EL MALTRATO: ¿CÓMO AYUDAR A UNA MUJER MALTRATADA?

¿Cómo ayudar a una mujer maltratada? Pregunta que hace un tiempo rondaba por mi mente. Déjame contarte acerca de María, trabaja conmigo. Llega el lunes, ingresamos a la oficina y otra vez con unos moretones, ya me ha dicho que su piel en sensible pero ya es el tercero en este mes.

Me pregunto si esto solo será cuestión de sensibilidad o hay otra cosa más. Le pregunto y vamos con lo mismo, pero María no es la misma este último año, está más delgada, más frágil, más irritable. Quiero y a la vez no involucrarme, ¿qué debo hacer? ¿María necesitara mi ayuda?

 

cómo ayudar a una mujer maltratada

Mujer maltratada

Al hablar de maltrato, este puede provenir de cualquier género, pero específicamente en este articulo nos enfocaremos en la mujer y resolver la interrogante ¿cómo ayudar a una mujer maltratada?, el maltrato como su nombre lo indica es un mal trato que perjudica, menoscaba o daña a quien lo sufre, siendo el violento quien obra con ímpetu de modo regular.

Si bien, es un tema que desde hace mucho se le viene haciendo publicidad, desde charlas, conferencias hasta libros, es un tema que sigue siendo tabú.

Un tabú para muchas mujeres que lo experimentan a diario y callan. La violencia o maltrato no solamente se queda allí si no en ciertos casos, termina con la muerte de la víctima.

Las estadísticas en España nos dicen que para el 2016 murieron 44 mujeres por violencia doméstica, cifra que se mantuvo en el 2017, mientras que, países como Venezuela para el 2019 fueron 22 femicidios, adicional a un 17% de casos de homicidios por averiguaciones (aproximadamente 4670 casos) que podrían incluir violencia de genero.

Como consecuencias de estas cifras y otras más trágicas a nivel mundial, se han levantado movimientos pro-vida a favor de los derechos de la mujer. El lema que ha impulsado todos estos movimientos, ha sido “mujer, no calles, denuncia”.

Lema que, pese a sus buenas intenciones, resulta ser todo un desafío para aquellas mujeres que atraviesan la violencia doméstica, primero por miedo de represarías, segundo por causas sociales, tercero por apego al victimario, cuarto por desconocimiento de leyes que las amparen, quinta por separar al padre (hijos de por medio) y sexto por intereses económicos.

¿Como reconocer a una víctima de maltrato?

Al principio les hable de María, como ella, hay otros nombres, que no son necesarios revelar. Son mujeres que sufren en el anonimato, y son victimas del maltrato: ¿Cómo reconocerlas? Quizás, ¿trabajarán conmigo? ¿seamos amigas del colegio de mis hijos? O simplemente ¿es mi vecina? ¿mi hermana? ¿mi madre?

Red social escasa

Son mujeres que no interactúan con muchas personas, de hecho, solo se le conoce uno que otro amigo, no suele participar en actividades sociales, prefiere estar en casa, los familiares suelen vivir lejos, o al menos el acercamiento de familiares es escaso.

Síntomas depresivos

Se observa como sus niveles de angustia han aumentado, no se le ve tranquila, sino mas bien sumida en sus pensamientos, tal vez sonría, pero se mantiene esquivando todo tipo de acercamiento, se avoca al trabajo, suelen ser muy activas.

Cambios físicos: apariencia y manera de vestir

Se notan estos cambios físicos en su apariencia como mujeres cansadas, con ojeras por no pasar buena noche, debilitadas, en algunos casos suben de peso, en otros bajan, también sus patrones de ejercicios  y alimentación o falta de este hallan cambiado.

Si antes se le veía como a una mujer coqueta, maquillada, y perfumada, se puede observar como se viste de manera reservada, no se exhibe, y tiene menos o poca interacción con hombre sobre todo si su pareja esta presente.

No es autónoma

La persona no puede tomar decisiones por si misma, son reservadas, sumisas, no expresan sus necesidades, han abandonado su autonomía y todo lo consultan con sus maridos. Pese a que hay que ser comunicativas con la pareja, dicha mujer se va a los extremos perdiendo su individualidad.

Moretones y golpes notorios

Cuando le preguntas a la mujer ¿Cómo te hiciste ese moretón? Y comienza a colocar excusas poco creíbles para el daño que se observa, como “me caí ayer”, “me tropecé”, “es que soy torpe”, “tengo piel sensible” y esto sucede de manera frecuente, puede tratarse de algún tipo de maltrato.

Estas características pueden variar en cada mujer, no son de manera exclusiva, pero si son referenciales. Si observas cambios significativos en una mujer que conozcas, aunque no te cuente, te contamos como puedes ayudar a una mujer maltratada.

El maltrato comienza en casa: identificar el agresor

La violencia generalmente se manifiesta en casa, por parte del esposo o pareja sentimental de la afectada. Claro está, esto no siempre fue así, generalmente, en la etapa de cortejo todo va de maravilla, el se presenta como la persona ideal, cumple todas las expectativas.

Aunque algunas mujeres se casan con hombres violentos o temperamentales, y creen que cambiaran, al contrario se tornan mas violentos.

Quizás esta actitud sea cierta en un principio, posteriormente conforme a que la relación va avanzando comienza a vislumbrarse algo oculto, de manera sutil: un reclamo, una prohibición, la subida de tono al discutir, una amenaza, levantar las manos en forma agresiva, un empujón, la humillación y el primer golpe indefenso.

Sin embargo, el perfil de los maltratadores suele ser narcisista, divertido y extrovertido por lo que es difícil identificarlo como una pareja violenta o toxica. Cuando en una pareja se pierde el respeto, la confianza, la seguridad y los limites propios que se deben tener, es posible que uno de los dos ha comenzado a tomar el control de toda la relación.

Allí es cuando empiezan las cosas a escaparse de las manos, las causas pueden ser muchas, por las cuales el hombre quiere dominar la relación, como inseguridad, problemas de identidad, falta de empatía, celos, problemas mentales, obsesión, padre violento, entre otros.

Estos comportamientos agresivos van alternados con otros compensatorios que hacen de la violencia un ciclo, por eso el primer paso es identificar ciertos comportamientos dañinos en la pareja de la víctima, no dejarse llevar por las “apariencias”. Después de ello, se debe reprobar ese tipo de actitud y/o comportamiento.

¿Cómo ayudar a una mujer maltratada psicológicamente?

Por lo general, el maltrato psicológico se fomenta con actitudes de culpa sobre la víctima, palabras hirientes o humillantes (así sea en forma de broma), y posteriormente aislando a la víctima. Así que para ayudar a una mujer maltratada no debes permitir que se quede sola y “aislada”.

  • Mantener el contacto por teléfono: llamarla, SMS, vía WhatsApp, correo, Instagram o cualquier red social.
  • Hacerla sentir querida, valorada y especial.
  • Escucharla y atender sus preocupaciones y dudas.
  • Establecer un grupo de amigos que conozcan la situación y puedan turnarse para brindarle apoyo.
  • Compartir con familiares y amigos a espacios saludables y realizar actividades.

La violencia psicológica es penada, por lo que si alguien del grupo de amigos, un familiar o un desconocido se percata de este tipo de violencia, es posible denunciar. Recordemos que la violencia nos involucra a todos, por lo que debemos censurar todo comportamiento agresivo.

Si la mujer víctima, es la quien pronuncia la alarma y manifiesta lo que le ocurre, lo que debemos hacer es:

  • Conocer donde se encuentra.
  • Mantener el contacto vía telefónico, no dejar de conversar en ningún momento.
    Notificar al 911 o algún número de emergencia como la policía municipal sobre el acontecimiento.
  • Que alguien cercano se aproxime a la ubicación.

¿Cómo ayudar a una mujer maltratada físicamente?

La forma de ayudar a una mujer maltratada físicamente es tomar en cuenta las indicaciones anteriores (violencia psicológica) ya que suelen ocurrir antes del maltrato físico. Después se debe tomar en consideración las medidas hospitalarias adecuadas.

En este caso, la persona que se aproxima a la mujer, debe verificar las consecuencias de la violencia física como moretones, fracturas, laceraciones, y demás, si las hay, y de ser posible involucrar a otra persona para que sean testigos de ellas.

Mientras que la persona que se mantiene en el teléfono, debe llamar a una ambulancia, o atención medica que pueda suplir la asistencia necesaria que requiere la víctima. Además de notificar a policías, defensoría civil, asociaciones o demás entes que se encarguen de manera legal de estos trámites. Conjuntamente brindaran asesoría a la víctima.

Te comparto el siguiente vídeo que tiene como título “violencia de género: como ayudar a una mujer maltratada”

¿Cómo ayudar a una mujer que no quiere denunciar?

Para comprender por que muchas mujeres no quieren denunciar, recordemos que se trata de un ciclo que comprender el sometimiento, instiga y control sobre la víctima. Problemas del tipo social, suelen ser frecuente, es decir, la mujer verse expuesta a este tipo de escándalo en una urbanización o ciudad donde todos se conocen.

Otra de las razones es del tipo tradicional, es decir, “mi mamá estuvo casada con mi papá, durante 60 años y paso por muchas situaciones, pero resistió y por eso su matrimonio se mantuvo por tanto tiempo”. Con todo respeto, su mamá tomo esa decisión, al igual que su abuela, usted no tiene por qué soportar este tipo de situaciones.

También hay unas mujeres que se excusan en que “el cambiara” o “un buen hombre”. Y si, es un buen hombre, pero no uno bueno para ti. Hay quienes piensan que asistir a secciones de terapias matrimoniales e individuales podría resultar ser una alternativa viable, pero es importante medir en que punto esta el maltrato, ya que hay cosas que simplemente no tienen reversa.

Ciclo de violencia

Estallido, compensación, tensión de nuevo, y se regresa al punto inicial: estallido. Al inicio se suele pensar que se tiene el control de la situación, por lo que algunas mujeres tratan de remediar las cosas: evitan ciertas personas, dejan de asistir a algunos lugares, no usan un tipo de ropa y desisten de hablar sobre ciertos temas.

En el periodo anterior, ya la mujer esta percibida sobre un comportamiento irregular de su pareja. Seguidamente, el agresor se vuelve complaciente y afectuoso, unas flores, unos chocolates, palabras bonitas, un viaje a la playa, o simplemente pasan tiempo juntos. A esta etapa se le llama compensación o “doble fachada”.

En esta etapa, la mujer asume que el cambio en su comportamiento fue lo que genero esta bondad desmedida de su pareja por lo que lo sigue haciendo. En sus pensamientos, fue su culpa lo que resulto en que actuara de esa forma, si solo se hubiera comportado correctamente.

Es entonces cuando regresa la tensión. De todo ello, se ha vuelto avanzado el maltrato cuando hay amenazas. Finalmente, esta amenaza puede suponer suicido, homicidio hacia la víctima o hijos. Esto es lo que mantiene cautiva en el ciclo a muchas mujeres.

Caen en Círculos viciosos

Hay mujeres que simplemente no se dan cuenta del ciclo interminable que están viviendo, si se les pregunta, sencillamente justifican el comportamiento de su esposo o pareja. Como amigo o familiar se preguntaran ¿cómo ayudar a una mujer maltratada? debes hacerla entender que “no es normal la situación que atraviesa”.

Muéstrele folletos, vídeos, información, consultas que le permitan percatarse del daño al que se está sometiendo:

  • Los celos, maltratos y controles, no son amor.
  • Los problemas se arreglan en base al dialogo mutuo, no a través de gritos y empujones.
  • Las humillaciones en público no son bromas, debe haber empatía.

La cuestión no es presionar a la víctima, ya tiene bastante con la situación que atraviesa, y mas si hay niños, sino ir guiando, esto puede llevar tiempo, antes de que la mujer decida hacerlo por su cuenta, pero con perseverancia, respeto, y el apoyo de familiares y amigos puede ser una buena manera de sobrellevarlo.

Si ha pasado un tiempo, y la mujer sigue indecisa. Se debe consultar a expertos a los que se le informe de la situación y puedan brindar las herramientas adecuadas. Esto es debido a que este estado puede ser “intermitente” y por lo tanto puede volverse mas peligroso de lo que se espera.

Intervención de expertos

En la mayoría de los casos de violencia, después de la separación del agresor, es necesaria la intervención de expertos que le expliquen a la mujer que ocasionó este ciclo, porque el apego emocional y como superar la culpa, la baja autoestima y las secuelas del maltrato.

Los expertos en psicología, criminalística, derecho, medicina y trabajadores sociales, son los profesionales que se encargan de llevar los casos y tramites, adicionalmente brindar ayuda a las víctimas para que puedan replantearse cambios que les ayude a continuar con su vida.

Este proceso de sanidad, no es igual para todas, ya que dependerá del apoyo que reciba, de propiamente la mujer y su deseo por superar la crisis, pero también del tiempo que estuvo expuesta al maltrato.

Consecuencias que sufre una mujer maltratada

Las consecuencias que atraviesa una mujer victima del maltrato, pueden ser variadas desde psicológicas, físicas, sexuales, sociales hasta económicas. A continuación, te detallamos brevemente cada uno:

Psicológicas

Las consecuencias suelen ser variadas, desde estrés, perdida de autoestima, sentimientos de culpa, aislamiento, vergüenza, fracaso y ansiedad. Todas estas provienen del hecho de ser repetidamente abusada sus emociones e intentos de hacer las cosas bien.

Físicas

Pueden ir desde moretones sencillos, hasta grandes hematomas, laceraciones, rasguños, cortes, hasta algún tipo de impacto de arma. Algunas mujeres presentan alopecia, dolores de cabeza y alteraciones del ciclo menstrual.

Sexuales

Están relacionadas con trastornos ginecológicos como vaginismo, muchas veces el maltrato ocurre durante el coito sexual cuando la mujer es obligada a ciertas posturas, o acciones a los que “por diversas razones” no accede, por lo que el hombre la somete y arremete aun en contra de la voluntad de la mujer.

Sociales

Debido al aislamiento que generalmente busca el agresor, la mujer se ha alejado de familiares que intentaban ayudar o mantenían una relación cercana con ella. Además de contactos sociales que provenían de lugares como los propios trabajos, oficinas, gimnasios y actividades como yoga.

Económicas

Debido a la separación, suele haber una escasez económica importante, sobre todo si la mujer ya había abandonado el área laboral y tiene hijos.

Hijos de padres violentos

La vida social de un niño empieza en su entorno familiar, por lo que los padres, hermanos y demás integrantes del núcleo, son vitales para el pleno desarrollo de su conducta. Por esa razón, se espera que los hijos de padres violentos, lo sean también.

Con esto no solamente englobamos aspectos físicos, sino mentales y psicológicos como manipulación y control. Niños que se van desarrollando con sentimientos y pensamientos de indiferencia y superioridad para con el sexo femenino.

A veces lo que ocurre es que el padre es violento con la madre, en presencia de los hijos, entonces en situaciones de estrés o después de la jornada laboral, la madre, desahoga su frustración en los hijos, y estos a su vez, en su hermano más pequeño o en compañeros en el colegio. Por eso es que violencia, genera mas violencia y se repite el patrón.

Los hijos de padres violentos, pueden presentar una de tres personalidades, la primera es que puede volverse retraído, tímido o de escasa habilidad para socializar. Este es uno de los casos, también se puede observar con un comportamiento victimario, liberando ira y agrediendo a otros en la misma manera que se siente o mayor.

Finalmente, la ultima personalidad es protectora, esto es más común en los primeros hijos o ya mayores de edad, que puede asumir la carga de sus hermanos más pequeños y su madre. Sea cual fuere el caso, la violencia domestica es terrible y afecta a toda la familia, lo que puede llegar a marcar a los hijos, y por lo tanto también requieren atención.

Mujer, comienza de nuevo

Hay algo tan adictivo, neurótico e irrespetuoso con la vida que venias llevando al lado de él, que simplemente ser mas delgada, guapa, cubrirte lo suficiente, renunciar a hablar con ciertas personas y dejar de frecuentar otras, no le bastaba.

Pero no todos los hombres son así. Quizás ahora mismo no estés abierta a que te conozcan de esa manera, requieres de tiempo para aprender, superar y sanar. Te ha costado unas cuantas lágrimas y mirar a otro lado.

Pero quiero decirte que eres un milagro, tan especial, fuerte y emancipada que simplemente rendirte no te está permitido. Vales mucho más, de lo que él decía. O acaso no sientes que mereces más que lo poco que él hace por ti, una compañía solitaria, fracturada y mal pagada.

Por eso, “abre los ojos”. Debes trabajar en tu identidad, esa que fue abandonada, que fue desplazada para complacerlo a él, y ahora fortalecerte, haber escapado a tiempo, es tu ventaja. Sigue adelante, mi pequeña guerrera, estaré rogando por ti y comienza de nuevo.

(Visited 311 times, 3 visits today)

Deja un comentario