MÉTODOS PARA ENSEÑAR A LEER A UN NIÑO

En este artículo aprenderás a ¿Cómo enseñar a leer a un niño?, conocerás las herramientas que ayudarán al niño en su desarrollo,es importante saber que todo ser humano tiene capacidad de aprendizaje solo debemos encontrar el que se ajuste a las necesidades del niño. Aprender y enseñar lo podemos realizar en cualquier momento pues no está establecido un periodo de tiempo y espacio.

 

Como enseñar a leer a un niño

Métodos tradicionales para enseñar a leer a los niños.

Durante la evolución del mundo se han conocido diversos modos de ¿Cómo enseñar a un niño a leer?, te invitamos a conocer las tácticas existentes y ponerlas en práctica con los  pequeños de la casa.

 

Todos tienen gran importancia, va depender de los estímulos que desarrolle el niño y observar  del entorno que llama su atención, es decir, les gusta los colores fuertes, los juguetes, esto puede ayudarnos para conocer por donde podemos iniciar el aprendizaje.

 

Método analítico.

 

Comenzaremos con la palabra y se le asocia un significado al final,  aprendiendo cada  combinación con sílabas y los sonidos de cada letra.

 

 

Se pueden asociar con imágenes que definan el significado de cada palabra,  logrando que identifiquen  de que se trata y por ende comprender rápidamente su significado.

Este método para los niños es motivador ya que podrán leer frases completas luego de repeticiones constantes, logrando comprender lo que leen de una manera más fácil.

 

Método sintético.

 

Se le enseñan las letras y sus sonidos para que poco a poco unan en diversas combinaciones  las sílabas, las  palabras y más tarde las frases.

Este método se utiliza normalmente en las escuelas primarias y  puede dividirse en diferentes formas de cómo enseñar a leer a un niño:

 

Alfabético

 

El desarrollo de este método consiste en aprender las letras y luego se avanzará a estructuras más complejas.

 

 

Silábico

 

En primer momento se enseñan las vocales,  las consonantes y luego pasamos a combinarlas formando silabas y después palabras.

 

Fonético

 

Se basa en enseñarle a leer a los niños  desde el sonido de las letras, desarrollando la capacidad de articulación y pronunciación de palabras.

 

Enseñar las vocales  y consonantes utilizando láminas con figuras de animales, objetos o frutas y cuyo nombre comiencen con la letra a enseñar.

 

Con la consonante Ch ella se debe enseñar en sílabas combinadas con una vocal, ejemplo: CH- CHI- CHILE, con su dibujo explicativo.

 

 

Algunos niños presentan inconvenientes al pronunciar la letra R, este puede que sea el caso tu hijo, si es así,  te invitamos a conocer los mejores ejercicios para pronunciar la letra R.

 

Con la consonante M se combina con las vocales para reseñar a los niños el sonido y luego se combinan las sílabas conocidas para construir palabras, ejemplo: mamá, ama, memo, entre otras.

 

Después de enseñarle varias palabras se comienza a construir oraciones, ejemplo: Mi mamá me mima.

 

Con los constantes ejercicios se logrará mejorar la lectura mecánica, lectura expresiva, los signos y por último la comprensión.

 

Mixto

 

Podemos trabajar con ambos métodos tanto el sintético como el analítico.

 

Por la parte analítica trabajaremos textos significativos para los niños, analizando todos los elementos que aparecen en él y por el lado sintético partiremos de elementos no significativos para los niños, ejemplo: una letra que podremos integrar  en un palabra frase o texto.

Método Doman

 

Comenzó en los años 50, cuando el médico estadounidense Glenn J. Doman,  trabajo con niños que sufrieron lesiones cerebrales y obtuvo un resultado exitoso, desarrollaron habilidades cognitivas (concentración, memoria, atención, razonamiento y control).

 

Entonces surgió la duda de cómo serían los resultados si se aplicara a niños sanos, después de muchas investigaciones el médico descubrió que entre más pequeños es más fácil su aprendizaje.

 

 

Uno de los principales pilares del método Doman para saber cómo enseñar a leer a un niño es a través de la repetición de las palabras, varias veces al día.

Funciona el Método Doman, ¿Por qué?

 

Básicamente suele adaptarse a cualquier niño, su éxito está en que sea una actividad divertida para los que participan y que se mantenga la repetición de la actividad para que quede grabado en el cerebro del bebé.

 

Según Doman, un bebé debe aprender hablar y a leer de manera simultánea, utilizando los dos hemisferios.

 

El bebé ve la palabra como una foto y escucha como se pronuncia, poco a poco, descubrirá como se combinan las letras que conforman ese sonido y esa palabra.

 

¿Cómo aplicar el método Doman?

 

Se comienza con unas tarjetas blancas, que pertenezcan a una sola categoría pueden ser: colores, animales, juguetes,  estas varían acorde a lo elegido a desarrollar.

 

Se deben decir en voz alta y de manera clara y fluida, no es necesario hablarle lento, estos ejercicios se deben realizar tres veces al día.

 

Existen también los denominados bits de inteligencia, procesándose por cualquiera de la vías sensoriales: visión, gusto, tacto y oído. Se agrupan en categorías las cuales favorecen la formación conexiones neuronales y deben ser novedosas, simples y concretas.

 

 

Fases para el método Doman

 

Existen cinco fases, las cuales te detallamos a continuación:

Fase Uno

 

Debes tener cuidado de no mezclar categorías y separar las sesiones entre 15 y 30 minutos. Solo debemos utilizar 25 tarjetas para evitar que el niño se aburra.

 

Palabras

 

Primer día. Se le muestra cinco tarjetas con una palabra escrita en cada una, pronunciando de forma clara, fluida y alta.

 

Segundo día. Repetiremos las cinco primeras y agregaremos cinco palabras más, pertenecientes a otra categoría.

 

 

Tercer día. Se repetirán las diez tarjetas vistas anteriormente y se le agregara otras cinco de diferente categoría.

 

Cuarto día. Se leerán las 15 palabras anteriores y se agregaran cinco más.

 

Quinto día. Deben leerse las 20 palabras anteriores y agregar cinco más.

 

Sexto día. Cambiaremos una categoría y agregaremos nuevas palabras de las mismas categorías.

 

Fase Dos

 

Se comienza con la formación de pares de palabras.

 

Pareja de palabras

 

Se utilizarán nuevamente las palabras de la fase anterior, agregándole juego de palabras, por ejemplo: ojos verdes, casa blanca. Juegos de contrario, ejemplo. Grande- pequeño.

Fase tres

 

Es recomendable crear un libro de pocas ilustraciones y paginas para leerlo en voz alta.

 

Oraciones sencillas

 

Introducimos verbos a las oraciones, entonces habrá (nombre, verbo y acción), ejemplo. Papá está durmiendo y  las letras pueden ser más pequeñas.

 

Fase cuatro

 

Puedes seguir agregando palabras o comenzar un libro nuevo.

Frases.

 

Deberán disminuir las letras el doble  del  tamaño de la frase anterior se recomienda a 2.5 cm, para de esa forma aumentar la cantidad de palabras.

 

Desaparece el color rojo en esta fase y se procede a colocarlas de color negro.

 

Luego de tener claro los cambios de tamaño y color,  incluimos artículos para posteriormente comenzar a formar frases.

 

Fase cinco

 

Es hora de elegir un extraordinario cuento para leer.

Cuentos.

 

Cualquier opción de cuento que desees escoger debes revisar que contenga de 50 a 100 palabras, con una sola frase por página, con ilustraciones y que en la medida de lo posible contenga un vocabulario nuevo para que el bebé no se aburra.

 

Se debe leer a una velocidad normal y con un tono claro, dos o tres veces al día.

 

 

El Método Doman no es un sistema estricto, más bien es flexible y admite modificaciones, por eso es importante adaptarlo de acuerdo a las necesidades de cada niño.

 

Si deseas tener más información acerca de los diferentes sistemas de aprendizaje de lectura para tu hijo, debes revisar este artículo: Conoce los métodos de lectoescritura más eficientes.

¿Existe una edad determinada para enseñar al niño a leer?

 

Recordemos que un bebé cuando nace va adquiriendo experiencias que estimulan su capacidad de aprender el lenguaje (Aprendizaje Kinestésico): las voces que escucha a su alrededor, las canciones, la televisión, la radio son estímulos que permiten que el bebé desarrolle  poco a poco su sensibilidad.

 

 

Quieres conocer cómo el entorno influye en el aprendizaje de tu bebé, descubre el siguiente artículo: Definición y características del Aprendizaje Kinestésico.

 

No se debe limitar al niño por cuestiones de edad, los padres deben observar el desarrollo del niño, es decir, cómo está funcionando el sistema motor, para incorporar a su vida un  método específico de aprendizaje.

 

Si desconoces el crecimiento motor, te invitamos a  leer este artículo y aclara cualquier duda, ¿Que es el desarrollo motor del niño?: signos de alarma.

Es importante leerle a los bebés

 

Si, se recomienda comenzarlo hacer desde el embarazo y a lo largo de toda su infancia. Entre más pequeño es más fácil que aprendan. Si deseas conocer más sobre los diferentes estímulos que pueden ayudar al desarrollo de tu bebé, lee este artículo: Técnicas y beneficios de la estimulación prenatal.

 

 

A medida que tu bebé vaya creciendo se divertirá más y a partir de los 2 años tu bebé comenzará a entender las lecturas, logrando estimular su imaginación por medio de las imágenes y colores.

 

Lo más importante, fortalecerás el vínculo con tu hijo de una manera natural y enriquecedora para ambos.

¿Cómo enseñar a leer a un niño de 3 años?

 

Es válido, un niño desde los 3 años posiblemente puede mostrar interés por la lectura.

 

¿Cómo enseñar a leer a  un niño de tres años?  Es fácil, con  palabras sencillas, asociándose a imágenes, más adelante, a partir de los 5 y 6 años se podrá iniciar con el deletreo y análisis de las palabras.

¿Cómo enseñar a leer a un niño de 7 años?

 

Los 7 años de edad es una etapa única donde las habilidades de la lectura se establecen rápidamente, aunque la mayoría de los padres realmente esperan la etapa escolar para comenzar a fomentar la lectura, debemos aclarar que es fundamental tu apoyo.

 

La familia y la escuela son de gran importancia para el desarrollo de un niño, juntas se les a denominada pedagogía sistemática, táctica que permite resolver los diferentes inconvenientes, estos pueden ser: educativos o de conducta.

 

¡Anímate! que la pedagogía no solo se estudie. Descubre junto a tu hijo si posees este maravillosos don, si quieres saber más, ve este artículo: Pedagogía sistemática: características y beneficios.

 

Sugerencias para enseñar a leer.

 

Estos te  servirán como guía para ayudarlos en  su etapa de aprendizaje.

Cultivar

 

Como padre es importante no solo cultivar el aprendizaje de tu niño, sino también el propio, por ende te invitamos hacer ejemplo para tu hijo, al observar en su entorno el gusto que tengas por la lectura lo motivaras a ser curioso y poco a  poco comenzara a querer leer por sí solo.

 

Además, se convertirá en un vínculo no solo de aprendizaje sino de entrega y amor.

Aprovechar el entorno

 

Hemos visto que existen distintas tácticas de  cómo enseñar a un niño a leer, estar en casa es una oportunidad extraordinaria para no detener el aprendizaje.

 

Pero una herramienta que puede servir es nuestro entorno, cada vez, que veamos letreros en una tienda, en nuestras casas podemos identificar cada objeto, es decir, podemos colocar los nombres a cada uno  y automáticamente asociara la palabra de manera visual y auditiva.

 

 

Pronunciación de los fonemas

 

No debemos olvidar que existen diferencia entre la letra gráfica y los fonemas, poco a poco, debemos ayudarlo ara que no exista problema, ejemplo: la “M” no es “eme” sino “mmmm”, al conocer esa pronunciación correcta  sabrá que no es “Emearco” sino “Mmmmarco”.

Memoria

 

Permite que memorice algunas palabras básicas, ejemplo: hola, casa, mamá, también su nombre, el de papá, el de mamá, logrando que relacione letras y sonidos.

Música

 

¡Genial! una buena canción los ayudara a no solo aprender sino a disfrutar ambos de una manera divertida.

 

Juegos

 

Son herramientas versátiles para el aprendizaje y existen muchos que puedes aprovechar para enseñarle a tu niño. Desde recortar dibujos y luego que los identifique, hasta la gran opción de crear tus propios juegos.

Contar historias

 

Es permitir que la imaginación de sus hijos vuele y la experiencia será divertida y beneficiosa para ambos.

Conversa con tu hijo

 

Acerca de cualquier cosa, puedes comenzar preguntando cosas básicas que color le gusta y coméntale cuál es tu favorito y ¿por qué?,  esto abrirá a su mente y podrá tener diferentes opciones de palabras.

Películas

 

Al disfrutar una película enciende los subtítulos, esta acción le permitirá practicar sus habilidades de lectura y  su velocidad al hacerlo. Podrá diferenciar  el tono utilizando diferentes situaciones y circunstancias.

 

 

Si quieres practicar con tu  hijo, te invitamos a visitar el siguiente artículo que contiene los mejores ejercicios para aprender a leer.

¿Cómo enseñar a leer a un niño con autismo?

 

El autismo es un  trastorno de origen neurológico que afectan tres grandes áreas:

-Comunicación.

-Conducta.

-Habilidades sociales.

 

Es necesario, que los padres animen a su hijo y promuevan su inclusión social. En su casa se debe estructurar su día, ellos deben saber que hacer por anticipado por que no tienen sentido de ubicación ni del tiempo.

 

 

No suelen aprender por imitación, como otros niños, se pueden dar  auto-estimulación con luces y sonidos, si los necesitan esta actividad puede tranquilizarlos.

 

Son aprendices visuales, se debe  trabajar entonces la relación imagen -objeto, no hablan en gran parte por que no relacionan las palabras con el objeto o su significado específico. Tienen rutinas fijas y esto los ayuda y les da mucha seguridad.

 

Sus periodos de atención son cortos, se pueden interesar por una temática, videojuego o comiquita en particular dedicando horas de su tiempo a jugarla o contemplarla.

 

 

Para incrementar el interés de nuestros niños en el aprendizaje podemos utilizar la temática, por ejemplo, le gustan los dinosaurios podemos enseñarles las letras con este animal, colocar varios en serie para incentivar los números y hacer que describan los colores que ven en cada tipo.

 

No solo se debe desarrollar la investigación verbal(es decir lo que ven), sino fomentar la instigación física (tocarlo suavemente hacia donde quieren que vea), mostrarle funcionalidad y la relación con lo aprendido hará que pase de una memoria corta a una de largo plazo.

 

Podemos obtener más ganancia en el lenguaje lectoescritura que debe ser igualmente fomentado (incluso tanto o más) que el habla. Escribir suele ser un medio de comunicación y expresión de emociones. Sentimientos más viables y menos invasivos para ellos.

 

 

Dependiendo de las temáticas de interés del niño podremos utilizar música, donde se tenga leyenda con las letras y también los colores, con la importante acotación que las canciones elegidas deben ser claras, sencillas, bien pronunciadas y sobretodo repetitivas.

 

Es importante disminuir los intereses restringidos para que ellos sean más flexibles y que puedan reintegrarse mejor socialmente.

 

(Visited 1.660 times, 1 visits today)

Deja un comentario