grande entre las barandas y el, para evitar que el bebe quede atrapado y se asfixie.

Razones para no realizar el colecho

Existen padres que duermen mal cuando lo hacen con un bebé, por los nervios. No se debe practicar colecho si es obeso, o consume drogas. Si el bebé es prematuro o tiene bajo peso, es peligroso que duerma acompañado. Otro aspecto importante es que el niño se acostumbre a dormir con los padres y le dificulte hacerlo solo en sus siestas.

¿El colecho afecta la relación de pareja? No debería ser un problema para la relación de pareja, aunque en muchos casos si presenta una dificultad, uno de esos detalles es la limitación al coito, aunque estos encuentros se podrían realizar de varias formas, en diferentes sitios en casa, solo se debe tener imaginación.

Se debe tener en cuenta que la relación es de dos personas, y claramente el colecho puede afectar la intimidad de la pareja, ya que ahora hay un nuevo miembro en la familia, por lo que se debe buscar el momento de estar a solas, compartir momentos, intereses, preocupaciones, y tratar de mantener ese vínculo que los mantenía unidos antes de la llegada del bebe.

Deben poner de su parte, el niño puede ayudar a fortalecer su unión. Por lo que deben tener más comunicación, cuidarse mutuamente, no solo con la parte sexual, sino también la afectiva.

Con respecto a la sexualidad, puedes seguir teniendo intimidad en el cuarto, ya que el bebé no será consiente de nada, estará en su hora de sueño, y tampoco se acordara, pero si te incomoda por miedo a despertarle, se puede tomar muchas alternativas, como estar en la sala, u otro sitio de la casa, no siempre se debe hacer en el cuarto, es solo tener un poco de imaginación.

Solo debes aprovechar los momentos que el bebé duerma, los momentos más recomendados son en las mañanas o al medio día, ya que en las horas de la mañana tendrás más energía, y al medio día puede ser al momento que el niño tenga una siesta. Siempre es buscar el momento indicado. En las horas de la noche no es muy recomendable por la larga jornada del día, ya no tendrán energías.

Límite de la práctica de colecho

Un estudio arrojo que los niños deben dormir junto a su madre hasta que cumpla tres años de edad. Porque mejora la cantidad de horas de sueño, y el nivel de estrés disminuye casi en su totalidad. Favoreciendo a los niños en todo sentido, pero cada familia hará los que sea más conveniente para ellos.

Por otra parte se cree y se recomienda que para evitar la difícil transición de pasar al niño a su cuarto después de crear hábitos y expectativas durante e colecho, se pase al bebé a los seis meses a dormir solo, ya que cuanto mas se tarde este cambio, mas difícil sera para niño.

Decisión familiar de dejar el colecho

El sueño es un proceso evolutivo, donde están inmersos aspectos fisiológicos, emocionales, que se deben tomar en consideración a la hora de tomar la decisión de practicar el colecho, no hay un momento exacto donde se pueda indicar que ya no es necesario dormir con el niño, son varios aspectos que se deben tomar en cuenta para cada situación en particular.

Cuando el niño esté preparado para dormir solo, lo hará, pero se debe tener en cuenta la capacidad que tiene el niño de entender que debe dormir solo.

Al igual sucede cuando se retira la lactancia materna, el niño de alguna manera expresa que ya no quiere seguir siendo amamantado, así pasa con el colecho, puede que el niño de igual manera exprese no querer dormir con sus padres si no en su cuarto.

En cualquier escenario siempre es necesario tomar las decisiones en pareja, es una decisión familiar, y se debe respetar el deseo de todos, para no seguir realizando la practica del colecho se puede hacer de forma gradual, se puede comenzar con las siestas del niño, antes de hacerlo con el sueño nocturno.

No cambiar la rutina pero si el lugar, si se tenía la rutina de contar un cuento o de hacer algo en específico al momento de dormir, no se debe cambiar. Si por el contrario el niño comienza a presentar pesadillas, llorar, y ponerse nervioso, se puede hacer este cambio más adelante.

Enséñale a dormir a tu bebé

Un bebé recién nacido, tiene su estómago muy pequeño, por lo que no duerme más de ciertas horas por temas de alimentación, si esto sucede puede ocasionar que tenga una baja de azúcar, pero al pasar el tiempo los niños disminuyen sus necesidades de comer a cada momento, y mejoran las horas de sueño, eso si se les enseña hábitos buenos de dormir.

Se debe crear una rutina para dormir, específicamente a la hora de dormir. Las rutinas le proporcionan al niño estabilidad y seguridad ya que saben que se hará a continuación, con los hábitos y acciones repetidas que se han ido enseñando.

Un ejemplo de rutina para el bebé seria, darle una ducha, luego de dar un masaje, vestirle, se lleva a la habitación para acostarlo pero con la luz apagada, se puede leer un cuento, o cantar una canción y darle su tetera o darle de amamantar y acostarlo a dormir.

Realizar al bebé “taquito”

El reflejo del moro, es algo con el que el niño nace, es un reflejo, que se presenta cuando el bebé duerme boca arriba o de espaldas, este reflejo es como la sensación de caída libre.

Esto se minimiza al envolver el bebé en forma de taquito, así como también disminuye los movimientos involuntarios y permite que el niño puede dormir durante tiempos más largos.

Usar Sonido Blanco

Al cargar un bebe casi siempre emitimos un sonido como silbato, para que el bebé se quede tranquilo, los niños al nacer están acostumbrados a escuchar toda clase de ruidos dentro del vientre materno, se dice que el sonido constante que escuchan es parecido al de una aspiradora.

Por lo que al momento de nacer y mantener todo en silencio hace que les dificulte conciliar el sueño, por esto se recomienda que se utilice el sonido blanco para aislar ruidos externos, para simular lo que escuchaban en el vientre, y así continuar con su ambiente.

Atender sus necesidades

Cuando están tan pequeños debemos atenderlos, ya que no pueden hacer nada por si solos, luego de que estén un poco más grandes podrán comer solos y realizar sus cosas y necesidades por si solos.

El valor de la confianza

Es fundamental la confianza para cualquier persona en el comportamiento social, inculca la esperanza que se tiene con respecto a una persona o con algo. Y nos da seguridad de que las expectativas que se tienen sean satisfechas.

En nuestro cerebro existen estas conexiones neuronales mucho antes de nacer, ya que todo se basa en las cosas positivas que sentimos, liberada por la oxitocina mientras estuvimos en contacto con nuestra madre.

El papel de la oxitocina

La oxitocina es un nonapéptido que influye en el proceso de ser más afectivo, disminuye la ansiedad, mejora el crecimiento así como también las cicatrizaciones.

Cuando el niño nace, solo con el contacto de la piel, hace que se libere la oxitocina así como otras cosas, pero ayuda a estimular la conducta del bebé, el estrés que a veces siente, y la ansiedad es controlada.

Cuando existe apego a una persona, en este caso a la madre, es por causa de la oxitocina, siempre que el niño este en contacto con la piel, en momentos de amamantar, cuando se le realiza masajes, mejora notablemente su actitud con estos efectos.

Por lo que la oxitocina está muy relacionada con el colecho, en el momento que el niño duerme con su madre o es amamantado, no únicamente para aumentar la cantidad de eyección de leche, si no que por la medición de saliva, muestra grandes niveles de amamantar, donde se observa el aumento progresivo de esta en solo media hora, donde se genera placer y se refuerza los lazos de afecto entre madre e hijo.

Conclusión

Tomando en cuenta todo lo disponible en información sobre el colecho, no existe nada que contraindique la práctica de este, por el contrario la separación de los padres con el niño, pueden originar condiciones en su conducto disfuncionales.

Se puede dar a concluir que el colecho independientemente de la cultura que sea y las decisiones de los padres es beneficioso para el bebé, solo se debe tomar en cuenta las recomendaciones para evitar algún riesgo.

Como por ejemplo, el acostar el niño boca abajo, evitar utilizar muebles para la práctica del colecho, el cobijar en exceso al niño es recomendable uso de colchones rectos sin deformaciones, también evitar el consumo de drogas, alcohol o medicamentos que impidan estar alerta ante cualquier circunstancia que presente el niño.

No practicar el colecho si la madre o el padre fumas constantemente, no colocar cojines o cualquier cosa cerca del bebé para evitar asfixia.

Es recomendable las primeras semanas de vida del niño que duerma cerca de la cama de su madre, mas no con ella. Para evitar de cualquier tipo riesgos, ya que son muy pequeños y puede que se asfixie.

Puedes leer mas artículos relacionados a:

HABLEMOS SOBRE LA DISQUECIA DEL LACTANTE

FONTANELA O MOLLERA HUNDIDA ¿PORQUE PASA ESTO?

¿CÓMO Y CUÁNDO SE DEBEN BAÑAR A BEBÉS RECIÉN NACIDOS?

(Visited 89 times, 1 visits today)
Categorías Bebès

Deja un comentario