CAUSAS DEL EMBARAZO PSICOLÓGICO Y TRATAMIENTOS

El deseo de ser madre, en ocasiones puede llegar a causar ciertos trastornos psicológicos a la mujer que anhela ser madre, llegando al punto de creer y sentir que realmente está embarazada, este es un embarazo psicológico o imaginario, suele pasarle con mayor frecuencia a las mujeres con problemas de fertilidad.

embarazo psicológico

¿Qué es un embarazo psicológico?

El embarazo psicológico, o pseudociesis como se conoce en términos médicos, y que proviene del griego pseudokyesis, del pseudes: falso y del kyesis: embarazo, es un trastorno psicológico en la mujer que se caracteriza por la creencia o convicción de que está embarazada sin estarlo.

Este trastorno afecta tanto la psiquis de la mujer que ella cree que realmente está embarazada y llega a presentar todos los síntomas y signos asociados a un embarazo. Aunque se da en muy poco proporción, puede presentarse tanto en mujeres muy jóvenes como en mujeres cerca de la menopausia.

Causas de un embarazo psicológico

EL síndrome de embarazo psicológico o imaginario, está enmarcado dentro de los trastornos somatomorfos, que se dan cuando las emociones no exteriorizadas se manifiestan como síntomas orgánicos o físicos.

Físicos

Una de las principales causas de un embarazo psicológico se da cuando las mujeres tienen dificultades para quedar embarazadas por problemas de infertilidad, ocasionada por un ciclo menstrual con fallas en la ovulación, ciertas anomalías en los órganos reproductores.

En los casos de infertilidad, el deseo de la mujer de ser madre y no poder serlo le afecta tanto que puede llegar a desarrollar este cuadro psicológico.

Menopausia

También puede darse en mujeres en proceso de menopausia o con menopausia precoz, esta etapa le indica a la mujer que ya no es tan joven y que se le agota el tiempo para ser madre o también puede venir dado por creer que estando embarazada le hace mantener el cuerpo joven.

Inicio de vida sexual a temprana edad

Otro caso frecuente de embarazo psicológico se da en adolescentes cuando comienzan vida sexual activa y tienen un gran temor de quedar embarazadas.

Emocionales

Un embarazo psicológico también puede presentarse en mujeres con problemas de pareja, pensando que tener un hijo puede solucionar las fallas en su relación y evitar una separación.

Hormonales

Las hormonas pueden estar muy ligadas con un embarazo psicológico. Cuando existe una disminución de la LH y FSH (ambas hormonas producidas por la glándula pituitaria), que en la mujer controlan la ovulación y la secreción de progesterona, así como los procesos productivos del cuerpo, se produce la onovulación, es decir no ocurre la ovulación, siendo esta una causa común de infertilidad.

Por otra parte, la prolactina (glándula que estimula la producción de leche en las mamas) y la progesterona están altas, se estimula el mantenimiento del cuerpo lúteo (masa glandular formada después de la ovulación), el cual en el caso de un embarazo crece hasta principios del tercer mes de gestación y normalmente va desapareciendo.

En muchas ocasiones el deseo de ser madre es tan grande que muchas mujeres sueñan  con estar embarazada, te invitamos a ver el siguiente artículo para que conozcas el significado de soñar que estas embarazada.

Síntomas del embarazo psicológico

La psiquis ejerce un efecto tan poderoso, que la mujer logra convencerse que está embarazada y presenta la sintomatología de una mujer en gestación.

  • Amenorrea o falta de menstruación, el cerebro actúa en las hormonas que estimulan la ovulación.
  • Crecimiento abdominal, el abdomen crece al mismo ritmo que un embarazo normal.
  • Aumento y ablandamiento del volumen uterino.
  • Crecimiento de los pechos, inclusive con producción de leche.
  • Sensación de movimientos fetales.
  • Vómitos y náuseas comunes en el embarazo.
  • Tendencia a engordar ganando hasta más peso inclusive que en un embarazo normal.
  • Ansiedad y somnolencias

¿Cómo diferenciar un embarazo psicológico de un embarazo real?

Como el cuerpo somatiza lo que la mente piensa, los signos y síntomas presentes en la mujer con el trastorno son muy parecidos al de una mujer realmente embarazada.

una de las pocas señales que puede indicar que se trate de un embarazo psicológico es por el ombligo, en un embarazo normal el ombligo está hacia afuera y en el psicológico no.

El aumento de peso que experimenta una mujer en un embarazo psicológico es mucho mayor que el de un embarazo normal. Y por último y más contundente es la ausencia de un feto dentro del vientre, que se puede evidenciar mediante una ecografía.

¿Cómo diagnosticar el embarazo psicológico?

Cuando se sospeche la existencia de un embarazo psicológico, es importante descartar a tiempo que se trata de un embarazo imaginario, pudiendo aplicarse las siguientes pruebas:

Test de embarazo en sangre y orina

Las pruebas de embarazo en sangre y orina no son muy confiables porque pueden dar positivas debido al aumento de los niveles de gonadotropina, que es la hormona del embarazo.

Test de BhCG

resultando más confiable la dosificación de la BhCG, hormona producida por la placenta durante la gestación. Las mujeres con pseudociesis no producen BhCG por lo tanto la prueba dará negativo.

Ecografia

Otro examen que resulta determinante para el diagnóstico de un embarazo psicológico es mediante una ecografía transvaginal que demostrará la ausencia de feto en el útero.

Tratamientos para el embarazo psicológico

El embarazo psicológico es un caso delicado de tratar, porque generalmente es causado por condiciones psicológicas que vienen de muchas emociones ocultas o reprimidas.

En estudios realizados a mujeres que han padecido embarazos psicológicos, provienen de fuertes procesos depresivos o trastornos de ansiedad.

En todo caso, el obstetra luego de diagnosticar la existencia de pseudociesis o embarazo psicológico, debe con mucha comprensión, convencer a la paciente a que acuda a una consulta con un psicólogo o psiquiatra.

Para así lograr estabilizar su mente y las hormonas puedan realizar el trabajo adecuado para segregar la cantidad correcta para la fecundación.

Lo principal que debe conseguirse es que la mujer entienda que está padeciendo de este trastorno, la ayuda que requiere de inmediato es de su entorno, pareja, familiares cercanos e inclusive conversar con otras personas que hayan pasado por la misma situación.

Asistir a terapia con un especialista en salud mental, cuya duración será determinada por la gravedad de su condición psicológica y el grado de aceptación del problema que la mujer tenga.

(Visited 55 times, 1 visits today)

Deja un comentario