¿QUÉ ES LA ESCALA DE DENVER Y PARA QUÉ SIRVE?

Cada niño es diferente, por ende, cada uno de ellos tiene su propio ritmo en el que se desarrollan. Debido a esto, es fundamental observar y evaluar la manera en la que evolucionan sus capacidades físicas e intelectuales. Para llevar a cabo esta evaluación, se implementan diversos métodos, uno de ellos es la escala de Denver, este corresponde al test más utilizado de todos.

En este artículo encontrarás la información necesaria acerca de esta escala de Denver, en qué consiste, su realización y la manera en la que se interpreta.

escala de denver

¿Qué es la escala de Denver?

Para llevar a cabo una valoración de la evolución continua de los niños se debe considerar de manera fundamental las diversas cosas que aprende y el nivel o grado de madurez con las que las realiza.

Cuando hablamos de un test psicológico, hacemos referencia a un instrumento específico que se utiliza para medir, observar y evaluar una o varias características psicológicas específicas.

También, contribuye en la evolución de la salud mental y de aquellos rasgos que son esenciales y que marcan y diferencian la personalidad de una persona.

La escala de Denver, es un instrumento especialmente diseñado para observar, medir y evaluar el desarrollo psicomotor de los niños. Además, de evaluar su desarrollo a nivel físico e intelectual. Esta puede aplicarse en niños hasta los 6 años de edad.

Esta escala de Denver tiene como objetivo principal el medir las habilidades físicas, el desarrollo psicomotriz y las habilidades intelectuales que poseen los niños. Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre el desarrollo motor de los niños. 

Esta va dirigida a evaluar si estas habilidades y este desarrollo va acorde con su edad cronológica o en el caso contrario, si existe algún retraso en estas habilidades o en su desarrollo.

Con los resultados obtenidos por el niño, el especialista va a proceder a realizar la evaluación correspondiente de estos resultados.

Esto tiene como objetivo el desarrollar un plan de tratamiento individual y personalizado para tratar las deficiencias que haya presentado el niño.

Es importante que para la elaboración de este plan de tratamiento, el especialista lo diseñe tomando en cuenta las capacidades individuales del niño.

La escala de Denver presenta una particularidad. Esta puede traer diversos beneficios para el niño evaluado. Ya que, a pesar de conocer sus deficiencias en un área específica, la escala también mostrará y dará a conocer sus fortalezas.

Un beneficio que genera esta escala para el especialista evaluador, es que los resultados le van a permitir a determinar y analizar el nivel o grado de madurez del sistema nervioso central del niño.

Esto se debe a que, el desarrollo en las habilidades y capacidades físicas, motrices o las habilidades intelectuales es el resultado o el reflejo del desarrollo y la maduración de este sistema.

Para resumir que, la escala de Denver es el método o el instrumental psicológico que va a permitir el confirmó si el desarrollo del niño se está produciendo de la manera correcta ya adecuada.

¿Qué se evalúa en la escala de Denver?

La escala de Denver constituye una herramienta útil y muy empleada en pediatría. Esta va dirigida a valorar si el desarrollo psicomotor de un niño funciona acorde a lo esperado según su edad cronológica.

Como lo mencionamos anteriormente, la escala de Denver tiene como propósito u objetivo, el evaluar diversas áreas específicas. Las cuales, son fundamentales para el crecimiento y desarrollo adecuado de los niños. Este fue diseñado en base de cuatro áreas específicas, que van a determinar la madurez del mismo.

  1. Área social: Esta área social le va a permitir al especialista, observar y analizar la relación del niño o la niña con el medio que los rodea. Es decir, se podrá evaluar la manera en la que el niño se desenvuelve dentro del entorno social. Si deseas, puedes visitar el siguiente enlace que habla sobre el desarrollo social de los niños. 
  2. Área del lenguaje: El área de lenguaje será el responsable de determinar la manera en la que está ocurriendo o la manera en la que se está desarrollando el proceso de aprendizaje del lenguaje. También, se evaluará la capacidad de este para la escucha y la comunicación en general.
  3. Área de motricidad fina: Esta segunda área específica, se enfoca en el estudio del nivel de precisión que posee el niño. Aquí el especialista evaluará los movimientos finos del niño. Estos son la concentración, la coordinación y las habilidades y destrezas manuales. Como lo son el escribir o el dibujar.
  4. Área de motricidad gruesa: En comparación con la motricidad fina, la motricidad gruesa va a evaluar todos los movimientos que mantienen su carácter menos preciso. Estos se caracterizan por requerir un mayor grado de coordinación en todo el cuerpo. Cómo patear una pelota de fútbol o lanzar una pelota de béisbol.

Te invito a leer el siguiente artículo que habla sobre la motricidad fina y la motricidad gruesa y la diferencia entre ambas.

Aplicación de la escala de Denver

Ahora, veremos la manera adecuada de aplicar, la escala de Denver en los niños. Este examen psicológico debe ser desarrollado en un ambiente tranquilo y controlado, en el que no ocurran interrupciones inoportunas.

Esta aplicación debe ser individual, es fundamental que, en la sala en la que se realizará esta escala estén presente durante este proceso los padres del niño. Esto va a contribuir en que el niño se sienta en confianza y mucho más tranquilo.

En esta escala podremos encontrar un total de 55 ítem, de los cuales, el niño solo deberá responder los que se encuentran a la izquierda de la línea de su edad correspondiente.

El primer paso o el paso inicial corresponde a que el especialista que se encuentra evaluando, deberá traza una línea que una o relacione las cuatro áreas específicas de esta escala con la edad cronológica correspondiente del niño.

Luego, el segundo paso, este consiste en observar de manera cuidadosa y detenidamente al niño, durante todo el proceso que lleva el responder los ítem correspondiente.

El especialista deberá tomar y registrar datos de los aspectos que son significativos o que tienen mayor relevancia durante todo el tiempo que le tome al niño responder la escala. En este paso es importante que el especialista observe y registre los puntos siguientes:

  • Tareas adecuadas: El especialista deberá observar y verificar de manera continua, que el niño este realizan las tareas que le corresponden cronológicamente.
  • Tareas omitidas: El especialista deberá observar y verificar si el niño omite una tarea, la cual el 90% de niño de su misma edad la realizan sin ningún problema.
  • En caso de que el niño no quiera participar ni colaborar, es importante no forzarlo u obligarlo a hacerlo. Esta debe intentarse nuevamente en la próxima sesión.

Materiales necesarios para la sesión

Para llevar a cabo esta sesión de manera eficaz y exitosa, se requieren de diversos materiales específicos. A continuación conoceremos qué materiales se necesitan para aplicar la escala de Denver.

  • Una campana.
  • Una pelota de tenis.
  • Un sonajero.
  • Un frasco con tapa de rosca.
  • Unas canicas.
  • Bolas de hilo.
  • Un lápiz.
  • Y 8 cubos.

Interpretación de datos obtenidos

Es importante tomar en cuenta que, esta escala de Denver no constituye una prueba de inteligencia. Por lo que, es fundamental evitar clasificar a los niños debido al resultado obtenido.

Simplemente se deberán evaluar los resultados, observando si el niño cumple con las actividades que la mayoría de los niños de su edad tienen la capacidad para realizar.

Es importante que el profesional tome en cuenta los factores personales del niño en el momento de realizar esta escala de Denver. Estos factores pueden ser si el niño durmió bien la noche anterior, si comí bien antes de la sesión estipulada o si se nota un poco ansioso o nervioso durante el proceso de evaluación.

En cuanto a los resultados obtenidos, si el niño falla o no cumplió con la realización de esta escala, la cual, es realizada por el 90% de niño que comparten su edad cronológica, se considera un fallo total o absoluto.

Si el niño no logró superar la prueba o el área específica, la cual es realizada por el 75% de los niños que comparten su edad cronológica, se conoce como un fallo relativo.

Por lo general suelen recomendarse a los padres una mayor estimulación en los niños. Si deseas puedes leer el siguiente artículo que habla sobre la importancia de una estimulación temprana. 

En esta escala de Denver, por lo general se contabilizan los fallos absolutos obtenidos, estos pueden clasificarse como dudosos o problemáticos.

Cuando el fallo es dudo, significa que el niño obtuvo dos o más fallos en una sola área especifican. Cuando es un fallo problemático, significa que el niño obtuvo dos o más fallos en dos o más áreas específicas.

Los retrasos presentes en el desarrollo infantil, pueden deberse a una falta de colaboración por parte del niño. Esta puede deberse a diversos factores, como el cansancio, el miedo, alguna enfermedad o algún factor a nivel orgánico. O también, existe la probabilidad de que exista un retraso real en el desarrollo del niño.

Para finalizar, es fundamental recordar que esta escala de Denver no es una prueba que mide la inteligencia de los niños. Esta fue diseñada especialmente para evaluar el desarrollo y algunas habilidades fundamentales presentes en el niño según su edad cronológica. Esta tiene como propósito el observar y verificar si el niño se encuentra dentro de los parámetros establecidos según su edad.

 

(Visited 1.128 times, 3 visits today)

Deja un comentario