TÉCNICAS DE CÓMO ENSEÑAR A UN NIÑO IR AL BAÑO

Conoce ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, un apartado que recopila información útil, para esas madres primerizas que no saben qué hacer al llegar el momento de retirar el pañal para siempre. Una lectura que le resultará muy amena y educativa.

cómo-enseñar-a-un-niño-a-ir-al-baño-3

¿Cómo enseñar a un niño a ir al baño?

En este artículo hablaremos sobre el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, todos los trucos y consejos que pueden ofrecer los pediatras y madres expertas. Pero primeramente explicaremos que no existe una edad mágica donde los niños de manera automática dejan el pañal y comienza a ir al baño solitos.

Con los años se ha determinado que el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? va dirigido directamente al desarrollo de ciertas habilidades, estas son las físicas y cognitivas, que usualmente entran en evolución entre los 18 y los 24 meses de edad.

Aunque existen algunos casos aislados donde esta etapa se atrasa un poco, llegando un poco más allá de los 3 años de edad. Acá es importante aclarar que en muchos de los casos el factor importante a la hora de ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? son los padres.

Aunque parezca increíble, los padres juego un papel crucial, su amor, paciencia y comprensión están en todo momento estrechamente ligados. Por lo que antes de empezar a leer ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, deberías preguntarte: ¿estoy listo para enseñar a mi hijo?

cómo enseñar a un niño a ir al baño

Proceso biológico

Antes de los 12 meses de edad el niño no es capaz de controlar sus esfínteres; es decir, se hará pipí y/o popó cuando su cuerpo lo desee. Obviamente en este punto no habrá problemas, para eso están los pañales desechables o de tela, los cuales poseen la cualidad de soportar sus necesidades.

Como dato curioso tenemos que luego de pasar la etapa del ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? y este pueda ir a tiempo al momento de la necesidad. Durante las noches esto tiende a cambiar. Debido a que los niños suelen tener un sueño muy profundo y una relajación total de su cuerpo.

Dejando este un problema que se presentará eventualmente como hasta los 5 años de edad, en el que dormido se hará pipí, o no despertará a tiempo. Encontrándonos con esos episodios donde se levanta dormido llorando y se orina sin saber los que sucede.

Pero no te inquietes, tal como dijimos al comienzo, este un proceso lento, de paciencia y comprensión. Con un poco de cada uno podrán pasar los días rápido y luego dejar en el recuerdo esos momentos de aprendizaje ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?.

cómo enseñar a un niño a ir al baño

Etapas

Para algunos padres, el tema de ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? puede sin lugar a duda llegar a ser muy abrumador. Esto es a causa de los factores que mencionamos en el párrafo anterior, por lo que a continuación mostraremos a través de etapas cada proceso al que se verá involucrado en la enseñanza del niño.

Preparación

La preparación es la etapa de mayor significado ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? ya que a partir de acá se desarrollarán una serie de eventos. Por lo que debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • El niño debe estar entre los 18 y 36 meses de edad.
  • En casa debe estar una bacinilla o asiento para niños.
  • Debe demostrar interés para empezar usar el baño.
  • Los padres o quien lo cuida debe estar listo para el momento.
  • El niño debe tener control de sus habilidades motoras, es decir; que ya puede caminar, bajarse los pantalones y subir escalera.
  • También debe tener habilidad de lenguajes, donde puede expresar claramente las necesidades de ir al baño y recibir de los padres las instrucciones.
  • Los padres deben conocer el desahogo de los esfínteres del niño, usualmente tienen una hora para defecar y el orinar se tiende a presentar cada dos horas aproximadamente.
  • Evita presionar al niño, si muestra rechazo para ir al baño entonces no está listo o simplemente no tiene ganas.
  • Se debe ser muy paciente, ya que en repetidas oportunidades el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? se verá envuelto en momentos frustrados donde simplemente no se llegó a tiempo.

cómo enseñar a un niño a ir al baño

Crear hábito

Una vez dispuesto y preparado para encaminar el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, debes pasar a la etapa de crear hábitos.

Recuerda que los niños suelen estar en un constante aprendizaje, por lo que todo lo que se haga a diario automáticamente se vuelve una rutina.

Es frecuente observar que el niño se agache sin razón aparente, se coloque en una esquina de la habitación donde este, sus mejillas se pongan rojizas o se apriete el pañal con las manos. Es el momento justo donde activarás las prácticas del ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?

Preguntándole sí desear ir a hacer pipí o popó. Las primeras veces recibirás una negativa, es donde serás astuto y paciente, animándolo con palabras suaves y alentadoras. Premiando el momento donde llega a tiempo, para que poco a poco comience a crear el hábito.

Permite que el niño disfrute de un par de horas la ausencia del pañal, esa libertad y comodidad ayudará mucho a ir al baño y aprender a control el deseo de hacer sus necesidades. En caso de que se haga evita a toda costa enojarte, esta reacción podría ser un verdadero contratiempo ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?.

cómo enseñar a un niño a ir al baño

Comodidad

El ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? debe volverse en momentos de comodidad, en casos de convertir el baño en un lugar intimidante podría ser muy negativo. Por lo que este lugar de la casa debe ser acogedor para el niño, con sus juguetes cerca de la bacinilla o el asiento de baño.

He incluso, este breve momento puede ser la excusa para tomar un juguete en especial y realizar una actividad. Sobre estas hablaremos más adelante. Permite que el niño te acompañe cuando tú también vayas al baño, esta interacción volverá este momento más cómodo para él.

No lo obligues a sentarse en la bacinilla, y si lo hace pero no realiza alguna necesidad, no le regañes. El niño debe ver estas acciones básicas con comodidad y no como algo forzado. En cuanto al uso de los términos, debes ser directa: pipí o popó. Los diminutos y palabras abreviadas no es apropiado.

Debido a que no siempre estará papá y mamá pendiente, y puede que esta tercera persona no entienda las palabras no habituales y comunes. Los expertos de igual manera asesoran evitar términos como: cochino, sucio, asqueroso y sus derivados. Ya que despiertan vergüenza y crea efectos negativos ante el aprendizaje de ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?.

cómo enseñar a un niño a ir al baño

Adaptarlo al cambio

Adaptarlo a este cambio se puede reforzar positivamente comprando o colocando ropa interior para niño grande. Ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, ubicar un interior u una pantaleta le hará sentir gratificado y le resultará positivo el dejar el pañal y usar su ropa nueva.

En el mercado existe una gran variedad de estar prendas, si los buscas con sus personajes favoritos o mejor aún, que sean ellos quienes escojan su color favorito. Esto dará una fuerte motivación para avisar ante la necesidad del baño.

Algunos pediatras aconsejan a que al momento de ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? se busque guiarlos hacia diferentes tipos de pocetas. Para que comprenda que todas son para el mismo uso y no se sienta incómodo ante un retrete desconocido.

En el caso de los niños, enseña primero a orinar de sentado, para luego aprender a hacerlo de pie, la figura masculina de la casa le podrá guiar mucho mejor, mostrando cómo tomar su miembro y apuntar con facilidad dentro del retrete. Para las niñas, mamá es la correcta.

cómo enseñar a un niño a ir al baño

Ser paciente

Un punto muy importante ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, ya que el niño no aprenderá de un día para otro. Este proceso es largo y deben ser muy pacientes los padres. En muchas ocasiones, sobre todo al inicio, se presentarán muchos accidentes.

Por lo que se debe ser cuidadoso y no dejarse llevar por la intolerancia. No lo regañes, comprende que está enfrentando un proceso donde aprenderá a controlar su vejiga y evacuaciones, al contrario. Busca incentivarlo y corregir de una manera positiva, orientándolo con palabras como: no hay problema, para la próxima podrás usar la bacinilla.

De presentarse la situación donde llevas ya dos semanas buscando el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? y no has obtenido resultados favorables. Espera que pasen dos meses más e intenta de nuevo. No olvides que es a los tres años de edad aproximadamente que aprender a controlar las ganas.

¿Cómo enseñar a un niño a ir al baño sólito?

Existen niños que por alguna razón dejan el pañal muy temprano, en estos casos rechazan tener el pañal cuando se han hecho pipí o popó. Lo que sería realmente un punto a favor al momento de encaminar el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?. Su desarrollo cognitivo es por naturaleza y genética un poco más avanzado.

Por lo que se puede sacar provecho y emplear actividades donde se sepa ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?. Varias de estas dinámicas se las ofrecemos a continuación para que se le haga más fácil este proceso.

Canciones o lectura

Acompañar el ir al baño, entonando una canción favorita, es sin duda una de las actividades más usadas. Por lo que el niño o la niña interactúa de manera divertida con los padres, cantando a dúo su amada canción. Incluso, puedes crear una con las acciones que realiza, donde el final es obviamente el aplauso.

Premios

Existen padres que se toman esta preparación muy en serio. Desde que nace tienden a comprar pequeños juguetes, y los guardan en un lugar secreto. Para luego que se inicia el proceso de ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?. Cada vez que se lograba el objetivo, él niño recibe un de esos premios.

Un acto de refuerza de manera positiva la acción de ir al baño a tiempo y siendo el más usado por muchos. Ya que según sus anécdotas, en menos de dos semanas el pañal desaparece por completo.

Regala abrazos y elogio

Cada vez que va al baño, se premia con un rico abrazo y aplauso, un elogió vigorizante que motiva al niño y comprende el lado positivo. Ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? este es otro método de recompensa muy usado, al punto donde el niño recibe llamada de los familiares felicitándolo por la hazaña victoriosa.

Un menú especial

Otra de las actividades de mayor uso ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?, donde reciben como premio una merienda muy especial por las veces que va al baño. En ocasiones, el niño en parte colabora con en la cocina, bajo la protección de los padres, contribuye en la preparación de este menú especial.

Reconocer las señales

En esta parte iremos un poca más allá del ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?. Tal como hemos explicado en varios de los párrafos, el niño debe haber desarrollado ciertas habilidades, estas serán fáciles de reconocer.

Cognitivas

Puede y está en la capacidad de comprender las indicaciones como siéntate, además de saber tomar las cosas. Dominar el uso de palabras como pipí y popó. Tener control de sus esfínteres, por lo que es capaz de aguantar mientras los padres le llevan pronto al sanitario.

Físicas y comportamiento

Estas por defecto son las más significantes, ya que el niño debe saber caminar, subir y bajarse de los objetos. Ser paciente y entender que debe permanecer un rato sentado para hacer sus necesidades. Apreciar que comienza a incomodarle el pañal sucio y busca imitar al adulto para ir al baño, aunque no haga nada en realidad.

¿Cómo enseñar a un niño a ir al baño en 3 días?

Para algunos puede llegar a ser algo imposible, y hasta se puede considerar que es una broma. Pues permítenos decirte que sí está la posibilidad de saber ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? en 3 días. Una fácil y práctica técnica donde en pocos días le dirás adiós a los pañales.

Eso sí, en esta enseñanza el niño pueda que en algunos momentos se haga pipí, por lo que esta situación no debe inquietarte. En esta oportunidad el niño requiere un total y comprensivo apoyo de tu parte. Con este esfuerzo, se garantiza el rotundo despido de los pañales.

Rutinas como tirar de la cadena o bajar la poceta, lavarse las manos con agua y jabón, bajarse y subirse los pantalones. Son rutinas que se deben integrar de manera muy temprana en los niños. Permite que te acompañe al baño apenas empiece a dar sus primeros pasos, y enséñale a realizar estas actividades.

Estos actos continuos de manera voluntaria refuerzan día a día su aprendizaje. Aunque durante esta etapa de su vida no comprende por qué lo hace, con el pasar del tiempo empieza a asociar y entender los pasos para ir al baño y como se hace.

Adiós al pañal en tres días

En este punto los padres deben prepararse primero que nada, saber que los ya llegó el momento, el pequeño de la casa tiene un poco más de 18 meses, ambos van a tomar por tres días de su tiempo para dedicar el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? y este ya sabe realizar las rutinas básicas.

Primer día

El primer paso es sentarse los miembros de la familia y explicarle al niño o la niña, que ya ha crecido y es hora de hacer algo nuevo. De manera alegre se le dice que dejará de usar el pañal y usará una ropa nueva y especial para niño grande. Pero que debe estar atento, porque si se hace pipí y popó se ensuciará la ropa.

Por lo que ahora hará como papá, mamá y demás miembros de la familia, debe ir al baño y hacer sus necesidades en la poceta o una bacinilla que se le ha adquirido para que esta más cómoda mientras crece. Este juego de palabras hará que el niño comprenda la importancia de lo que sucede, que es muy inteligente y lo hará fácil.

Acto seguido realizan los padres un acto especial donde el pañal es retirado y desechado. Colocando su nueva ropa íntima. Luego cada vez que alguien vaya al baño le debe pedir que le acompañe, y motivar a que se siente en la bacinilla.

 

Puede que no haga nada, de igual manera debe felicitarle y todos en casa aplaudir su gran hazaña. En caso de que se haga sobre la ropa, debes enseñarle que ya todo se ensucio, y ahora se debe cambiar, motivando igualmente a que para la próxima vez podrá aguantar e ir al baño antes de hacerse encima.

Al dormir llévalo al baño por última vez, justo cuando todos se vayan a la cama. En este paso debes tomar una decisión, ponerle el pañal una vez que esté bien dormido o dejar bajo la sabana un protector de dejarle dormir toda la noche en ropa interior.

Segundo día

Amaneció, en caso de haber dejado el pañal en la noche procede a retíralo antes que despierte. Y al abrir sus ojos le pidas ir al baño, justos harán las necesidades, se lavaran los dientes y la carita. Durante este acto exprésale tu alegría al ver que está creciendo muy rápido, este reforzará lo aprendido el día de ayer.

Luego del desayuno, planifica una breve salida, que no supere una hora, puedes ir al negocio de la esquina por la compra de un alimento o una breve visita a la vecina. De regreso ve derechito al baño y motiva de nuevo.

Al salir lleva una muda de ropa, porque es posible que ocurra algún accidente. Recuerda; no regañes. Solo muestra que para la próxima vez lo logrará y podrá ir al baño a tiempo. Minutos antes de acostarse a dormir todos, vuelve a llevar por última vez del día al baño.

Tercer día

Ya falta menos, se está en el último día, donde aprenden todos el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño en tan solo tres días?. Durante esta etapa, estarás observando que es capaz de aguantar y pide ir al baño.

 

Ester tercer día va a estar compuesto de dos salidas cortas similares al del día anterior, una en la mañana y otra en la tarde. No olvides llevar una muda extra y antes de salir y al llegar a casa ir directo al baño.

AL caer de nuevo la noche, conversa de nuevo con el niño o la niña, y hazle sentir lo orgulloso que estás por haber crecido a ser un niño grande que ya sabe usar el baño. Por lo que al otro día no debes bajar la guardia y debes estar atento. Pero a la vez disfrutando de la tranquilidad de haber dominado en tres días el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?.

Pasos para enseñarle

Es probable que en este parte de la lectura estas muy claro del cómo enseñar a un niño a ir al baño, más sin embargo. Hemos tomado la iniciativa de crear un apartado donde en resumen te guiaremos en lo que hemos denominado los once pasos del ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño rápido?.

Identifica las señales

Identifica las señales donde sabrás si el niño está listo, dándose luego de los 18 meses aproximadamente, reconoce e identifica lo que es pipí y popó.

Como dato curioso, se tiene que los niños en el continente latinoamericano empiezan a ir al baño más temprano que los niños de los Estados Unidos de América. Muchos expertos atribuyen este comportamiento a la cultura, puesto que las mujeres latinas salen pronto a trabajar y esto obliga a la independencia del pañal.

Enfatiza las respuestas positivas de este grupo de preguntas, donde la afirmación de todas ellas te dará una clara señal que el niño está listo.

  • ¿Obedece indicaciones sencillas?
  • ¿Camina y se sienta solo?
  • ¿Busca imitar a los adultos y/o hermanos en el baño?
  • ¿Puede subirse y bajarse la ropa interior solo?

Evita a toda costa presionarlo, debes ser paciente y comprender la etapa de enseñanza. Es importante tomar en cuenta que no todos los seres humanos somos iguales, y por defecto hay niños que son más aprendidos que otros. La meta es el dominar el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? y no crear un cara de estrés.

Considera

Es necesario considerar si los padres también están listos, puedes hacer en casa una serie de factores que pueden influir desfavorablemente ante el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?. Por ejemplo, la llegada de un nuevo bebé, u otro niño a la familia. Casos donde los padres se están separando o uno de ellos presente un delicado cuadro de salud.

Compra lo necesario

Trasladarse a un establecimiento comercial y ubica la bacinilla o asiento para poceta más apropiado y ajustado para el pequeño de la casa. Sobre todo si te tocara ambientarlo poco a poco para que entre al baño. Uno de los problemas más comunes a la hora de encaminar el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño? suele ser el temor al espacio.

Muchos niños le temen a lo grande, al que se pueden caer, e incluso, les aterra escuchar el sonido que hace la poceta al bajar la cadena. El orinal que escojas debe ser proporcional a tu hijo, y debe tener elementos de decoración y colores, para así atraer al niño visualmente a su uso.

Existe en el mercado un dispositivo que se llama pato; este va colocado justo en el asiento de la poceta, reduciendo significativamente el espacio del círculo, evitando la sensación incómoda de creer que se caerán dentro.

Junto a este están unos banquitos anti resbalantes, muy apropiados para que el niño suba y se siente con comodidad, sobre todo ante aquellas pocetas que por cuestiones de fabricación son muy altas para ellos.

Crea una rutina

Crea una hábito, una rutina para ir al baño, biológicamente suelen ir al baño al levantarse, después de desayunar, antes y durante el baño. Así que puedes fácilmente llevarlo en estos momentos, antes de ir a dormir y en momentos que consideres que ya su cuerpo a procesado lo que ha consumido y es hora de ir al sanitario.

Despide el pañal

Ante el primer momento que le quitas el pañal, este debe desaparecer en su totalidad, evita al máximo usarlo. O por lo menos mientras este despierto, si quieres evitar un accidente mientras duerme, colócalo cuando estés seguro que este bien dormido. Y luego retira antes de despertar.

Guíalo

Haz que vaya contigo al baño, guíalo, muéstrale cómo se hace. En el caso de las niñas mamá es su mejor ejemplo. Para los niños es papá quien le enseñará como ir al baño, pero primero le explicará hacer pipí sentado y luego de pie.

Explícale

Explícale por qué el pipí y el popó deben ir a la poceta, debes buscar hacerle entender que todos dejamos nuestras necesidades en la poceta, para luego ser descargado en otro lugar. Sacando de una vez provecho a las normas de higienes, donde lo orientas a lavarse las manos con agua y jabón luego de ir al baño.

Motivar

Motiva con frecuencia al baño, que no sea una tarea ni una obligación, debes distraerlo con actividades y juegos que le causen ganas de ir frecuentemente al baño. Este espacio de la casa se volverá por un tiempo muy concurrido. Por lo que mantenerlo aseado servirá de mucho para que su estadía acá no sea una tortura para el niño.

Adquiere ropa interior de entrenamiento

En la actualidad existe una gran variedad de ropas de interior apropiadas para el entrenamiento. Están una prendas que son desechables, por lo que al hacerse pipí o popó con tan solo retirarlo es suficiente.

También están los absorbentes, con las cualidades de un pañal pero diseñados como una ropa interior. Cualquiera de estos tipos de prendas de entrenamiento te será resultará útil, solo debes evaluar cuál usar, según el alcance de tus posibilidades y necesidades.

Previene los accidentes

Cuando estés fuera de casa lleva siempre ropa extra, recuerda que está en etapa de aprendizaje y es muy probable que ocurra un accidente. Dos o tres piezas que sean fácil de reemplazar, que no conviertan el momento en un tormento porque debes quitarle prendas muy incómodas que estaban llenas de pipí o popó.

Siempre ten a la mano una bolsa para resguardar esta ropa hasta llegar de nuevo a casa, ten en un bolso un paquete de toallas húmedas y un envase de talco. Implementos que son necesarios para el momento de recoger sus necesidades.

Entrenamiento nocturno

Aunque de día vaya al baño frecuentemente, controlar las necesidades en las noches será un poco más difícil. Por lo que te aconsejamos no liberarse aun de los pañales desechables. Y debes hacer una rutina que durará algún tiempo, levantándose a media noche para ir al baño. Colocando en su cama un material protector que protege al colchón del orine.

Celébralo

Celebra a lo grande cada vez que vaya al baño, con abrazos, obsequios, meriendas especiales. Demuestra al pequeño de la casa que está creciendo y ya hace cosas de niño grande. Esta es una etapa muy importante en sus vidas y todos los miembros de la familia se ven involucrados de manera directa.

Consideraciones finales

Concluimos este extenso pero detallado artículo aconsejandote sobre lo importante que es encaminar de la manera correcta el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?. Una etapa de su vida muy importante y tan necesaria como aprender a caminar, comer solos, hablar y empezar a leer.

En la que cada día debe ser lleno de eventos divertidos, acompañados por todos los miembros de la familia. Lleno de paciencia, antes de iniciar su primera etapa de educación. Momentos de valor y enseñanza ante el nuevo miembro del hogar.

En cuanto a las madres deben estar atentos de no dejarse influenciar por aquellas otras mamás que buscan desvirtuar el orden de las cosas. Es necesario que recuerde que no todos los niños son iguales, pero al final de todo llegará el momento en el que dejará el pañal. Y muchas acciones pueden traer reacciones, así que ingresa al siguiente enlace y conoce todo sobre las emociones secundarias.

Consejos

En caso de que tu niño tenga más de 4 años y aún no exista un control total de sus esfínteres, le aconsejamos llevarlo a un especialista, debido a que debe estar presentándose otro tipo de situaciones. Tampoco regreses a los pañales, una vez que lo dejes no puedes recaer y volver a usarlo.

De igual manera le dejaremos un vídeo muy ilustrativo, en el que sabrá un poco más sobre el ¿cómo enseñar a un niño a ir al baño?.

(Visited 1.019 times, 1 visits today)

Deja un comentario