¿CÓMO SE DEBE APLICAR EL MÉTODO MONTESSORI EN CASA?

Cuando hablamos de educar a los niños es una tarea complicada, Para llevarla a cabo se necesita de mucha paciencia y voluntad por parte del niño y sus padres. Una manera efectiva para contribuir a este proceso, es a través del método Montessori en casa, este tiene como objetivo preparar a los niños para diversos aprendizajes que se realizan a través de la cooperación en conjunto con los padres.

Esta se basa en la imposición de actividades y tareas. Adaptando el aprendizaje a su libertad infantil. En este artículo te hablamos sobre el Método Montessori y cómo estimularlo en casa.

Método Montessori en casa

¿Qué es el Método Montessori?

Es un método o procedimiento educativo que se basa en la estimulación y el respeto a través de la asignación de distintas tareas. Este método brinda una total libertad a los niños para aprender, crecer y desarrollarse a su ritmo y a su manera.  Para llevar a cabo este método, es fundamental que el niño se desarrolle en un ambiente adecuado que estimule su aprendizaje.

Debe complementarse con herramientas para permitir que se desarrollen estimulando su crecimiento y aprendizaje. Además, de un ambiente seguro, organizado y especialmente diseñado para el niño. Los padres juegan un papel fundamental en este desarrollo. Son los guiase principales en su aprendizaje, estos son los responsables de orientandolos en el entorno, y potenciando sus habilidades y destrezas.

Durante el desarrollo de este método es muy importante el amor, la comprensión y la paciencia de los padres hacia sus hijos. Estos deben basarse en el respeto, responsabilidad y una serie de límites establecidos, en los que la confianza y la empatía son fundamentales.

Principios educativos

Este método se ha aplicado de distintas maneras adaptándose a las diferentes capacidades y edades de los niños. Podemos encontrar algunos principios educativos fundamentales, entre ellos tenemos:

Aprendizaje por hallazgos

Cuando se trata de niños, la mayoría de ellos suelen aprender fácilmente a través del contacto directo, la práctica y la enseñanza directa, esto se conoce como el aprendizaje kinestésico. Te invito a leer más sobre este tema en el siguiente artículo Aprendizaje Kinestésico.

Ambiente educativo

Para llevar a cabo este método Montessori en casa es importante adaptar el entorno según las necesidades que tenga el niño, haciendo énfasis en su edad. Es importante que al implementar las actividades estas contentan movimientos al realizarlas.

Se necesita que el ambiente esté limpio, organizado, debe ser llamativo para el niño, y agregar un poco de naturaleza.

Materiales específicos

La base fundamental para este método Montessori en casa, es incluir ciertos materiales que fueron hechos por su propia creadora, especialmente para este método. Entre ellos resaltan los materiales naturales.

Estudiantes

Este método, se basa en la libertad para los niños en escoger los materiales o juegos de su preferencia. Aquí se pone en práctica la autoeducación, esta consiste en que, los niños llevan a cabo su propia educación. En este método tradicional, los padres o maestros cuando se realiza en las aulas, ejecutan el papel de supervisores, que se encargan de preparar y adaptar el ambiente.

Grupo de edades

Es recomendable que el lugar adaptado para realizar el método Montessori en casa debe clasificarse por distintos grupos de edades. Esto se debe a que, hay edades más sensibles que otras, en la que los niños tienen facilidad para adquirir ciertas habilidades o destrezas que otras edades no la poseen.

Sin interrupciones

Las clases sin interrupciones son características del Método Montessori en casa. El autoaprendizaje basado en libertad, mantienen el interés prolongado de los niños, esto aumenta el potencial del aprendizaje.

¿Por qué aplicar el método Montessori en casa?

El método Montessori está diseñado para permitir el desarrollo autónomo e independiente de los niños. Este representa un proceso de gran importancia en la educación. Forma niños alegres, responsables y que piensan por sí mismo. Este método buscar el total desarrollo de las habilidades de los niños para formar mejores personas.

A través de la exploración del entorno, los niños aprenden con todo lo que le rodea, por lo que es importante adaptar el espacio a sus necesidades. Durante el desarrollo del Método Montessori es importante que los padres o superiores no critiquen el aprendizaje del niño, sino que más bien se debe motivar y elogiar con frecuencia.

Como autoridad o responsable se debe tener comprensión ya que, como sea el tratado el niño, este puede tratar a otros en el futuro, se debe evitar la crítica, humillaciones, crueldad y evitar denigrar o rechazar su forma de aprender, ya que esto puede crear pensamientos negativos sobre sí mismo y por ende una baja autoestima. Se debe brindar seguridad, respeto, confianza, ser justos, entre otros, garantizando un ambiente agradable.

¿Cómo aplicar el método Montessori en casa?

El método Montessori es un proceso que puede aplicarse en las escuelas y en el hogar. Este es a través de ciertas actividades y responsabilidades que garanticen un aprendizaje autónomo brindando al niño la libertad de aprender a su manera.

Espacio de juegos

Se deben preparar y ambientar pequeños espacios. Acondicionando con materiales de su interés, como libros, juguetes, materiales para pintar o para manipular. Hay que tomar en cuenta que, al momento de que el niño comience una de las actividades, motivar a culminarla antes de pasar a la siguiente.

Estimulación sensitiva

Desde los primero años de vida, se debe estimular al niño a conocer los distintos tipos de texturas, formas, tamaños y colores. Se puede realizar a través de telas y objetos, que estimulen los sentidos del niño, también ayudarlo a reconocer distintos sonidos.

Periodos perceptibles

Alrededor de los 3 años de edad, lo niños poseen una gran capacidad para el orden. Esta se puede aprovechar con actividades o rutinas que estimulen la organización. Al momento de que el niño termine de jugar, pedirle que recoja los juguetes y materiales utilizados.

Autonomía

Para estimular la responsabilidad y la autonomía del niño se debe adaptar su entorno a su favor. Como colocar ciertas cosas a su alcance, que pueda alcanzarlos y utilizarlo, y autosatisfacer sus necesidades como la vestimenta, juguetes, entre otros.

Pequeñas responsabilidades

También los padres pueden estimular a la realización de pequeñas tareas o responsabilidades diarias, como animar al niño a preparar sencillas recetas, arreglar su cuarto, organizar su lugar de juego, regar las plantas, entre otros. Esto facilita el aprendizaje ya que los niños aprenden como mayor rapidez y facilidad a través de la práctica.

Confianza

Durante el crecimiento y desarrollo del niño, es necesario proporcionarle confianza. Esto estimulara a la formación de una autoestima sana y fuerte. Asumiendo y desarrollando pensamientos positivos de sí mismo. Por esto es importante evitar criticar o ridiculizar las actividades que los niños realicen, ya que pueden causar aislamiento y una baja autoestima. Se debe animar, motivar y celebrar sus logros.

Ni premios ni castigos

Al momento de que el niño logre ciertas actividades es importante evitar proporcionarle regalos como recompensa. De igual manera, si falla y no las logra realizar, evitar castigos o palabras desalentadoras. Los niños aprenden fácilmente a través de su propia satisfacción y no por recompensas, además de la presencia de aplausos o felicitaciones.

Método Montessori en casa 

Es importante describir que el método Montessori en casa para bebés, se puede empezar desde que el pequeño llega a casa, se comienza con su dormitorio. Al momento de adaptarlo, se debe tomar en cuenta que, antes de nacer, el ambiente en el que se desarrollaba el niño era tranquilo, sonidos ligeros y oscuro.

Para facilitar o contribuir a la adaptación del bebé al nuevo mundo, se debe mantener su entorno como se mencionó anteriormente durante los primeros dos meses. Proporcionando luz natural y sonidos suaves estimulantes.

A medida que este vaya creciendo, se le debe proporcionar distintos juguetes como, peluches, sonajeros adaptados a su tamaño, y objetos suaves, los cuales ayudan al bebé al uso sensitivo. Evitado juguetes de plásticos, ya que estos no proporcionan información útil para el bebé.

Método Montessori de 6 a 12 meses

La fundadora de este método, explica que para estimular el desarrollo cerebral, se debe permitir el movimiento libre. Por lo que, es importante que el bebé se mueva libremente. Permitir la libertad de movimiento estimulara el desarrollo motriz, facilitando la habilidad y capacidad de gatear, sentarse por sí solo, mantenerse de pie y los primeros pasos.

Te invito a leer el siguiente artículo, que habla sobre el desarrollo motor de los niños.

Colocar pequeños objetivos al bebé, en los que se involucre el movimiento. A partir de aquí, se está desarrollando una buena autoestima ya que el bebé sentirá que tiene el control. A medida que va a creciendo se debe adaptar su ambiente facilitando el acceso a sus juguetes.

Cuando el niño nace, tiene la capacidad de adaptar ciertos comportamientos. Por lo que es importante incentivar ciertos comportamientos. Por ejemplo, establecer una hora para dormir y así este pueda acostumbrarse a dormir solo sin ayudas externa.

Método Montessori de 1 a 2 años

A medida que el niño crece su motricidad gruesa está más desarrollada. Te invito a leer el siguiente artículo en el que se explica qué es la motricidad fina y gruesa.

A partir de esta edad, los niños pueden realizar pequeños paseos al aire libre, donde pueda correr y jugar. Aquí, comienzan distintos retos para el niño, como al momento de caerse, es importante no levantarlo sino que, se debe motivar y alentar, ya que esto es parte de su crecimiento.

A esta edad, se debe incorporar juguetes adaptados a sus nuevas habilidades, como los bloques de construcción, que desarrollan y aumentan su creatividad. También se debe estimular la comunicación. Esto se puede lograr nombrando los juguetes u objetos que lo rodean, o los que él solicite.

 

Es muy importante enseñar buenos modales a los niños, utilizando las palabras mágicas. Te invito a leer el siguiente artículo que explica la importancia de las palabras mágicas y los buenos modales.

Método Montessori de 3 años

A partir de esta edad la independencia del niño es mayor. Se debe adaptar el ambiente para llevar a cabo actividades por sí mismo. Estimulando su autoestima, a partir de este momento es importante la paciencia, ya que no todos los niños son hábiles, unos son más lentos que otros.

Durante esta etapa se comienza a fortalecer la organización. Indicarle que debe recoger y guardar los juguetes utilizados, mantener su lugar de juegos limpio, y así se creará un hábito de orden. Se debe incentivar al niño a realizar actividades como, cepillarse los dientes, lavarse la cara, entre otros.

También alimentarse por su cuenta, colocando los utensilios a su altura. También se debe crear el sentimiento de pertenencia, a cuidar sus juguetes y cosas personales. Entre las responsabilidades del hogar, se le pueden asignar pequeñas actividades como limpiar la mesa, barrer, regar las plantas, vestirse por su cuenta, entre otros.

Se debe continuar con la estimulación del lenguaje, los padres deben ser cuidadosos con lo que dicen y la manera en que lo dicen, ya que los niños suelen repetirlo. Como ya hemos mencionado anteriormente, es importante estimular el orden desde muy pequeños, a partir de esta edad se pueden proponer juegos que lo implementen de una manera más complicada. Por ejemplo, ordenar los juguetes por colores, tamaños, entre otros.

Desde los 3 años hasta los 5 años de edad, se pueden proporcionar actividades que estimulan al aprendizaje de la lectoescritura, para facilitar el reconocimiento de letras y lograr asociarlas con sus objetos correspondientes. Puedes visitar el siguiente artículo que explica con más detalles los métodos de lectoescritura más eficientes.

Características del método Montessori

El Método Montessori tiene numerosos beneficios y propósitos que van dirigidos a contribuir en el desarrollo y aprendizaje de los niños. Este método se caracteriza por:

  • El libre aprendizaje permite aprender de manera espontánea.
  • Se permite el aprendizaje a favor de los niños, sin apresurar su desarrollo.
  • Se crea un ambiente alegre y seguro.
  • El aprendizaje se facilita a través de distintas actividades.
  • Facilita y fortalece las habilidades para hablar, caminar, entre otros.
  • El ambiente debe favorecer al aprendizaje
  • Durante este proceso el adulto o responsable debe ser el guía del niño.
  • Debe predominar el amor, el respeto, la confianza y la seguridad.

Para finalizar, es muy importante que los niños vivan la experiencia de distintas actividades. Estas puede estimular y aprendizaje a través de juegos y actividades de su interés. Por lo que, el método Montessori es el más eficaz y recomendado a la hora de implementar nuevos conocimientos.

 

(Visited 105 times, 1 visits today)

Deja un comentario